Análisis Disitegration | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis Disitegration

FichaNoticiasAnálisisImágenes


Las expectativas son algo que no me gustan nada. Pocas cosas hay más injusta que una expectativa. Es una etiqueta que te exige esforzarte más, ser más creativo, más sorprendente, llegar más lejos que nadie y con la idea clara de que no dejarás satisfecho a nadie. Ejemplos de esto los hay a patadas ya que no hay nada mejor que  poner un «de los creadores de…» en el titular de una noticia para elevar de manera absurda el hype del personal y predisponer esa masa zombie que es «la gente» a juzgar un producto por lo que no es, lo que podría a ver sido o peor aun de lo que ellos esperaban que fuera.Es más, pensándolo mejor, las expectativas son una autentica putada. Perdonad que me vaya por las ramas pero cuando terminéis de leer este análisis es muy probable que lo entendáis todo. No divaguemos más es momento del «rock & roll».

La humanidad ha terminado dando el salto evolutivo. Los seres humanos no han tenido paciencia que la naturaleza siguiera su curso y la evolución ha llegado directamente de sus manos. El ser humano ha conseguido trasladar toda su mente, su consciencia y , quizás, su alma dentro un dispositivo cibernetico. El ingenio humano a vencido a la muerte y la caducidad de la carne ha dejado de ser un problema gracias a la «Integracion». La raza humana, temerosa del fatídico final propio del ciclo de la vida, se ha lanzado en su totalidad a un proceso que los convierte en maquinas pensantes desprendiéndose casi por completo de su humanidad al tiempo que abandonan su cuerpo orgánico. Pero como siempre el ser humano, metálico o carnal, nunca tiene suficiente e incluso llegan a pensar que la nueva inmortalidad se puede ver amenazada por aquellos que antes eran de su propia especie y que no han querido convertirse en entes ciberneticos, quieren seguir siendo, plenamente humanos, naturales. Este es el punto de partida de Disintegration. Como ya veis estamos ante un argumento donde la ciencia ficción lo inunda todo, robots, tramas políticas y combates bélicos épicos contra las fuerzas de Rayonne, el psicópata  megalomano de turno.

Desintegration no solo tiene un argumento interesante sino que su propuesta jugable también lo es. El juego pone como base la de un shooter en primera persona, nada extraño estando Marcus Lehto tras el título. Romel, nuestro protagonista, irá montado sobre un vehículo volador llamado graviciclo. Este vehículo nos permitirá desplazarnos por todo el escenario de manera rápida y propinar ataques devastadores a las hordas de enemigos gracias al arsenal desde nuestro vehículo. Una vez acostumbrados al balanceo y cabeceo, propios de un vehículo aéreo, podremos impulsarnos a gran velocidad para flanquear enemigos, reconocer zonas o asegurar vías de paso. Pero la mejor cualidad de este vehículo es la gran verticalidad que da al juego ya que nuestro graviciclo tiene la propiedad de poder elevarse unos metros del suelo con lo que tendremos enfrentamientos a varias alturas dentro del mismo escenario. Evidentemente ir montado en un vehículo tan peculiar nos limitará en ciertas acciones como, por ejemplo, entrar en edificios. Para ello V1 Interactive añade a la fórmula una variante, muy light, de los RTS y gestión de tropas. Romel podrá desplegar unidades sobre el escenario e ir asignándoles distintas tareas como adquirir objetivos, atacar enemigos, liberar rehenes o usar distintas ataques  únicos como lanzar granadas, disparos más potentes o bombardear una zona. Además el juego incluye una pequeña parte de personalización ya que durante las misiones iremos recogiendo actualizaciones que podremos ir añadiendo para mejorar a nuestro equipo protagonista. A primera vista esta mezcla puede parecer algo rara, pero una vez con el mando en la mano ,y conociendo las limitaciones de nuestro vehículo y de nuestras tropas, la propuesta jugable todo funciona con mucha fluidez y resulta profunda y muy divertida.

Evidentemente el juego no se libra de problemas en este apartado. Tenemos que decir que aunque conjuntamente estás mecánicas funcionan muy bien, por separado no están lo suficientemente pulidas y si nos tomamos el juego como FPS puro nos llevaremos una amarga decepción pues presenta bastantes carencias en ese aspecto de igual modo pasa en su vertiente RTS. Otro aspecto negativo es la poca variedad de situaciones que se presentan y que al final se  pueden resumir en desplegar unidades, reconocer zona, aguantar hordas y regresó al punto de despliegue. Aunque esto último que no os alarme demasiado ya que las 9 horas que dura la campaña no son suficientes para que el juego resulte repetitivo.

El apartado artístico de Disintegration luce con luz propia. Los grandes escenarios en parajes abiertos propician unos combates cargados de acción e instantes épicos donde en más de una ocasión nos veremos ganando una escaramuza por los pelos. Los edificios y resto de fortificaciones son destruibles y tendremos momentos en los que nuestra pantalla se iluminará con explosiones, láseres y llamaradas. A esto tenemos que unirle las CGI de introducción a las misiones, y que desarrollan la historia, muy bien compuestas y  espectaculares. Un espectáculo fluido y sin rascones reseñables que  gustará a todos los jugadores. En la parte de sonido tenemos una banda sonora que pese acompañar muy bien a la acción nos ha pasado bastante desapercibida y le falta ese tema «epiquisimo» que se nos grabe a fuego. Por ultimo añadir que el juego llega con un excelente trabajo en los efectos de sonido, con voces en ingles y textos en castellano.

El  mayor problema de Desintegration no se encuentra en su apartado técnico, ni en su arriesgada jugabilidad, se encuentra en un jugador  que se esperaba de el que fuera el nuevo Halo y eso es imposible. V1 Interactive ha puesto en el juego, tal y como ellos dicen, sangre, sudor, lágrimas, magia y milagros y el resultado es un juego con una propuesta nueva, lleno de grandes ideas, con mucha personalidad que llenará de diversión tu salón tantas horas como quieras dedicarle.

 

 

 

 

 

 

Disintegration

7.8

Historia

7.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Diseño Artístico

8.0/10

Diseño de Sonido

8.0/10

A Favor

  • La mezcla de jugabilidades funcionan muy bien.
  • La historia sci-fi es bastante interesante.
  • Su propuesta jugable.

En Contra

  • La variedad de situaciones se antoja escasa.
  • Si buscas un Shooter puro o un RTS a la vieja escuela te decepcionará.
¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies