Batman Silencio. | No es Pais para Frikis

Batman Silencio.

Batman Silencio.

Batman Silencio es un arco argumental de la serie principal que consta de 12 números (del (608 al 619) y que se publicó desde diciembre de 2002 a septiembre de 2003.

Joeph Loeb toma los mandos de esta historia firmando un excelente guión lleno intriga y manipulaciones  que nos mantendrá en vilo durante toda la historia, por la que se darán cita los personajes más carismáticos, tanto héroes como villanos, del universo del murciélago.

A los lápices esta el siempre espectacular Jim Lee que nos dibuja unos personajes imponentes y una Gotham llena de vida, acción y encuadres propios de película nos esperan tras cada página  y unas viñetas que si tuviéramos que usar una sola palabra seria IMPRESIONANTES. Quizá es cierto que podríamos decir es una Gotham muy colorida pero eso se lo debemos al siempre eficaz Scott Williams. Para gustos colores, nunca mejor dicho.

Para que nos metamos en harina el señor Loeb  nos narra un secuestro a manos de KILLER CROC  y que tras la aparición de Catwoman se va convirtiendo en una enrevesado plan de lleno de manipulaciones, engaños y giros argumentales tejido a través de estos 12 números por un villano “Silencio”, creado expresamente para esta ocasión, y que se mueve desde sombras involucrando en su plan a los mayores enemigos de Batman con el único fin no solo de acabar con el murciélago sino con su alter ego diurno Bruce Wayne y destruir cualquier legado que este pudiera dejar.

La premisa de este argumento le da pie a Loeb a plantarnos un desfile de los villanos más representativos de DC: Catwoman, Hiedra, Joker, Harley Quinn, Killer Croc, Luthor y alguno que otro más que me dejo en el tintero para no destrozar el comic más de la cuenta. Todos gozan de su minuto de gloria aunque es cierto que con tanto villano junto no se deja sitio para que estos se desarrollen como es debido y sus motivaciones quedan atadas de manera muy débil en al argumento.De igual manera la historia nos brindara la oportunidad de ver  Nihgtwing, la cazadora, Alfred, el comisario Gordon, Superman y algún que otro aliado del murciélago pero con el mismo problema que sucede en el apartado de los villanos y es que Loeb no se centra de manera especial en ninguno y no los desarrolla mas allá de lo que pida el guión. Personalmente tengo que destacar la parte de Metropolis y la siempre agradable visión de cómo Batman reparte cera a ese metrosexual con capa que por allí habita.


El ritmo que Joehp imprime a la historia va en continuo in crescendo, teniendo varios números realmente épicos y con algún giro de guion que dejaran con el culo torcido a más de uno,  llegando a un climax final que se extiende a lo largo de los últimos números y que harán que no puedas apartar los ojos del tomo en ningún momento.

Toca el turno de hablar del dibujo y es aquí donde Silencio se convierte en algo indispensable para el lector de comics. Jim Lee, tan odiado como amado, se luce de una manera magistral, enormes personajes dibujados con todo lujo de detalles, viñetas cuidadas y cantidad de situaciones que gráficamente nos dejaran sin palabras. El desfile de personajes que hace el guión parece estar hecho in expresso para lucimiento del señor Lee, pues retrata a cada uno de ellos de manera soberbia. Señalar los flashback en donde Lee se explaya dibujando viñetas que se asemejan a obras en lienzo que ha comics. El dibujo invita a una vez leído volver a el solamente para deleitarse con los dibujos, un gran trabajo que solo se puede definir con la palabra EXPECTACULAR.

Pero no todo pueden ser alabanzas. Tiene pegas, y tiene muchas, y las tiene todas por el lado del guión. Hay que decir que aunque se parte de una gran idea la historia enseguida se vuelve muy predecible y salvo contadas ocasiones el comic no sorprende. Con demasiados momentos metidos con calzador y situaciones salvadas por un Deux machina que te dejaran con cara de “pero que coñ…”, también abundan los diálogos sin sentido que parecen puestos ahí con el único propósito de alargar la trama o de llegar a las paginas mínimas exigibles de la grapa o unos agujeros de guión del tamaño de Jupiter pueblan la historia convirtiéndola a veces en un mero vehículo para que Lee se luzca. Personajes que aparecen y desaparecen sin más, otros que no se sabe por que están pues no aportan nada y otros que al parecer deben de salir en todos los comics de Batman y que en conjunto lastran la historia. Todos estos fallos hacen que este comic no sea del agrado de la mayoría y que tachen a Loeb de mal guionista.

Pero todo se arregla si lo enfocamos con el punto de vista adecuado, si dejamos el cerebro en la mesita junto a las llaves y al teléfono todo funciona mejor, mucho mejor. Su plana historia es el hilo conductor que nos llevara a una serie de fuegos de artificiales realmente espectaculares. Es cierto que no es un plato de alta cocina creativa  pero si es una buena hamburguesa grasienta con su ración xl de patatas.  No le pediríamos a “Pacific Rim” el guión o la profundidad de “el Padrino”, uno es diversión y entretenimiento en estado puro y el otro es simplemente una obra de arte.

¿La recomendaría? Si, sin dudarlo. ¿Te gustara? Eso ya depende de ti, de lo que esperes de un comic o de lo purista que seas, pero lo que si que es cierto es por lo menos hay que darle la oportunidad.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies