WarParty. | Videojuegos,Análisis,Noticias

WarParty.

Análisis Switch

Con dinosaurios todo mejora.

En el mundo de los videojuegos, supongo que como en cualquier otro “gremio”, todas las obras sufren el “mal” de la comparación. Si sale un nuevo y prometedor plataformas inevitablemente se le medirá con los “marios” o “sonic”, si es un genial run&gun ahí se las tendrá que ver con los Metal Slug y compañía, una nueva Ip de aventuras se tendrá que batir el cobre con el bueno de Link y así con todos los generos. Las comparaciones son y serán odiosas pero es algo inevitable, injusto, pero inevitable. WarParty tampoco se libra de las comparaciones ya que si hablamos de Estrategia en Tiempo Real es inevitable hablar de Age of Empires.

Y es que hablar del titulo de Ensemble Studios es ineludible ya que sentó las bases de todo un genero al igual que en su día lo hicierón Mario, Sonic, Marco o Link. Todas las mecánicas que vamos a ver en WarParty han sido extraidas de él, pero no os equivoquéis, esto no es algo malo, al contrario, si tienes que aprender de alguien hazlo del mejor y Warcave y Crazy Monkey Studios se han tomado esto muy en serio y traen un RTS, al estilo clásico, que si bien no va a revolucionar el género sí que va aguantar estoicamente la inevitable comparación. Pero vamos a dejar de hablar de AOE y a centrarnos en War Party.

Analizamos Warparty para Nintendo Switch

La historia de WarParty nos va a llevar a la Edad de Piedra. En esta era de magia y misticismo, tres tribus, Salvajes, Vithara y Necromas, que están en plena guerra para hacerse con 3 reliquias arcanas y gracias a ellas poder controlar el Go’on, la fuente de poder de este mundo. La historia sin ser demasiado enrevesada sí que nos va a proporcionar bastantes horas de entretenimiento ya que en el modo campaña tendremos la oportunidad de controlar a cualquiera de estas tres tribus. A través de 6 misiones iremos cumpliendo distintos objetivos que nos permitirán descubrir el trasfondo de cada una de ellas, conocer las distintas unidades que la componen y llevar a nuestro héroe, el líder de la tribu elegida, a la victoria sobre las demás. A parte de su modo historia, que nos dará para mínimo 15 horas, disponemos de un modo escaramuza y otro supervivencia que alargan la experiencia otras tantas horas de juego.

Analizamos Warparty para Nintendo Switch

Como ya hemos avisado el juego de Crazy Monkey Studios no pretende revolucionar el genero, no inventa nada nuevo si no que coge las normas establecidas por los grandes clásicos y las sigue a pies juntillas. Estamos ante un RTS clásico, es decir, tendremos que ir recolectando recursos para crear nuevas unidades que nos permitan expandir nuestra aldea con edificios que nos permitan evolucionar y crear mejores unidades con las que cumplir los distintos objetivos marcados en la misión. Las tribus se compondrán en su mayoría con unidades muy  similares entre ellas como los típicos guerreros, arqueros o médicos pero contará con algunas otras únicas de cada facción. Pero WarParty introduce dos factores con los que quiere intentar desmarcarse un poco de sus competidores, por un lado encontramos que cada facción cuenta con un héroe que proporcionará a las unidades de su tribu beneficios únicos. Estas habilidades se irán desbloqueando de conforme desarrollemos nuestra tribu. Por un lado los Salvajes, el nombre en ingles «Wildlanders» molaba más, construyen más rápido unidades y edificios, los Necromas son capaces de controlar la muerte y resucitar a sus caídos y por ultimo los Vithara son capaces de controlar a las diferentes criaturas autóctonas de la época. Y sí, con esto ultimo quiero decir que hay dinosaurios en el juego. Este es el segundo factor de WarParty ha introduce en su juego. Así pues encontraremos por el mapa, que se va desvelando conforme avanzamos,  Triceratops, velociraptors, dientes de sable e incluso un temible T-Rex que, una vez “domesticados”, harán las veces de las típicas unidades mecanizadas, o acorazadas, que podemos encontrar en otros juegos.  Todo esto aderezado con una curva de dificultad bastante bien ajustada que frustrara al jugador lo suficiente para picarlo en repetir las misiones sin que termine por tirar la consola por la ventana.

Analizamos Warparty para Nintendo Switch

La estética cartoon le sienta bastante bien al juego. Warcave se toma la molestia de diferenciar bastante bien a cada facción asignándoles distintas vestimentas, texturas y colores. Pero no solo eso, las construcciones de cada tribu están bien diferenciadas de una a otra facción haciéndolas rápidamente reconocibles. Los niveles son bastante variados y están llenos de pasos estrechos que invitan a la emboscada. Aunque aquí me veo obligado a decir que el juego se contenta con ser cumplidor ya que viniendo de la gente que hizo esa delicia que es «Run,Gun&Cannoli» bien se podrían haber esforzado en dar un acabado gráfico superior y más teniendo como escenario un mundo donde conviven magia, zombis y dinosaurios. En el apartado del sonido nada que destacar, lo mejor que podemos decir es que la música del juego simplemente acompaña y no resulta repetitiva. El juego llega en ingles con subtitulos al castellano.

Analizamos Warparty para Nintendo Switch

Pero como en todo siempre hay pegas, aquí encontramos algunas. La primera y principal es la interfaz con la que nos topamos en Nintendo Switch, versión analizada. Iconos, cursor y unidades son pequeños, minúsculos si jugamos en modo portátil, y aunque disponemos de una opción de zoom no será suficiente para evitar que en más de una ocasión nos equivoquemos a la hora de seleccionar tropas para asignarles ordenes. Esto se agrava cuando tienes avanzada la misión y tienes en pantalla a tu numerosa y variada tribu. Vamos a poner un ejemplo, cuando todas las tropas están mezcladas en el fragor de una batalla es prácticamente imposible seleccionar únicamente a los arqueros o a las unidades a lomo de Triceratops para separarlos del grupo y modificar su posición u objetivo. Esto se podría haber arreglado con atajos en los cursores o simplemente haciendo uso una pantalla táctil que Warcave , incomprensiblemente, desdeña completamente. Otra  cosa que no nos ha hecho mucha gracia es que hemos observado la poca diferencia que hay entre el manejo de las diferentes unidades a nuestra disposición, es decir, nuestras opciones de movimientos son las mismas para todas las unidades y no solo para los componentes de una misma tribu si no para todas las facciones. Se echa de menos el poder hacer «algo» distinto que no sea moverse y atacar. Si a esto le añades una IA, digamos que, caprichosa y el que no se pueda grabar durante las misiones hacen que lo que en un principio parecía un juego bastante prometedor baje bastantes enteros.

Analizamos Warparty para Nintendo Switch

Crazy Monkey Studio y Warcave traen un digno RTS que no viene a revolucionar el genero pero si dispuesto a dar muchas horas de diversión y aportar variedad en un genero en el que los usuarios de consolas estamos algo huérfanos. Trae consigo algunas virtudes como su sencillez de uso, una gran rejugabilidad y que poder manejar a un T-Rex siempre mola mucho, lamentablemente también trae algunos problemas entre los que hay que destacar un control bastante deficiente. Aun con todo si eres amante de los RTS y le das una oportunidad ten por seguro que no saldrás defraudado.

 

 

 

 

 

WarParty

7

Historia

7.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Diseño Artístico

8.0/10

Diseño de Sonido

7.0/10

A Favor

  • Un titulo muy rejugable.
  • Su estética cartoon.
  • La variedad y originalidad de las unidades.

En Contra

  • Su mal control en Switch.
  • IA caprichosa.
  • No poder grabar durante las misiones.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies