Probamos el nuevo servicio de juegos en Streaming de Sony PSNOW – No es Pais para Frikis

Probamos el nuevo servicio de juegos en Streaming de Sony PSNOW

Análisis PS4

La teoría de la evolución bien podría aplicarse a los videojuegos. Desde aquellos computadores primigenios donde vimos el primer Tennis for Two hasta la época actual han pasado muchas cosas y la industria ha ido adaptándose a los tiempos. Muchos defensores del formato físico tradicional van aceptando con mayor o menor entusiasmo la irremediable llegada de la era digital y aquí el videojuego en streaming parece ya la siguiente gran etapa.

No hay duda de que Sony está marcando el paso en esta generación en cuanto a las consolas de sobremesa se refiere, pero no obstante, Microsoft su principal rival ya ha ido dando zancadas en este segmento llevando un poco la delantera. En los tiempos donde servicios como Netflix, HBO y demás videoclubs a la carta campan a sus anchas, los videojuegos pueden haber encontrado el camino para desterrar el formato físico en los próximos años, más si cabe que tenemos en cuenta que actualmente el formato digital tiene igual o mayor peso en cuanto a las ventas.

Y es por ello que el momento elegido por la compañía nipona para lanzar en España su servicio de PS Now parece ser escogido con acierto, pocos días antes además del anuncio de Google Stadia, otro competidor que contara con apoyo third party desde el primer momento y todo el músculo financiero de la empresa de Mountain View. Pero hoy nos vamos a centrar en la experiencia de haber estado probando durante días PS Now y la grata sorpresa que ello ha nos ha conllevado siempre que seamos permisivos con un par de aristas que presenta.

Este servicio nos permite acceder a un catálogo que de inicio cuenta con 600 títulos disponibles en las últimas consolas de Sony: PS4, PS3 y PS2. Pero lo interesante precisamente es la forma en la que lo podemos hacer ya sea jugando en streaming, descargando el juego a nuestra consola o casteándolo al PC. Partamos de la base de informaros acerca de la conexión con la que hemos hecho esta prueba de PS Now ya que tendrá una influencia directa en el rendimiento que obtengamos. En nuestro caso se trata de una conexión de fibra simétrica de 100 megas con un ping de unos  10 milisegundos.  En cuanto al PC usado para el casteo se trata de un Intel i5 4690 a 3,50 GHz, con 16 GB de RAM y gráfica AMD Radeon R9 200.

De todas formas las especificaciones técnicas mínimas y recomendadas por Sony en PC son:

Pero empezaremos como no podía ser de otro modo con el servicio de PS Now en nuestra Playstation 4, al cual accederemos mediante su icono como si se tratara de un juego o la propia Store. Vemos una interfaz algo vetusta acostumbrados tanto a la tienda digital como al propio hub de la PS4, pero mantiene la misma línea estética. A través de esta interfaz podemos acceder al incipiente catálogo de títulos que de inicio tenemos unos 600 aunque más allá de nuestras fronteras la cifra aumenta en 100 más. Todos ellos engloban las tres consolas mencionadas anteriormente siendo unos 250 la cifra correspondiente a PS4.

Desde el principio tenemos la opción de añadir nuestros juegos favoritos a una lista particular para poder acceder a ellos más cómodamente o descargarlos cuando se pueda. Y es que hay que resaltar que habrá títulos que permitirán tanto el streaming como la descarga a la consola, mientras que otros solo nos dejarán optar por una de esas dos opciones. La comodidad es una de las señas de identidad del servicio y por ello si jugamos en streaming a un juego que ya tengamos podremos continuar partida o incluso compartir trofeos, algo que también ocurrirá aunque no hayamos jugado previamente ya que PS Now está vinculado a nuestra cuenta de usuario. También podremos compartir contenido expandido mediante DLC que compremos para un juego disponible en PS Now aunque obviamente si dejamos de tener acceso al juego por la caducidad del servicio y su no renovación ya no podremos ejecutar el DLC que requiera el título completo. Otra característica interesante es que si descargamos un juego a la consola podremos jugar incluso sin conexión pero necesitaremos acceder periódicamente a la cuenta online para verificar que nuestro PS Now sigue activo.

Durante estos primeros días hemos asistido a una puesta en funcionamiento no exenta de polémica y es por ello que en estas líneas nos basamos siempre en nuestra experiencia personal, con la conexión y equipos ya mencionados, y hay que decir que no podríamos estar más contentos con el servicio. Hemos probado un buen puñado de juegos en diferentes modalidades y ha sido grato observar que no hemos tenido que hacer esas temidas colas de espera  de 1 o 2 horas que otros usuarios experimentaban durante los primeros días sobre todo. En nuestro caso, lo máximo que hemos esperado ha sido 1 minuto en The Last of Us (la versión que tenemos es la de PS3) según pantalla, aunque ni siquiera llegó a la mitad de tiempo. Además hemos testeado el servicio en diferentes franjas horarias (especialmente por la noche) y tanto entre semana como en el fin de semana, con juegos más exigentes gráficamente, con experiencias online más dedicadas o juegos más ligeros. El denominador común ha sido siempre un gran rendimiento en fluidez tanto en streaming como descargado, prácticamente sin esperas y sin detectar problemas con el input lag. La noche es la franja horaria en la que más usuarios suelen conectarse y es ahí cuando podemos tener que esperar algo para conectarnos hasta que el servidor nos designe un ancho de banda libre para jugar, pero ya decimos que de todos los títulos probados parece que en la mayoría se ha subsanado el problema o hemos tenido mejor fortuna que otros, esperando apenas medio minuto para algún caso aislado.

Comparando con servicios de la competencia existentes con más o menos similitudes como Game Pass, que permiten acceder a una biblioteca de juegos para descargar, o el propio Google Stadia que de momento se queda en promesas futuras, el servicio PS Now de Sony deberá mejorar todavía los 600 juegos catálogo para ampliar sus títulos y ofrecer algunos lanzamientos más recientes si quiere competir con garantías en este sector. Actualmente la biblioteca cuenta con una suficiente ración de joyas contra el aburrimiento como Bloodborne, The Last of Us, el remaster de God of War, Ultra Street Fighter IV, God of War 3 remasterizado, Metal Gear Solid 4, Mortal Kombat X, The Elder Scrolls Online y un largo etcétera, pero no tenemos presencia de títulos más o menos actuales y sin duda se echa en falta alguna rara avis que falta que sea golosa para el jugador, pero mensualmente la cifra irá aumentando.

Esto indica que es una gran herramienta sustitutiva de la retrocompatibildad ya que podemos jugar a juegos como la trilogía Devil May Cry, los White Knight Chronicles, o Dark Cloud a golpe de click, pero hubiera sido un auténtico pelotazo contar además con algún título de la saga Souls, un Silent Hill y sobre todo ausencias más generales como los juegos de fútbol ya que ninguna entrega de PES o FIFA hacen acto de presencia, dejando el peso de los deportes a la Fórmula 1, los Motor Storm o el baloncesto de los NBA de 2k.

La otra pega que veremos es que la resolución de imagen estará limitada siempre a los 720p, por lo que los juegos de PS2 lucirán bastante bien pero detectaremos este hándicap en ciertos títulos de PS3 y sobre todo los de PS4.

PS Now en PC

Sin duda una de las mejores opciones que incluye PS Now es que no será necesario contar con una PS4 para acceder al servicio en PC, aunque para jugar tendremos que recurrir al Dual Shock 4 como único control. Lo bueno es que con conectarlo al PC mediante USB ya nos ofrecerá el mismo manejo que en consola. En el menú del servicio sí podemos usar teclado y ratón, algo que facilita la búsqueda de juegos que está más limitada que en consola al no tener buscador individual.

Ya hemos comentado que en el PC no podremos descargar el juego, y solo nos permitirán jugar en línea, pero por el contrario podemos tocar un poco los ajustes para hacer uso de la GPU de cara a mejorar la resolución del juego hasta la calidad máxima, esto requerirá la representación acelerada por hardware. De nuevo la comodidad de jugar sin enchufar la consola es su gran baza, ideal cuando la televisión es reclamada por vuestra pareja o vuestros padres y tenemos que cambiarnos de habitación a otra con ordenador donde no tengamos montado el chiringuito consolero.

La era digital ha llegado casi sin darnos cuenta y las conclusiones que sacamos de este servicio ya a gran escala de PS Now son que como punto de partida Sony es un proyecto prometedor (a pesar de contar ya con 4 años a sus espaldas), con alguna aspereza por limar en cuanto a resolución y la conectividad con ciertos usuarios de cara a optimizar los servidores, y con la tarea pendiente de engrosar el catálogo con una mayor variedad de oferta que logre convencer al usuario de pagar los 14,99 euros mensuales o los 99,99 euros anuales.

 

 

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies