Análisis de DEX | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis de DEX

FichaNoticiasAnálisisImágenes


 

Me gusta lo ecléctico. Mezclar ideas y dar lugar nuevas formas de entender entornos y géneros suele ser una buena idea, y es de esta mentalidad que han nacido algunos de los juegos que más he disfrutado en los últimos años.   Es por eso que con la premisa inicial de DEX, un metroidvania con gráficos pixelados de ambientación cyberpunk con un fuerte componente de rpg, se me hacía el culo pepsicola. Sin embargo, pese a tener un primer contacto enormemente prometedor, la sensación que queda una vez se llega al final de esta aventura es agridulce. Dulce porque hemos pasado cerca de 15 horas a los mandos de un personaje muy carismático recorriendo las laberínticas calles Harbor Prime y porque la historia es francamente interesante y los toques roleros tanto de build de personaje como de conversación están muy bien insertados. Agria porque es título es víctima de su propia ambición. Pero empecemos por el principio.

Dex no hace prisioneros y arranca metiéndonos en harina de inmediato. La protagonista homónima tiene que salir disparada de su apartamento para huir de la implacable corporación llamada “El Complejo”. Tras un pequeño tutorial, el juego nos deja a nuestro aire y es entonces cuando todo lo bueno del título de Dreadlocks empieza a emerger. El mapeado es enorme y desde el principio se plantea como un enorme laberinto lleno de bifurcaciones y de secretos que, como en todo buen metroidvania, no serán accesibles al principio, y que requerirán el aprendizaje de nuevas habilidades. Además muy pronto en el juego tendremos que hacernos con el sistema de hackeo, un clásico de juegos con esta ambientación y con las conversaciones para medrar por los bajos fondos y poder ir cumpliendo los objetivos y misiones, llegando en muchos casos a tener un funcionamiento más cercano a la aventura gráfica. El elemento rpg aflora aquí, teniendo muchísima influencia en el crecimiento de nuestro personaje, pudiendo aumentar sus parámetros, su destreza a la hora de, por ejemplo, abrir cerraduras, o incluso consiguiendo aumentos cibernéticos para nuestra protagonista de pelo azul. Además, el ya mencionado sistema de diálogos nos llevará, según las decisiones que tomemos, a acabar la misión de forma pacífica, o a resolver los asuntos por la fuerza bruta.

¿Todo bien hasta aquí? Vaya que sí. El problema viene, precisamente, cuando llega el momento de recurrir a la violencia para poner los asuntos en su sitio. Y es que aunque el apartado artístico está bastante bien, las animaciones son medianamente torpes. Y esto tiene una influencia grande en los combates. Los encuentros con enemigos nos empujan al continuo movimiento, bloqueo, esquiva y ataque. Y con las animaciones tan limitadas, bloquear y esquivar, dos acciones esenciales, se vuelve una tarea titánica, y requiere una práctica y esfuerzo grande para ajustarse al timing, que es muy lejano al que al menos yo considero el natural.

Podríamos, claro, soslayar este aspecto, si no fuera porque el combate es abundante desde el principio de la aventura. Y es una pena, porque se nota que el equipo de desarrollo ha puesto mucho empeño en que el combate sea profundo, que haya cantidad de opciones a partir de la build de nuestro personaje, pero como comentaba al principio, la ambición ha provocado esta situación en la que, como se dice en españa, el que mucho abarca poco aprieta. Quizás si se hubiera invertido más en tener menos posibilidades pero un combate más fluido el resultado hubiera sido mucho más satisfactorio.

Y es por ello que, como ya he dicho, Dex deja un regusto agridulce. Porque es de ese tipo de juegos que sientes que con unos pocos ajustes te habrían llegado directo al corazoncito, pero desgraciadamente se quedan a las puertas de mi olimpo personal. No obstante, es un poderoso testigo de lo que es capaz este estudio, al que habrá que seguir la pista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEX

7.4

Historia

8.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Diseño Artístico

8.0/10

Diseño de Sonido

7.5/10

A Favor

  • Apartado artístico muy logrado
  • Sistema de conversaciones profundo y con posibilidades
  • Toques de RPG

En Contra

  • Las animaciones de los personajes
  • El combate cuerpo a cuerpo resulta torpe e impreciso.
¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies