Análisis WRC 8 | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis WRC 8

Switch

Derecha toda a ras!

Mario Kart 8 Deluxe, Team Sonic Racing, Grip, Xenon Racer, Crash Team Racing Nitro-Fueled, All-Star Fruit Racer, Gear.Club, Nickelodeon Kart Racers, y siendo consciente que me dejo algún que otro título en el tintero, estos serian los títulos de conducción más conocidos del catalogo de nuestras Nintendo Switch. A nadie se le escapará que todos esos títulos resultan ser juegos de conducción árcade, alguno más serio que otro, pero todos ellos van enfocados a una conducción más “desenfadada”, centrándose en la rama más divertida del concepto «carreras de coches” a costa de alejarse de sensaciones más cercanas a la realidad. Mentiría si dijera que no hay juegos que se centren en la simulación pero sus títulos se cuentan con los dedos de una mano y para alegría de los jugadores más exigentes llega a Nintendo Switch, con algunas semanas de retraso con respecto a las versiones de sus hermanas mayores, WRC 8. Un juego que saciará las ansias de los pilotos más exigentes de la híbrida de Nintendo   ¿Estará WRC 8 a la altura de las expectativas? Vamos a verlo.

El nuevo juego de Kilotonn Games llega dispuesto a darlo todo a los amantes más pro, y a los no tanto, de la conducción con dos grandes bazas que trae bajo el brazo. Por un lado WRC 8 cuenta con la licencia oficial de la FIA World Rally Championship, con todo lo que ello conlleva para alegría del seguidor de esta competición. Poseer esta licencia conllevará que podremos ver en pantalla equipos y pilotos reales, trazados icónicos, marcas y modelos de coches representativos del WRC, categorías… en fin ya os podréis imaginar que dentro de este cartucho está todo lo que el buen amante de esta disciplina deportiva puede pedir a un juego de este tipo.

Una de las novedades de WRC8 es la variedad de modos de juegos presentes para amoldarse a todos los jugadores, o casi.

Por otro lado WRC 8 llega con un buen puñado de modos de juego para que la experiencia de juego sea lo más completa posible. De entre todos ellos, más adelante os mencionaremos los demás, vamos a destacar la que es, sin lugar a dudas, su modo principal: Carrera. Esta es la modalidad más completa del título. Elegimos nombre, país de origen, opciones básicas de dificultad y  si queremos arrancar nuestra aventura desde la Junior WRC o en la WRC 2, esta ya es la gran primera decisión del juego pues las diferencias entre una y otra son bastante importantes, como por ejemplo la limitación de intentos para ganar una carrera o la posibilidad de elegir vehículo. Tras esta pequeña configuración ya podemos acceder al potente modo “Carrera” donde podremos elegir las pruebas a participar en nuestro calendario de eventos, planificar entrenamientos, configurar nuestro vehículo invirtiendo nuestra experiencia en nuestro departamento de  I+D para adaptarlo a nuestra forma de conducir, gestionar el personal del equipo, consultar objetivos marcados por la escudería, revisar diversas pruebas y ofertas que llegaran a nuestro correo y toooodas las tareas que te puedes imaginar, y muchas más, propias del box de un gran equipo del mundial de Rally.

El modo «Carrera» hará las delicias de todos los que quieran llevar el simulador de conducción un paso más allá.

Pero evidentemente este juego es más que un simulador de escudería, esto es un juego de conducción. Y en este apartado el juego ofrece tantas virtudes como en la parte de gestión. WRC8 puede ser un exigente simulador de conducción que nos haga sudar, sufrir y sonreír a cada curva. Apurar la frenada, entrar en la curva por el sitio correcto, trazarla de manera perfecta, controlar nuestro derrape para salir de esa curva lo más rápido posible se convertirá en algo esencial si queremos ganar esas decimas que nos darán la victoria frente al resto de participantes. Sentiremos el terreno que pisa nuestro coche gracias a un más que acertado comportamiento del coche sobre las distintas superficies y sufriremos en cada desnivel, cada salto, gracias a un motor de físicas que se desenvuelve con bastante soltura mostrando unas reacciones bastante realistas de los vehículos. Etapas bastantes diferenciadas gracias a carreras nocturnas y diurnas junto con una meteorología muy bien conseguida apoyan esa sensación de «realidad» tan necesarias dentro de un juego de esta categoría. Pero WRC8 también puede ser un titulo disfrutable por, casi, cualquier fan a este tipo de juegos gracias a las diversas ayudas a la conducción, como ABS o control de tracción, que se pueden activar o desactivar a placer. Además también ayuda mucho la multitud de modalidades disponibles además del profundo modo carrera. Podemos disfrutar de una conducción algo más árcade en “partida rápida”, disfrutar solo de la conducción en el modo “Temporada”, realizar ejercicios para mejorar nuestro entrenamiento o conducir libremente para ir aprendiendo a dominar nuestro vehículo. Como veis hay de todo para todos, bueno, para casi todos, por que pese a que digo que el juego es bastante accesible no debemos olvidar que esto es un titulo centrado en la simulación; se le debe dar una oportunidad y aprender las técnicas necesarias para poder disfrutar del juego. Aquellos que busquen una conducción más árcade y alocada se llevaran una bofetada de realidad, aquí se viene a conducir no a disparar “cohetitos” o “champiñones”. Antes de saltar al apartado grafico solamente indicar dos pequeñas pegas. Pero la principal de ellas es que el juego es bastante difícil de dominar en modo portátil, culpa de los insufribles minigatillos de Switch, por eso te recomiendo que lo juegues con un mando Pro.

Las sensaciones que transmite WRC8 al volante de los coches es inmejorable.

A nivel grafico es de lo mejor que vamos a ver en Nintendo en este tipo de juegos. Los chicos de Kilotonn se ha dejado los dedos programando un juego que luce bastante bien, el modelado de los coches, sin ser perfecto, poco tiene que envidar a las versiones más potentes mostrando coches con todo lujo de detalles, tanto por dentro como por fuera, que se mueven de manera realista. El motor de físicas, como hemos dicho anteriormente, transmite de manera casi perfecta las sensaciones propias de la conducción de estos vehículos haciendo que notes el terreno bajo los neumáticos. Al contrario de lo que suele pasar en Switch, el juego gana enteros cuando se juega en modo Dock ya que el escalado del juego es perfecto y se disfruta mejor en pantalla grande. No todo es maravilloso, Switch es lo que es y llega hasta donde llega, pese a que las físicas y modelados de los coches son bastante buenos no pasa lo mismo con los escenarios donde transcurren las carreras, escenarios bastante menos detallados que los vehiculos, dientes de sierra y un popping que no se entiende en esta generación. A nivel sonoro no se le puede sacar ninguna pega. Una banda sonora pegadiza y variada nos acompañará en los momentos de gestión y dejando paso, durante la carrera, a unos efectos de sonido que Kilotonn se ha trabajado bastante. El ruido del motor al revolucionarse o el sonido del derrape serán de gran ayuda a la hora de pilotar y el paso de una superficie a otra hacen que nos demos cuenta el mimo que Kilotonn pone a sus juegos de conducción.

Lo mejor de su apartado gráfico, los coches, lo peor unos escenarios bastante deslucidos.

Es WRC8 el juego de conducción definitivo? No, eso es evidente. Pero sí que es el mejor simulador que podemos encontrar ahora mismo en Nintendo Switch. Un juego de conducción tan exigente como divertido, que hará las delicias tanto del fan a los rallyes como las del jugador que busque una propuesta más seria, y diferente, dentro del catalogo de “juegos de coches” de Nintendo Switch.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes del articulo tomadas por el autor del reportaje o cedidas por Big Ben Games, a través de presskits. Los logotipos y marcas que aparecen en ellas son propiedad de sus respectivos dueños y son utilizadas aquí únicamente con fines ilustrativos

WRC 8

7.7

Jugabilidad

8.5/10

Diseño Artístico

7.0/10

Diseño de Sonido

7.5/10

A Favor

  • La cantidad de modos de juego
  • Las licencias oficiales del campeonato
  • Las buenas sensaciones de la conducción.
  • Su apartado de gestión de equipo.

En Contra

  • Escenarios vacíos y popping afean el acabado gráfico.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies