Queen Emeraldas(Vol. 1), de LeijiMatsumoto

Queen Emeraldas(Vol. 1), de LeijiMatsumoto

10 febrero, 2021 0 Por Oscar Garcia

El leijiverso es, quizás, una de mis geografías ficticias favoritas: un vasto universo, creado por la mente del maestro mangaka Leiji Matsumoto, en el que se dan cita los personajes más valientes y brillantes de todas las galaxias. La magia de LeijiMatsumoto es saber vertebrar, a través de diversas obras, un espacio casi mitológico, fundacional, en el que desarrollar tramas con un poder de atracción y un virtuosismo difíciles de igualar. Al igual que Harlock o que la propia Emeraldas, Matsumoto ha tenido la valentía de querer expandir su dominio por el mar infinito de la imaginación, un océano aún más vasto que el propio universo, y salir airoso de ello.

LeijiMatsumoto es, sin lugar a dudas, uno de los mangakas de referencia y un maestro indiscutible en el género de la spaceopera. Su genialidad se extiende a lo largo de múltiples obras, entre ellas, quizás, las más conocidas sean Capitán Harlock y Galaxy Express 999. Matsumoto ha creado un universo compartido en el que personajes de diferentes obras se entrecruzan de manera esporádica, sí, pero coherente. Matsumoto ha conseguido que el universo, pese a sus múltiples peligros en forma de cometas, naves piratas… sea un segundo hogar para sus lectoras. Un lugar donde nos sentimos como en casa junto a TetsunoHoshino, Harlock, Emeraldas, etc.

Por fortuna, siempre hay obras por descubrir y por traer a nuestro mercado: Satori Ediciones vuelve a dar con la tecla al publicar, en dos volúmenes, la imprescindible Queen Emeraldas. La obra que hoy tenemos entre manos se construye a través de los encuentros y desencuentros de dos personajes: por un lado, Emeraldas, una pirata que ha jurado vivir y morir en libertad y cuyo objetivo final en su larga odisea es desconocido para todos; y, por otro lado, HiroshiUmino, un joven que ha escapado de la Tierra con el deseo de navegar por el océano del espacio pero que, por desgracia, ver cómo su nave acaba destruida y deberá, de nuevo, tratar de crearse una.

En los diversos capítulos que conforman este primer volumen iremos conociendo, paulatinamente, el pasado de Emeraldas e iremos entreviendo los motivos por los que actúa como actúa: la cicatriz de su cara es, sin duda, una señal que la hace reconocible para todos, pero descubriremos que también es un recordatorio de la vida y la muerte en la jungla del espacio. Pero, como ya habéis visto, esta no es únicamente la historia de Emeraldas, HirsohiUmino tiene un peso enorme en la trama al ser una pieza clave, parece ser, en el destino de la pirata espacial más conocida y temida. Conocer qué los une y, asimismo, los distancia es uno de los ejes de esta obra.

LeijiMatsumoto sigue fiel a su estilo creando personajes con una determinación sobrehumana que les ayuda a superar los innumerables obstáculos con los que se van encontrando en su periplo. Todos aquellos con los que se vayan cruzando estos dos personajes verán sus vidas cambiadas, sí, pero, para bien o para mal, también cambiarán el sino de nuestros protagonistas.

A la composición del dúo protagonista se le suman los geniales dibujos de Matsumoto en los que convierte el universo en una sinfonía de estrellas y naves, de belleza y horror, de oscuridad y luz. Sorprenden, sobre todo, las composiciones a doble página donde suele enmarcar las imponentes naves antes el océano estelar: Matsumoto transmite una fuerza y una belleza incomparables. Por si todo ello no fuera suficiente, este primer volumen (como también hará el segundo) contiene material inédito en forma de cuentos autoconcluyentes que harán las delicias de todos aquellos amantes del leijiverso.

De nuevo, Satori Ediciones ha editado de manera excelente esta obra del maestro de la Space Opera: una obra imprescindible ya no sólo para los amantes del manga, sino también para los amantes de las aventuras y la ciencia ficción. Tened por seguro que una vez subís a bordo del Queen Emeraldas vais a desear no volver a bajar nunca más: tal es el poder de atracción de sus personajes y la belleza del dibujo de Matsumoto.