Análisis WRC9 | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis WRC9

FichaNoticiasAnálisisImágenes


Vuelve la gravilla, la tierra, la nieve…vuelven las curvas cerradas, las pendientes interminables, los caminos tortuosos…vuelve el sonido de un buen derrape, el olor a gasolina, el rugido de los motores… Vuelve el campeonato de rallys y, como no podía ser de otra forma, vuelve su equivalente virtual WRC 9. Y si Kioloton Games, ahora KT Racing, y Nacon no han faltado a la cita en Noespais tampoco íbamos a dejar pasar la ocasión para ponernos el casco y el mono de piloto y lanzarnos a los mandos de nuestra Xbox One (versión analizada) para comprobar si este año WRC 9 vuelve a estar a la altura de las circunstancias.

El club de la simuladores de conducción es un lugar bastante exquisito donde no dejan entrar a cualquiera. En esta generación hay muchos títulos donde podemos ponernos a los mandos de una bestia donde sus caballos se cuentan por centenares y en los que la velocidad esta presente. Pero los juegos en los que, además de lo anterior, tenemos que esforzarnos en trazar las curva con la una precisión milimétrica de un cirujano y conocernos los trazados tan bien como las líneas de nuestras mano hay mas bien pocos. Si encima sumamos el «plus» de la gestión de toda una escudería el número de títulos se reduce considerablemente. WRC 9 es uno de esos juegos que pueden decir que ocupan un lugar de honor en ese exclusivo club. Lugar que se ha ganado a pulso gracias al continuo perfeccionamiento de una formula que funciona muy muy bien, la unión de la simulación y la gestión.

WRC 9 es un juego implacable, da igual el nivel de dificultad que elijas, KT Racing deja claro que este es un juego de simulación donde no hay espacio para las medias tintas. Conocerse el trazado es vital, entrar en la curva con el ángulo perfecto es indispensable, frenar lo justo para sentir como la parte trasera se pone en su sitio antes de atacar una rasante es esencial. Es un juego en el que un despiste o un error se paga caro, bastante caro. No te juegas la vida por equivocarte al poner la marcha indicada, pero si que perderás esas milésimas indispensables para estar en la parte alta en la clasificación del rally. No toméis esto que os digo como algo negativo, al contrario, su realismo es un gran virtud, la mayor de ellas. El comportamiento y físicas de los coches es intachable. Nunca pensaras que tu Ford, Toyota o Skoda han hecho algo extraño mientras conduces, todos los parámetros están bastante bien equilibrados. Las frenadas, derrapes, trompos o saltos nos resultarán creíbles a nuestros ojos y una vez que nos hemos adaptado a los particularidades de nuestro coche nos daremos cuenta que no solo son creíbles sino que los movimientos de nuestra maquina son realmente precisos.

Pero, como ya he dicho antes, esta es su mayor virtud y defecto, el tiempo que tardamos en adaptarnos a la conducción. Simplemente es demasiado. El tutorial lo superamos en apenas 5 minutos y básicamente solo no explicaran como se acelera y se frena antes de soltarnos ante nuestra primera prueba de fabricante o nuestra primera competición. KT Racing da por hecho que venimos de jugar a su anterior entrega. No es difícil de imaginar que cualquier jugador cuyas dotes de conducción virtual se limiten al «Mario Kart» se levante del sofá exclamando improperios tras tirar el mando por la ventana. Se echa en falta un ajuste mayor en la dificultad o un modo donde las ayudas automáticas tomen el control del coche ayudando a los «conductores noveles» a no salirse en todas y cada una de las curvas. Es verdad, esto seria como poner un selector de dificultad en Demons Souls, el juego sería mas accesible pero es innegable que desvirtuamos la esencia del titulo a cambio. Y es aqui donde reside la magia ¿no? En adaptarte, mejorar y triunfar en la curva que te ha costado las decimas de segundo y la carrera.

Pero WRC 9 no es solo conducir. Al igual que ocurría en el titulo anterior el juego incluye un completo apartado de gestión, es decir, un modo Carrera. Esta es la modalidad principal y en la que, como os podéis imaginar, nos pondremos en las botas de un piloto para vivir el día a día dentro de un equipo de rally. Iniciaremos este modo dándonos de alta como piloto, poniendo nombre y nuestra nacionalidad, seleccionando la «dificultad» y por supuesto si queremos elegir si comenzar en desde la Junior WRC o directamente en la WRC, las diferencias entre ellas son a tener en cuenta pues en una tendremos intentos limitados para ganar las carreras o la elección de nuestro coche. Tras estos ajustes ya tenemos a nuestra disposición todas las posibilidades que nos brinda la gestión nuestra escudería. Elegiremos eventos en el calendario, planificaremos entrenamientos, configuraremos nuestro coche, desarrollaremos mejoras en nuestro departamento de I+D gracias a los puntos de experiencia que ganemos compitiendo, comprobaremos que seguimos cumplido los requisitos para continuar en la escudería, gestionar el personal…. un sin fin de tareas, bueno quizás no tantas, a las que tendremos que estar atento entre carrera y carrera si queremos terminar en lo más alto de la clasificación general del Mundial. Y ya que hablamos del Mundial de Rally hay que decir que WRC9 cuenta, otro año más, con la licencia oficial de la FIA. Esto quiere decir, como ya debéis suponer, que contará con los nombres de los pilotos, coches, equipos, pistas y campeonatos del mundial y esto es un punto muy a tener en cuenta si te encuentras entre los amantes de esta disciplina de la automoción.

Pero no penséis que para jugar a WRC9 necesitáis echar toda la tarde. El juego tiene un motón de modos de juego aparte del mencionado modo Carrera. Siguen estando presentes partida rápida, entrenamientos, zonas de pruebas, desafíos, temporadas  y un gran modo multijugador online donde medirte contra jugadores de todo el mundo. WRC9 trae contenido para dar y tomar.

A nivel visual el juego de KT Racing da la talla de lo que esperamos a estas alturas de generación. Los modelados de vehículos son excelentes, los parajes donde discurren las pistas son detallados y la distancia de dibujado es más que suficiente. Se nota que KT siguen evolucionando su motor grafico y aun consiguen sorprendernos con momentos muy realistas durante nuestras carreras. Evidentemente el juego tiene algunas lagunas. Los tiempos de carga, el pooping o algunas texturas son el precio a pagar por un juego que a líneas generales es muy realista. En la parte sonora hay que destacar dos cosas, la primera son los efectos sonoros. Motores, derrapes, frenadas, gravilla, lluvia y un sin fin de sonidos que te transportarán a pie de pista y que demuestran el trabajo de KT en realizar un producto de primera calidad y por otro lado contamos con un excelente doblaje al castellano. Nuestro copiloto nos cantará las indicaciones durante la carrera y el narrador nos dará indicaciones durante nuestra estancia en nuestro box. Todo excelentemente localizado y doblado con ganas de hacer un buen trabajo.

Lo mejor que podemos decir de WRC9 es que cumple lo que promete, y eso a día de hoy es decir mucho a su favor. Competición, realismo, dificultad, espectáculo y muchas horas frente a nuestras pantallas es lo que te ofrece KT Racing en la entrega anual de uno de los simuladores más fieles que vas a encontrar en la actual generación.

 

 

 

 

 

 

WRC 9

7.8

Historia

6.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Diseño Artístico

8.0/10

Diseño de Sonido

8.0/10

A Favor

  • Su completo modo de gestión.
  • Un simulador de conducción muy fiel
  • Muy desafiante y divertido.

En Contra

  • Algunos fallos graficos.
  • Curva de aprendizaje exigente.
¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies