Reseñamos Estrellas rotas, de Ken Liu (Ed.) | Videojuegos,Análisis,Noticias

Estrellas rotas, de Ken Liu (Ed.)

Las antologías literarias son un territorio complejo y, para el compilador, temible, pues ha de saber reunir en un mismo texto una gran diversidad de miradas, de estilos, sin que el mismo se resienta o desequilibre. Acometer esta tarea es de valientes y Ken Liu lo es, y por partida doble además: hace tres años Lee Runas nos brindó la posibilidad de leer Planetas invisibles, una antología donde dio espacio a diversas narraciones de diferentes escritores chinos adscritas al género de la ciencia ficción. Una obra absolutamente imprescindible para los amantes del género. Ahora, aparece, nuevamente de la mano de Lee Runas, la segunda antología del escritor chino-estadounidense: Estrellas Rotas. Lejos de quedarse en una mera ampliación de lo ya expuesto, Ken Liu cambia los criterios de compilación para dar voz a una mayor diversidad de autores, dándonos la oportunidad de conocer nuevas voces: catorce autores que vienen a demostrarnos que corren muy buenos tiempos para la ciencia ficción china.

Supongo que, como a muchos, yo accedí por primera vez a la ciencia ficción china de la mano de Cixin Liu y su magistral trilogía titulada El recuerdo del pasado de la Tierra (conformados por El problema de los tres cuerpos, El bosque oscuro y El fin de la muerte): una obra aboslutamente desbordante de imaginación y con un estilo y valentía muy inusual. Y supongo que, como a muchos, me quedé con ganas de más, con ganas de descubrir nuevos textos: por fortuna, Ken Liu nos ha vuelto a brindar esta oportunidad. Estrellas rotas no es solo una excelente antología, sino que, ante todo, es una antología necesaria: la ciencia ficción china, actualmente, es un territorio casi ignoto dentro del panorama editorial pues más allá de Cixin Liu poco ha llegado hasta nuestro país. Para nuestra fortuna, Ken Liu y Lee Runas nos ofrecen esta segunda antología conformada por una miríada de textos que dan buena cuenta de la riqueza del género en China.

Por supuesto, no diseccionaré uno a uno las dieciséis narraciones de los catorce autores y autoras que componen este texto, pero os puedo asegurar que ninguno de ellos tiene desperdicio: cada uno de ellos es una propuesta refrescante, original y, sobre todo, sorprendente. Sorprende la capacidad de crear distopías de Han Song, un escritor que baila entre el humor, la ironía, la política, el realismo… Tang Fei hace aflorar, en su narración «Estrellas Rotas», el lado más oscuro del ser humano, envuelto en un velo de misterio y extrañamiento que hacen que nuestro mundo parezca venido de otro planeta. Brillante es Jia Xia en «Buenas noches, melancolía», un texto que desdibuja el límite entre la máquina y lo humano, creando una frontera invisible que nos permite ver el alma de las máquinas y los mecanismo de la carne. Y así podría seguir con los textos de Cixin Liu, Chen Qiufan, Anna Wu… Todas las narraciones dejan poso en nosotros pues Ken Liu no es solo un narrador excelente que se mueve como pez en el agua entre la fantasía y la ciencia ficción (de ello dan buena cuenta El zoo de papel, La gracia de los reyes, El muro de las tormentas…) sino que además tiene la sensibilidad literaria necesaria para ser un gran compilador.

Por si todo esto no fuera, ya de por sí, suficiente, Estrellas rotas se cierra con tres ensayos que nos introducen en la historia de la ciencia ficción china así como en el estudio académico de este género, para cerrar con una reivindicación del género en China. Tres textos breves, sí, pero que tienen la capacidad de crear reverberaciones que hagan que los lectores comiencen a indagar más allá de esta antología y se sumerjan en aún más en la propuesta.

Estos ecos, junto con las narraciones que conforman el cuerpo de esta antología, tienen la culpa de que, al cerrar las página de este libro, clamemos por más: es ilusionante saber que nos queda mucho camino por descubrir. Ken Liu se ha (re)descubierto como un incomparable guía, un maestro de ceremonias que nos ha permitido degustar una serie de textos y autores absolutamente espléndidos. La antología es un arte sutil, delicado, pero Ken Liu lo borda y nos propone adentrarnos en espacios y tiempos de los que no querremos marcharnos.

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies