Análisis Switch: Nightmare Boy | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis Switch: Nightmare Boy. Solo es un sueño…o no

[google-translator]

¿Que son los sueños? ¿de donde vienen? ¿porqué los tenemos?. Seguro que te has hecho esas preguntas alguna vez. Nadie, y quiero dejar claro esto, nadie tiene una explicación sencilla a esas preguntas. Una, de las diferentes teorías, es la que dice que son una mezcla de recuerdos, sonidos y sensaciones que se combinan para crear una experiencia subjetiva que nos ayuda a asimilar y asentar las vivencias tenidas durante el día y que puede ser esta experiencia tan real que puede confundirnos de tal manera que podemos levantarnos de la cama eufóricos por un gran sueño o terriblemente asustados por una pesadilla tremendamente real.

Pero qué pasaría si eso que vemos mientras dormimos, esas imágenes no son una amalgama de espasmos neuronales si no que realmente se trata de un reino que realmente podemos ver, sentir y tocar. Un mundo onírico paralelo al nuestro que solo es accesible en esos momentos en el que no somos dueños de nuestro pensamiento. Un mundo paralelo al que se puede viajar, al que se puede acceder y desde el que también pueden entrar.

Tomando esta interesante premisa como punto de partida Mr. Garcai y Victor Avila, los genios tras «The Vanir Project”, nos traen su primer gran proyecto “Nightmare Boy”. En el tomamos el control de Billy un niño que en mitad de su sueño es transformado en un monstruo por un malvado brujo y condenado a atravesar un mundo de pesadilla para lograr recuperar su forma humana e ir rescatando a otros niños que también han sido apresado por el malvado hechicero y no logran despertar para escapar de esta, ahora,  su pesadilla.

Una sencilla historia que da paso a un muy interesante juego de plataformas en 2D que se enmarca en ese copado género que son los metroidvania y en el que su sabor juego retro no se queda solo en sus apartado artistico. Nightmare Boy es un juego tan, o mas, exigente como aquellos juegos donde machacábamos botones sin piedad en nuestras queridas Megadrive o Supernintendos mientras jugabamos al EarthWorm Jim o Castlevania de turno. El juego hace gala de  una vertiente plataformera muy exigente que nos obligará a demostrar nuestra habilidad con el gamepad pues nos encontraremos con zonas donde los saltos son muy exigentes y parecen estar medidos al pixel. .Además de saltar  tendremos hacer frente a los enemigos que nos iremos encontrando. Para ello Billy hará uso de su nueva fuerza sobrehumana y de diversos poderes que iremos adquiriendo durante la aventura que van desde bolas de fuego a una gran espada o un aliado que atacara a nuestros enemigos.Por último tenemos que hablar de la exploración, como todo buen representante del género “Nightmare Boy” hace gala de un extenso mapeado a explorar y con multitud de zonas que solo serán accesibles una vez consigamos determinados poderes que nos permitan salvar el obstáculo que nos impide explorar esa zona. Y para dejar bien claro que ha pesar de su estética no es para nada un juego de niños los chicos de The Vanir project han dotado a su criatura de una curva de dificultad muy ajustada, que si bien es cierto que es bastante justa con el  jugador, en ocasiones nos encontraremos con tramos donde esta se descontrola y se vuelve tremendamente exigente que harán que pensemos que clásicos como Ghost & Goblins era un paseo por el parque. Esto unido al curioso sistema de guardado donde guardar partida nos costará “gemas” convierte al juego en toda una delicia para aquellos que buscan un reto cada vez que encienden la consola.

Noticias-Analisis-Noespaisparafrikis,Nightmare boy, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

 

En el apartado artístico el juego es toda una oda a los 16 bits y un constante homenaje a las recreativas de antaño con un diseño de personajes y de niveles cargado de personalidad. Los grandes “sprites” que conforman a los personajes que vemos en la pantalla están perfecta y genialmente dibujados, además están animados “frame a frame”, destacan fuertemente sobre sus decorados con un fuerte y marcado Pixelart creando una mezcla muy llamativa que le aporta un estilo único que pocas veces hemos visto antes. Tenemos que parar a comentar el trabajo realizado, además de en el personaje protagonista, en los jefes finales. Gigantes, imponentes, detallados, animados cuidadosamente y con unas mecánicas jugables tan divertidas como difíciles. Por si todo lo dicho os supiera a poco cuenta con un “modo Retro” que da a la imagen la apariencia de estar jugandolo en un viejo televisor de tubo cambiando la tonalidad y deformando un poco la imagen. La banda sonora, sin destacar demasiado, acompaña muy bien al título pero le falta esa melodía épica que nos obligue a tararearla mientras jugamos. Los efectos de sonido cumplidores igual que la BSO y el juego llega, como era de esperar, con subtítulos al castellano.

Noticias-Analisis-Noespaisparafrikis,Nightmare boy, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

Pero, y como de costumbre, no todo pueden ser buenas palabras, el juego adolece de algunos fallos que nos resultan incomprensibles que hayan llegado al titulo final. Por ejemplo nos encontramos con un retardo a la hora de saltar, por culpa de una animación excesivamente larga antes de ejecutar el salto, que hará que fallemos algún que otro salto y eso en un juego donde la plataforma es uno de los elementos protagonistas es imperdonable. Otro problemas que nos hemos encontrado es que con cada golpe que damos a los enemigos aparece en pantalla un destello blanco que encima va acompañado de unos índices de daño que no sabemos que pintan exactamente en el juego. Esto hace que cuando entablamos combate con varios enemigos a la vez se forme un pequeño caos en el que no sabremos muy bien que estamos haciendo y en un juego tan exigente como este nos costará alguna que otra vida.

Noticias-Analisis-Noespaisparafrikis,Nightmare boy, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

Así pues nos encontramos ante un interesante juego que picotea un poco de aquí y otro poco de alli para darnos una experiencia muy interesante que si es verdad que no inventa nada incluye ciertas mecanicas que dotan al título de personalidad propia. The Vanir Project firma un primer titulo bastante bueno que hace del amor a la plataforma y a la exploración su bandera y que, aunque tiene sus fallos, es un digno representante patrio entre el abarrotado genero de los metroidvanias.

 

7.3

Historia

6.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Diseño Artístico

8.0/10

Diseño de Sonido

8.0/10

A Favor

  • Su brillante acabado artistico
  • Los gigantes jefes finales
  • El sistema de guardado

En Contra

  • Los fallos en el control
  • La historia podía dar mas de sí
¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies