Analisis de Crash Bandicoot 4: It’s About Time

Analisis de Crash Bandicoot 4: It’s About Time

30 marzo, 2021 0 Por Impozible Julín

Crash Bandicoot 4: It’s About Time, lo mismo pero mejor.

“Ya era hora». Así rezaba el subtítulo de esta cuarta parte (en cuanto a secuelas numeradas) y eso pensábamos todos cuando vimos el trailer por primera vez. Todo parecía indicar que Crash había vuelto por la puerta grande retomando todo aquello que hizo grande a las tres primeras entregas y que provocó las espectaculares ventas de la N-Sane Trilogy. Y no nos equivocamos, porque como ya se dijo en esta santa casa, “Crash Bandicoot 4: It’s About Time es un juego divertidísimo y con mucho contenido”. Y ahora nos llega la versión para consolas de nueva generación, que no contiene excesivas novedades respecto a lo que pudimos ver en PS4, pero que mantiene todo lo bueno de aquella.

Seguro que también te interesa nuestra review de Bravely Dafault 2

No te pierdas todos los vídeos de nuestro canal de Youtube

Crash Bandicoot 4 sigue siendo un juego de plataformas en tres dimensiones impecable a muchísimos niveles. Combinando tramos de desplazamiento lateral y tridimensional, tenemos por delante más de 40 niveles en los que saltar, girar y romper cajas, algunos de ellos francamente extensos, en los que la variedad es la norma, gracias a un diseño de niveles finísimo que además nos lanza varios tipos de jugabilidad mediante dos factores fundamentales, que son las máscaras cuánticas y los distintos personajes.

Crash Bandicoot 4: It’s About Time

Las primeras son cuatro y cada una de ellas tiene sus segmentos jugables muy bien definidos, al funcionar como power-ups temporales. Sus efectos van desde poder cambiar objetos de fase para que aparezcan y desaparezcan del escenario a cambiar la dirección de la gravedad, pasando por ralentizar el tiempo o poseer un giro ilimitado. Estos tramos pueden a veces romper el ritmo del juego pero en la mayoría de las ocasiones suponen un muy agradecido cambio de tercio, sobre todo en niveles largos.

Los segundos también tienen sus propios niveles, que en realidad se solapan con niveles previamente completados por Crash o Coco. Tenemos a Tawna, a Dingodile y al Doctor Neo Cortex, cada uno con estilos totalmente distintos de plataformeo. Tawna posee un gancho y puede rebotar por las paredes, convirtiendo sus niveles en fases donde el desplazamiento a gran velocidad es lo esencial. Dingodile lleva un aspirador con el que puede absorber cajas y lanzarlas contra otros enemigos, por lo que sus niveles están algo más orientados a la acción. Por último, Córtex puede transformar a otros enemigos en plataformas con su pistola, lo que hace de sus niveles los más puramente plataformeros. Desgraciadamente las intervenciones de este trío son lo menos inspirado del juego, pero son pocas y espaciadas con lo que no desmerecen excesivamente el conjunto. No contentos con ello, tendremos además los niveles retro, los niveles invertidos y las contrarrelojes, así como un montón de reliquias de colorines que nos harán sudar tinta china para obtenerlas y llegar así al ansiado 106% del juego, un logro sólo al alcance de los jugadores más pacientes y habilidosos.

Crash Bandicoot 4: It’s About Time

En Crash Bandicoot 4: It’s About Time las mejoras en el aspecto jugable son pocas pero notables. Para empezar tenemos todas las ventajas que nos ofrecen los nuevos pads en cuanto a control y gatillos adaptativos. Se nota mucho, por ejemplo, al lanzar el gancho de Tawna o al usar la aspiradora de Dingodile. Además, se han solucionado ciertos problemas con las hitboxes que hacían que obtener todas las cajas en ciertos niveles fuese un completo infierno. Por último, aunque no se trate de una cuestión de control, el considerable descenso de tiempos de carga convierten a esta edición en la más agradable de jugar.

Y pasando a lo técnico, bajo un aspecto artístico marcadamente cartoon con excelentes animaciones, Crash se sigue moviendo a 60 frames por segundo y como era de esperar, no hay muchas diferencias además de ligeras mejoras en la iluminación y el sombreado. Todo bien por aquí.

Crash Bandicoot 4: It’s About Time

Así pues, Crash 4: It’s About Time nos muestra su mejor cara en esta versión para la recién llegada generación. Sigue siendo uno de los mejores títulos del año pasado y todo amante de los plataformas debería darle un tiento porque hay juego y contenido de calidad para rato.

 

 

 

 

 

 

 

Crash Bandicoot 4: It’s About Time

8.4

Historia

7.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Diseño Artístico

9.5/10

Diseño de Sonido

8.0/10

A Favor

  • Cantidad, calidad y variedad de niveles y mecánicas
  • Mejoras en las hitboxes

En Contra

  • Los personajes adicionales tienen los niveles menos inspirados