Análisis Returnal

Análisis Returnal

19 mayo, 2021 0 Por Alejandro Soto

“HAZ TUYO EL CICLO, Y RÓMPELO”

Si has estado atento a la industria y las tendencias del videojuego (que si estás aquí seguramente lo hayas estado), habrás visto como el género roguelike se ha puesto bastante de moda desde que Hades causara furor entre los jugadores. Housemarque se ha querido sumar con nada mas y nada menos que un juego Triple A basado en este género. Hoy hemos venido a hablar del primer exclusivo de Ps5 en 2021, Returnal. Viene desarrollado por Housemarque y está disponible desde el día 30 de abril. En él, encarnamos a Selene, una exploradora espacial que aterriza accidentando su nave en Átropos, un planeta bastante hostil en el que todo te intentará matar. Deberás aprender a recorrer el mundo a la vez que la protagonista, para abrirte paso por él y descubrir el misterio del ciclo temporal en el que te ves envuelta.

Seguro que también te interesa nuestra review de Terminator Resistance Enhanced

No te pierdas todos los vídeos de nuestro canal de Youtube

Returnal es un juego que abarca no pocos géneros, bebiendo de todos, pero sin ser enteramente ninguno. Tenemos roguelike, arcade, third person shooter, bullet-head y hasta un poco de plataformeo. Coge cositas de cada uno de ellos, pero ante todo se centra en el roguelike. Se centra en repetir el ciclo, en aprender de cada run y de tu muerte para así poder llegar mas lejos en la siguiente. Pero ¿tenemos que pasarnos el juego de una sola vez? Lo cierto es que no. El juego se divide en diferentes biomas con sus diferentes jefes finales que una vez superados no habrá que repetir aunque mueras. Y aquí es donde entra la mezcla entre juego triple A de larga duración con el juego estilo roguelike. Una mezcla bien conseguida, aunque como comentaremos, también tiene sus pegas (nada puede ser perfecto).

¿Qué es esto del ciclo? ¿Cómo un juego de tantas horas va a haber que pasarlo de una vez? Tranquilo no corras, todo tiene su por qué. El funcionamiento es muy sencillo. Como hemos dicho hay que pasarse el juego de una vez, partiendo desde tu nave espacial. Pero cada vez que completemos el boss de cada zona ya no tendremos que volver a pasarlo, aun que si será necesario volver a pasar por esa zona para acceder a la siguiente.

Morir es parte del juego y de su narrativa. Con cada resurrección iremos descubriendo los secretos que esconde el planeta, su civilización, y lo que más puede importarnos, el ciclo temporal de muerte y repetición en el que está atrapada Selene. Todo esto se desvela a través de una narrativa, llamémosla: semi encriptada. Será la propia Selene, mediante notas de audio, la que se cuenta a sí misma anotaciones y descubrimientos del planeta. Las encontraremos en nuestro propio cadáver, el cual ya ha experimentado el mismo ciclo que tú (fallando obviamente). También descubriremos que ha pasado con la civilización nativa del planeta, aparentemente extinta, mediante antiguos escritos tallados en piedra (llamados xenoglíficos) y diferentes formas de archivos.

Si su forma de contar la historia no te atrae, descuida, que ahora viene lo mejor: su jugabilidad adictiva, divertida y exigente.

Se trata de un shooter en tercera persona, pero sin las coberturas a las que otros títulos de este corte nos tienen acostumbrados, dando así un grado mas de frenetismo a nuestro gameplay. Frenetismo que se verá acentuado más aún por la cantidad de elementos hostiles que habrá en pantalla, tales como enemigos y sus muchos “disparos”. Toda esta cantidad de proyectiles y nuestro deber de esquivarlos son el punto “bullet-head” del juego, como ya hicimos referencia al principio. Cuando digo muchos proyectiles, digo MUCHOS (ándate con cojo y aprende en cada run).

Para hacer frente a tal vorágine de enemigos Selene te permita usar distintas armas, pero solo de una en una. No tendrás opción de llevar varias e ir intercambiándolas. Estas armas tienen una característica muy especial, la cual nos hace viajar directamente a la nueva generación de consolas, pero lo comentaremos más tarde (ya verás por qué). En este juego carecemos de sistema de progresión por niveles. En su lugar disponemos de mejoras permanentes y de mejoras que solo duran una run. Las mejoras caducas vienen dadas o bien porque las fabricamos en determinadas salas, o porque adherimos a nuestro cuerpo los “parásitos”. Los parásitos son pequeños seres que nos proporcionan siempre una ventaja, pero que vine acompañada de una desventaja. Tendrás que sopesar si te compensa llevarlo o no.

Quiero volver al tema armas antes de que pierdas el hilo. ¿Por qué dije que era algo muy especial? Es el primer juego triple A en el que verdaderamente vamos a sentir que nuestro mando Dualsense va a darnos lo que nos prometieron. Lo primero es que la vibración háptica nos hace sentir cada gota que cae sobre el traje, cada terreno por el que andamos. Pero no se queda ahí. Gracias a estas vibraciones y al altavoz del mando percibimos a los enemigos, sus disparos, los nuestros y hasta el momento idóneo de hacer una recarga perfecta del arma. Ahora bien, el uso de los gatillos, en mi opinión, se lleva la palma. A esto me refería cuando hablaba de las características de las armas. El gatillo L2 hará las veces de arma principal y a la vez de secundaria. Lo hace ofreciendo el disparo normal del arma apretando el gatillo hasta que nos ofrezca resistencia al apuntar, o el disparo secundario y mas potente apretando un poco más fuerte. Se trata de una implementación perfecta de los gatillos adaptativos a la jugabilidad.

Toda esa jugabilidad se ve aderezada con un apartado técnico más que cumplidor, excelente en varios aspectos, como el de los tiempos de carga inexistentes o la fluidez constante de 60 fotogramas por segundos. Artísticamente está bien, pero tampoco es su punto mas fuerte. Gráficamente es un juego next gen, pero los diseños de enemigos después de 15 horas y dos biomas siguen siendo bastante repetitivos. La cantidad de elementos en pantalla que emiten diferentes colores y efectos sí que lucen de forma fantástica, y dan variedad a la paleta de colores de cada bioma que de por sí son bastante monótonos.

Respecto al apartado sonoro tampoco hay mucho que destacar. El diseño de sonido sí que es muy bueno y dota de variedad de efectos a los disparos de las armas y sonidos de los enemigos. Lo que no me ha convencido es la banda sonora, de la cual ahora mismo soy incapaz de recordar algún tema memorable o alguno que nos meta en situación en batallas de jefes o momentos clave de descubrimiento de la historia.

Como conclusión y alabando sus virtudes solo diré una cosa: es un misil teledirigido a la parte de nuestro cerebro que indica adicción y diversión.

Pero también tiene sus sombras, como el exceso de tiempo que requiere cada run y la ausencia de ningún tipo de punto de guardado. Se que es un roguelike y que iría en contra de su esencia poder guardar, pero este juego no respeta en absoluto el escaso tiempo que pueda tener un jugador.  Hay que mencionar también que tras la última actualización la dificultad ha subido notablemente y que el tiempo de cada run se ha acrecentado aun mas a causa de ésta. Solo pondré una pega más, la descompensación del riesgo – recompensa en cuanto a la obtención de objetos de provecho en comparación a lo que podemos perder intentando conseguirlo.

En cualquier caso, creo que es un gran estreno de año para los exclusivos de Sony. Es un juego divertido y adictivo que nos va a dar una gran cantidad de horas en relación con nuestra habilidad. Si te gustan los desafíos y el género en el que se inspira sin duda te lo recomiendo.

 

 

 

 

 

 

 

 

8

Historia

7.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Diseño Artístico

7.0/10

Diseño de Sonido

9.0/10

A Favor

  • Su jugabilidad es adictiva y divertida a partes iguales
  • Técnicamente luce de maravilla y no tiene carencias en cuanto a rendimiento
  • La utilización del dualsense es lo mejor que he probado en un triple A hasta el momento

En Contra

  • La compensación por correr determinados riesgos es muy baja
  • Runs demasiado largas que no respetan el tiempo del jugador lo que te obliga a empezar siempre de nuevo, y puede hacer que te aburras repitiendo lo mismo.