Review Razer Wolverine V2

Review Razer Wolverine V2

7 abril, 2021 0 Por Oscar Garcia

Unboxing y Review del gamepad Razer Wolverine V2

En el mundo del hardware para jugones, o «gamers» como esta de moda llamarnos ahora, esta lleno de marcas que buscan llevarse su trocito de paste, y por pastel quiero decir vuestro dinero. Logitech, Nacon, Rig… hay muchas marcas conocidas, y aún más desconocidas, pero sin duda alguna Razer es la que más evolución da a sus productos y más alternativas puede ofrecer a las vánales necesidades del jugón medio. Muestra de ello es el articulo de hoy en donde os contamos que os puede ofrecer el gamepad Razer Wolverine V2, un mando que es la ultima evolución de la familia de  controladores Razer Wolverine, algunos de ellos ya se han pasado por nuestra web y canal de Youtube como el Razer Wolvenrine Ultimate. Este nuevo Wolverine le da una vuelta al diseño clásico del mando aprovechando la salida de las nuevas consolas Series X|S.

Seguro que también te interesa nuestra review de Bravely Dafault 2

Como todo buen unboxing marca de la casa vamos a comenzar hablando primero del packaging del gamepad Razer Wolverine V2. Una caja compacta, de gran gramaje y de color negro. Una foto del Wolverine V2 domina la parte frontal de la caja y ya vemos el cambio en el diseño del mando. El resto de la composición del frontal de la caja es el que viene siendo habitual en los productos de la marca: el nombre del modelo en la parte superior junto  con el logotipo de Razer y en la parte inferior tenemos el sello que certifica que este gamepad esta diseñado específicamente para consolas Xbox, aunque ya avisamos que nosotros lo hemos probado en una Series X.

Los laterales de la caja se dejan para describirnos las bondades del mando, en uno de ellos, y para detallarnos el contenido del paquete:

  • El mando Razer Wolverine V2.
  • Un cable USB de 3 metros.
  • Manual de instrucciones y pegatinas decorativas.

También encontramos donde podemos usar el gamepad y una tabla con los pesos y medidas del mando.

En la parte trasera de la caja encontramos todo un festival de características, explicadas de manera muy grafica gracias a dos fotografías del Wolverine V2.

  • Rediseño de la forma clásica del mando.
  • Botonera Mecánica.
  • Empuñaduras ergonómicas y texturizadas.
  • Jack 3,5mm
  • 2 gatillos configurables adicionales.
  • Bloqueadores de gatillos.

Seguro que también te interesa nuestra review de Crash Bandicoot 4

Al abrir la caja nos encontramos directamente con el nuevo mando. El Razer Wolvernie V2 descansa en una cama de espuma que lo protege de los golpes. Te recomiendo no tirar la caja porque, a falta de funda protectora, será la mejor manera de llevarte tu Wolverine V2 de viaje a cualquier parte. En la parte inferior de la caja encontramos un compartimento de cartón donde se esconde el cable USB, las instrucciones y unas pegatinas de logotipo de Razer para ponerlas en nuestro PC o consola.

Con el mando en la mano ya vemos que el reestiling que le han hecho al mando va más allá del tamaño y algunos toques estéticos. El cambio de diseño es radical a lo visto en cualquiera de los integrantes de la familia Wolverine. El mando es más compacto y a la vez más ergonómico. Las empuñadoras tienen una caída más pronunciada lo que lo vuelven más «fácil» y cómodo de coger. Este pequeño cambio en el diseño hace que tengamos más superficie de agarre, lo que unido al acabado de goma y texturización de la misma hace que el control sobre el gamepad sea total. Además gracias a esta nueva forma en «L», no temáis no es tan pronunciada, todos los gatillos quedan mucho más accesibles a nuestros dedos lo que a su vez hace que el tiempo de partida sea más largo ya que la fatiga se reduce.

Por supuesto esto es un Razer, lo que quiere decir que es compatible con Synapse y lo podremos configurar para dejarlo totalmente a nuestro gusto. Sensibilidad de los gatillos, asignación de botones,  zonas muertas, sensibilidad del modo «Agil» y «Focus», vibración de los motores….como veis no hay parámetro que no puedas modificar gracias a este software. Por supuesto todas estas configuraciones las podremos guardar en distintos perfiles.

Con el mando a nuestro gusto toca probarlo en nuestra Series X, e de suponer que las sensaciones en Xbox One y Series X serán similares si no idénticas. Lo mejor que puedo decir del Wolverine V2 es que no he echado de menos mi mando oficial de Series X. Todos en el mando funciona a la perfección. Nota especial a la botonera y cruceta del mando, ambos son mecánicos lo que nos da un plus de precisión y una respuesta hyper rápida a nuestras pulsaciones, el lag es algo del pasado. El trabajo de los sticks también es estupendo, sin zonas muertas y aportando una precisión a los movimientos perfecta. Por supuesto también cuenta con la función «Ágil» y «Focus», marca de la casa, que nos permitirán ese plus de velocidad o precisión dependiendo el juego. Por ultimo nombrar la inclusión de los bloqueadores de gatillos, otro detalle «made in Razer», que reducen el recorrido de los mismos a menos de la mitad, gracias a esto ganaremos unas preciadas decimas de segundo a la hora de pulsar el gatillo en nuestro shooter preferido.

La gran pregunta es si este mando, este gamepad Razer Wolverine V2, merece el desembolso de los 100€ que puede llegar a costar, y más aun teniendo el oficial de Microsoft, que es un mando perfecto, inalámbrico y 40 € por debajo de este Wolverine V2. En mi modesta opinión la respuesta ha de ser afirmativa. Es verdad que es un mando con cable lo que le resta comodidad frente a un mando inalámbrico pero este mando supera al mando oficial de Microsoft en todos y cada uno de los aspectos en los que los compares. Es más cómodo, más preciso, más configurable y, esto ya como opinión subjetiva, más bonito.