Análisis What Remains of Edith Finch | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis What Remains of Edith Finch

FichaNoticiasAnálisisImágenes


No quería yo terminar la generación sin probar uno de los juegos indie que más ha sonado en los últimos años, tal vez máximo exponente de los denominados Walking Simulator. Son muchos los títulos de este género que hemos podido disfrutar en esta generación, Everybody Gones to the Rapture, FireWatch, o The Unfinished Swan, también de Giant Sparrow, estudio responsable de What Remains of Edith Finch, al cual he conseguido llegar completamente virgen, sin saber absolutamente nada de él, más allá del género y algún fotograma, y me alegro porque una vez más (estoy en racha), he disfrutado de uno de los juegos más especiales de la generación.

El juego arranca sin avisar, en cuanto aparece el logo del título, ya estamos en un barco camino de algún destino que de momento desconocemos, pero no tardaremos en maravillarnos con detalles tan sencillos como lo bien integrados que están los textos en pantalla, y como se disuelven estos tras ser narrados. Llegamos a nuestro destino, el impacto de ver la casa por primera vez, con ese gran árbol enroscado es inolvidable, una casa que parece haber sido ampliada con varios módulos adicionales a lo largo de la historia, hecho que tiene su explicación, y que por supuesto no os contaremos aquí. Y hablando de historia, lo que nos cuenta What Remains of Edith Finch, sin querer entrar en demasiados spoilers, es el viaje de Edith Finch, una chica relativamente joven que vuelve a la mansión familiar donde se crió para revivir la historia de los miembros de su familia como única Finch viva, a través de un árbol genealógico (otro árbol), que nos narrará los destinos de cada uno de estos miembros de una forma magistral. Porque es aquí donde Giant Sparrow marca la diferencia, no en qué nos cuenta si no en cómo nos lo cuenta. Porque sí amigos, los videojuegos también son un medio, como el cine, la literatura o el cómic, para contarnos una historia sin necesidad de impactantes cinemáticas, revolucionarios sistemas de combate o intrincados escenarios.

“Si viviéramos eternamente quizás tendríamos tiempo de entenderlo todo”

What Remains of Edith Finch es un juego muy duro, es crudo, es brutal, es la vida, y como la vida real pueden suceder todo tipo de cosas, desde cosas terribles hasta cosas buenas, o incluso no pasar nada, la infravalorada cotidianidad. El juego tiene algunos momentos tan duros que te revolverán el estómago, sobre todo los referentes a los miembros más jóvenes de esta familia maldita, o víctima de la mala suerte, y es que la fortuna es muy caprichosa, y además no discrimina por edades. La fase de la bañera, la de cortar pescado, la de la cámara de fotos, la del columpio… o incluso la aterradora e inquietante experiencia de ser una especie de serpiente, son momentos del videojuego que no voy a olvidar nunca. Pero seamos positivos, el juego también está lleno de momentos mágicos que nos darán la vida (guiño guiño), nos maravillaremos con la forma que tiene este juego de tratar la muerte con metáforas y ensoñaciones, hasta su increíble diseño de pasadizos y recovecos de la casa de Los Fincher, que nos llevan a las distintas habitaciones cerradas con llave, cada una de ellas perteneciente a un miembro que falleció hace tiempo, pese a que la estancia permanece inalterada. Y es aquí donde interactuando con algún elemento concreto, nos convertiremos en ese familiar y viviremos su historia de primera mano, que es de lo que trata de todo esto, de historias que componen nuestra historia y nos ayudan a entenderla.

Me he dado cuenta de que tras casi 600 palabras no he hablado todavía de “lo jugable” y técnico del juego, y la verdad es que no procede demasiado, aunque sí que me veo obligado a comentar algunos puntos. What Remains of Edith Finch es un juego sí, pero es un juego sin a penas mecánicas, sin combate, con un plataformeo ínfimo, sin puzles, y que además no ofrece exploración, y eso me gusta. Otros walking en los que te puedes perder, acaban desesperándome, porque leñe, si me quieres contar una historia ASÍ, con esta herramienta, por lo menos hazlo de una forma ágil que no nos haga perder el hilo de lo realmente importante. Los controles debo decir que son lentos y toscos en Switch, y mataría con mis propias manos a uno de los Finch si Giant Sparrow introdujera un botón para andar más rápido. También echo de menos movimientos más ágiles, que no acabo de entender que tienen de incompatibles con este género, porque es una constante que he visto ya en demasiados títulos. Y ahora que lo pienso, ¿la narrativa entraría en la parte jugable, o en la de historia…? No lo sé, tengo mis dudas, porque los controles son duros, pero las formas de vivir y jugar la esta historia son de matrícula de honor, y al final nosotros estamos a los mandos pese a que sólo vamos a utilizar dos botones, uno de ellos para hacer zoom.

En lo técnico me he encontrado con más sombras que luces jugando en modo portátil en Nintendo Switch, pero siendo justos he de decir que viendo comparativas el juego luce MUCHO mejor en el resto de plataformas, no siendo de lo más puntero de la generación, pero sí de nota alta. El sonido me ha parecido sencillamente espectacular, la música juega un papel importantísimo, tanto las composiciones originales como las licenciadas, y están metidas con mucho tino para servir de la mejor manera posible a la narrtativa. Chapó. Las voces en inglés son más que correctas, y los textos en castellano como hemos comentado al principio están perfectamente integrados.

Y sin más, llegamos a esos maravillosos créditos finales con fotos del equipo de desarrollo en cuadros colgados en paredes de la casa, con todos los juguetes y recuerdos que hemos ido encontrando en el juego y que nos recuerdan lo vivido. Un viaje de algo más de dos horas que nadie debería perderse, sabiendo a que nos atenemos, un juego puramente narrativo, un walking simulator que nos cuenta una historia maravillosa de una forma que tan sólo el videojuego es capaz de hacer, algo al alcance de muy pocos. Recomendadísimo.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes recogidas de la web oficial del juego.

What Ramains of Edith Finch

8

Historia

8.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Diseño Artístico

7.0/10

Diseño de Sonido

8.0/10

A Favor

  • Su historia
  • La increíble narrativa

En Contra

  • Jugablemente tosco en cuanto a controles se refiere
  • Justito gráficamente (Switch en modo portátil)
¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies