Análisis Tails of Iron

Análisis Tails of Iron

1 octubre, 2021 0 Por Isaac Garcia
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


Tales of iron llega a nuestras vidas para ampliar el catálogo de lo que ya conocemos como soulslike. Esta comparación no es baladí ya que el juego comparte varias de las premisas que la saga de From Software ha consolidado durante la última década, desde la dificultad, la gestión de equipo o hasta el sistema de combate. Sin embargo y aunque hace todo esto muy bien, es en otros apartados donde realmente da el “do de pecho”, como puede ser el apartado artístico o la originalidad de su desarrollo narrativo, a pesar de la simpleza de éste. ¿Es la obra de Odd Bug Studio una de las sorpresas indies del año? Os lo contamos.

Seguro que también te interesa nuestra review de Aragami 2

No te pierdas todos los vídeos de nuestro canal de Youtube

Tales of iron es una aventura RPG de acción en 2D aunque en lo artístico podríamos valorarla 2.5D ya que muchos de los elementos del entorno en otros planos intervienen indirectamente en el juego. Es una fábula oscura que nos cuenta la caída del reino de las ratas a manos de un enemigo ya derrotado en el pasado, las ranas, resurgido para forzar el camino del héroe. Dicho héroe será Redgi, heredero al trono y que será el auténtico protagonista a nuestros mandos. Redgi empezará una gesta para vengar la muerte de su padre viéndoselas principalmente con ranas, insectos, larvas e incluso las versiones zombies de todos estos. Toda esta historia tendrá lugar en un entorno oscuro pero muy preciosista, totalmente dibujado a mano con un estilo cartoon que recuerda al visto en otros juegos como por ejemplo Valiant Hearts o Salt and Sanctuary. De este último coge muchos más elementos y es un buen referente a la hora de saber que podemos encontrarnos en TOI.

Redgi se las verá con varios bosses que pondrán a prueba su valía

Nuestros roedores interactuaran de una manera muy peculiar a través de bocadillos al mas puro estilo cómic. En los bocadillos veremos dibujos que nos dirán de una manera muy gráfica que están contando y a su vez un narrador nos contará la historia al más puro estilo cuenta cuentos para acompasar lo limitado, aunque original, del sistema de diálogos propuesto. Dicho narrador esconde una pequeña sorpresa para los amantes de la saga The Witcher ¿os animáis a descubrirla?.

   

Podremos equipar a Redgi para adaptarlo a la forma de combatir que más nos guste

Podremos equipar a Redgi para adaptarlo a la forma de combatir que más nos guste.

El juego contiene elementos de RPG y es aquí donde disfrutaremos de las posibilidades que ofrece combinar diferentes partes de equipo o diferentes armas. En lo referente a armas contaremos con espadas, lanzas, escudos y hachas ya sean a una o 2 manos. Cada una con un atributo de ataque y un peso que mermará la velocidad de nuestro roedor si combinado con el vestuario excede unos límites. En cuanto a éste, dispondremos de yelmos, sombreros, trajes y armaduras. Cada uno nos dará un patrón de defensa, un peso y en algunos casos una habilidad especial de defensa contra un tipo concreto de enemigo. Es aquí donde valoraremos si por ejemplo compensa equiparte con una armadura que tiene protección especial contra larvas pero que empeora el rango de defensa general.

Derrotar enemigos nos proporcionará valioso loot que podremos equipar o guardar para más tarde

El combate es el elemento que más se disfruta. Encontraremos un backtracking bastante simple y aunque contiene elementos de metroidvania son casi anecdóticos. Recorreremos las mismas zonas varias veces pero será por requisitos de la historia principal o de las misiones secundarias por lo limitado del mapa. Olvidaos de buscar nuevas áreas gracias a alguna nueva habilidad adquirida ya que esto solo pasará en contadas excepciones. A lo largo del mapa también encontraremos puntos de viaje rápido que no siempre es aconsejable usar ya que ir a pie facilitará encontrar a otros personajes que nos pedirán o solicitarán ayuda para cumplir objetivos secundarios.

El mapa no es muy extenso pero nos llevará no solo por la superficie del reino sino también bajo tierra

Volviendo al combate, veremos una mecánicas muy simples pero efectivas y un reto con gran dificultad pero que en ningún momento se siente injusta. Básicamente nos enfrentaremos  a tres patrones de ataque de los enemigos, golpes a esquivar, golpes imparables y golpes a contrarrestar. Siempre sabremos qué ataque nos espera porque viene acompañado de una animación en la que el enemigo desprende una especie de sentido arácnido cuyo color nos indicará si debemos esquivar, protegernos o escapar inmediatamente. El ataque es mas sencillo incluso ya que solo contaremos con 2 botones de ataque, un ataque a una mano débil y rápido y uno a 2 manos más contundente pero más lento. Los combos serán limitados y la auténtica gracia del juego residirá en cómo contrarrestemos los golpes y en cómo contraataquemos. En resumen TOI implementa un sistema de combate muy sencillo de llevar a cabo pero algo más difícil de dominar.

Si hay algo más peligroso que las ranas, son las ranas Zombie.

La historia principal se complementa con varias misiones secundarias  que encontraremos  en tablones de anuncios al mas puro estilo The Witcher y es aquí donde encontramos una de las pegas del juego. Siendo el tipo de juego que es no se puede exigir mucho a éstas y nos ofrecerán objetivos tan básicos como ir y matar al monstruo de turno, que en muchos casos serán algunos de los mejores bosses del juego, como veremos con el rey y la reina insectos por ejemplo. El problema de estas misiones es que aunque parezcan objetivos opcionales, serán la única manera de conseguir monedas y la historia principal nos pedirá dichas monedas para reconstruir el castillo y poder avanzar, por tanto en muchos casos serán totalmente necesarias y es una manera artificial de alargar el juego. Además no se pueden equipar más de una a la vez, por otra parte no es necesario volver a recoger la recompensa.

Nuestros roedores interactuarán al más puro estilo cómic

El apartado sonoro pasa más discreto que el resto del contenido del juego aunque no por ello se puede decir que no esté a la altura. Para los diálogos de las ratas se ha elegido un sonido muy peculiar que recuerda a flautas y otros instrumentos de viento. Los castillos y los pueblos vendrán acompañados de música medieval ya sea festiva en los castillos o algo más apagada en los pueblos en reconstrucción. Las cloacas y las zonas más oscuras nos ofrecerán una vertiente mucho más aterradora. Además viviremos algún momento muy épico enfrentándonos a algún jefe mientras el bardo rasga cuerda a nuestra espalda.

Podemos concluir que Tales of Iron es un juego notable en su apartado jugable y sobresaliente en su apartado artístico. Muy adictivo y tremendamente divertido nos ofrece unas 10-12 horas con una dificultad bastante elevada aunque quizás algo escasa para los más curtidos en experiencias souls. Su precio reducido lo convierte en un imprescindible para lo que queda de año y seguramente se encuentre en el podium de indies de 2021. Si os animáis a jugarlo seguramente no os arrepentiréis.

Últimas entradas de Isaac Garcia (ver todo)

0.00
8.7

Historia

8.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Diseño Artístico

10.0/10

Diseño de Sonido

7.8/10

A Favor

  • Apartado artístico apabullante.
  • Divertido a la par que dificil.
  • Sistema de combate equilibrado y justo.

En Contra

  • No hay gran variedad de misiones
  • Se alarga la misión principal artificialmente con secundarias.