Superman Tierra uno, éxito o fracaso? | Videojuegos,Análisis,Noticias

Superman Tierra uno, éxito o fracaso?

Antes de entrar en materia con este tomo vamos a explicar lo que es la tierra uno. En 2010  DC planteo una iniciativa para capturar nuevos y ávidos lectores con ganas de empezar a leer sus grapas pero que no tuvieran que preocuparse en leer todo material que ha ido sacado la editorial desde hace 75 años. Puso ante los guionistas un lienzo en blanco para que crearan de cero a sus personajes más populares, sin las ataduras de la obligada continuidad del canon que deben de seguir las series regulares y así poder dotarles de un comienzo más contemporáneo y acorde a nuestra época y de la visión de cada guionista.

Con esta premisa en 2010 el dibujante Shane Davis se puso a las ordenes de J.Michel Straczynski, que vino rebotado de Marvel cansado de continuos reboots, crossover y macroeventos, para desarrollar un nuevo comienzo de este superhéroe. Algo realmente difícil pues Superman ha trascendido de simple personaje de comic a algo más, es un símbolo de nuestra cultura popular. Todo el mundo, lector o no de comics, sabe quien es superman, de donde viene, cuales son sus virtudes y cuales son sus defectos. No cabe duda que el toro que decidieron torear no iva a ser fácil.

Straczynski lo primero que hace para empezar esta difícil tarea es cambiarnos la imagen que todos tenemos en mente de superman. Nos presenta un chaval de 20 o veinte y pocos años, extraño y recién llegado a una gran ciudad tratando de encontrar su futuro, el que hacer con su vida. Con las inquietudes de cualquier joven de esa edad pero a las que ha de añadir la responsabilidad de mantener ocultos sus poderes y el de decidir que hacer con ellos. Consciente de que ha sido criado en este mundo pero que no pertenece a el, totalmente ajeno a su nacimiento en Krypton y a cualquier referencia con el.

¿Qué haríamos nosotros si tuviéramos poderes?. Esa pregunta que sin duda alguna vez se nos ha pasado por la cabeza es la que también ronda la cabeza de nuestro joven e inexperto Clark, será un super científico, un atleta de elite, un villano tal vez? En este aspecto hay que decir que Straczyski ha conseguido humanizar de manera sorprendente a este man of steel y es aquí donde cobra gran importancia el pasado de nuestro héroe, en concreto la figura de Jonathan Kent que a base flashback, perfectamente medidos y dosificados, nos cuentan como Jonathan y Marta educaron a este dios como un hombre, como le inculcaron unos valores que permanecerán grabados en la mente de Clarck y que los veremos en distintos momentos de su vida desde su llegada a la tierra, su paso por el colegio y su entrada en la adolescencia, nos cuenta como el héroe que es superman no nació, sino que se forjo en su juventud gracias a la educación y valores de sus padres adoptivos. Las viñetas de Clark, ante la tumba de su padre, donde se convierte por primera vez en Superman son impagables.

Apartando la mirada de nuestro protagonista se nos presentan unos secundarios realmente de lujo. Olsen ya no es Jimmy ahora es Jim y nos lo presentan como un fotógrafo de guerra, capaz de dar la vida por estar en el momento justo para la foto la perfecta, que no le importa el peligro y que es un compañero leal que te seguirá al fin del mundo si el motivo es justo. La señorita Lois es el retrato perfecto de mujer independiente, segura y luchadora. La verdad siempre tiene que prevalecer para ella y una buena historia esta por encima de, incluso, su integridad física, es a mi parecer, el mejor retrato que se ha hecho de este personaje y no entiendo por que no se ha sabido llevar al cine. El resto de personajes están a la altura y correctamente perfilados excepto uno, Tyrell, el villano, el malo, es la perfecta representación de persona sin carisma, no impone, no nos hace sentir miedo o temor y su representación física tampoco ayuda. No es que este mal definido o que no queden claras sus intenciones, todo esta correctamente explicado y da un pequeño giro al desenlace final del planeta Krypton, ese no es el problema es que simplemente no parece una amenaza para nuestro protagonista. Que encima, como se puede entrever, sea un pequeño peón de una maquinaria que esta funcionando en la sombra tampoco le hace mucho favor al personaje. Una cosa hay que decir a su favor y es que da pie a un combate espectacular.

Dejando a un lado el excelente guión vamos a centrarnos en el trabajo de Shane Davis, el cambio físico al que han sometido a Superman/Clark es maravilloso, mas joven, mas atlético y menos musculoso, mas pequeño. No solo han humanizado al hombre de acero en la historia sino que también lo consiguen con su imagen, mas parecida a cualquier deportista actual. Todos los detalles que nos muestra en cada viñeta dan fe del enorme trabajo de este hombre y hace gala de una gran fuerza visual. Por poner algún pero he leído por ahí que este nuevo aspecto no ha gustado a todos y que tachan a este Superman de no tener presencia o potencia visual y de ser mas un superboy.

Como conclusión tengo que decir que es un gran reboot y que aunque no sea canon nos presenta a un Superman actual y de nuestro tiempo, mas humano, con un pasado bien apuntalado y con unas motivaciones claras y bien explicadas. Un guion ágil, con un ritmo que te hará leerte sus 130 páginas de una sentada y que volverás a releer sin pereza gracias a su belleza visual, no será un 10 pero si es un 9.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies