Análisis Dark Devotion | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis Dark Devotion

Switch

Unas de las categorías “videojueguiles” que se sube al carro de levantar pasiones es sin duda la denominada “Soulslike”. Y es que no hay nada, y perdonad que generalice,  que le guste más al “gamer medio” que mirar por encima del hombre al gamer de al lado y que mejor vara para medir el tamaño de nuestros egos que la dificultad de un juego. Por este motivo no es de  extrañar que cada vez que sale un juego que se enmarca dentro de esta categoría, es decir, un juego con un diseño de niveles sorprendente, una jugabilidad ajustada y una dificultada que en ocasiones roza la demencia, siempre se genera alrededor de él típico revuelo de los que se quejan de que su elevada dificultad no les deja disfrutar de un titulo de calidad y los que por el contrario aseveran que para disfrutar de ese título es necesario soportar, adaptarse  y sobrevivir, a esa elevada dificultad y que sin eso no se puede no se puede apreciar la grandeza del título, es una bonita manera de llamar mancos los segundos a los primeros.

Pero lo que es igual de innegable es que un buen puñado de estudios han tomado como verdaderos “mandamientos jugables” las bases establecidas por From Software para crear toda una corriente de títulos que compiten por estar sentada “a la derecha del padre”. Muchos lo intentan pero son pocos los que consiguen arrancar una maliciosa sonrisa en jugado mientras escupe una maldición. Uno de estos títulos es sin duda alguna Dark Devotion. Y es que el “pequeño” juego de Hibernian Workshop es todo un ejemplo de lo que se puede hacer poniendo cariño y fe en una idea. Luis Denizet y Alexandre Magnat, únicos integrantes de este pequeño estudio indie, cogen un género bien establecido como es el Metroidvania e intentan dar un pequeño giro a la formula, buscar sus costuras para agregar aspectos más propios de la saga de From Software. Así que ya os digo que no os dejéis engañar ya que en los primeros minutos el juego muestra sus cartas y deja claro que aunque tenga el esquema jugables de un Metroidvania las bases reales del juego son las de un juego perteneciente a la exigente familia de los “Soulslike”.

Análisis de Dark Devotion para Nitendo Switch
La exploración al más puro estilo Metroidvania será uno de los pilares jugables del juego.

Como todo buen Metroidvania nuestra aventura consistirá en ir explorando las distintas salas que, unidas por puertas, componen el enorme templo en el que nos encontramos. El diseño de niveles es excelente y conforme vayamos avanzando tendremos que volver a salas ya exploradas para activar un interruptor al que antes no alcanzábamos y que ahora, gracias a nuestra nueva ballesta por ejemplo, si podemos activar. Esto quizás no sea sorprendente pues la base del denominado “backtraking”, pero lo que lo hace diferente es su extraordinario diseño de niveles con numerosos caminos, atajos y puntos de teletransporte que nos llevarán al nivel central desde el que siempre partiremos. Y contado esto llega la parte en el que Hibernian dan un giro hacia tormento gracias a la introducción de las mecánicas “souls”. Mientras exploramos las zonas al paso nos saldrán al encuentro enemigos capaces de acabar con nosotros con tan solo un par de golpes. Para hacerles frente nuestra templaría contará con su habilidad con las armas, con su pericia al escudo y con la destreza a la hora de esquivar. Pero todos estos movimientos estarán completamente supeditados a una barra de energía que se consumirá con cualquiera de esas acciones. Los combates ya no consistirán solo en memorizar los patrones de los enemigos sino que saber medir el consumo de nuestros golpes y actuar en consecuencia también serán claves si queremos que nuestro indicador de vida no baje repentinamente.  Por si memorizar patrones, medir tempos y controlar energía no convirtiera al juego en algo sumamente exigente ahora viene las adiciones que Hibernian Workshop quieren sumar al género como son por un lado las maldiciones, enfermedades que como su nombre indican una serie de efectos que nos perjudicarán por ejemplo multiplicando la dureza de los enemigos o haciendo que nos desangremos y por otro lado las bendiciones y la fe con las que se intentará equilibrar a las anteriores otorgando un escudo místico o permitiendo abrir cofres con interesantes ítems.

Análisis de Dark Devotion para Nitendo Switch
Los combates contra impresionantes Bosses pondrán a prueba nuestra destreza y nuestros nervios.

Dark Devotion cuenta también con un interesante sistema de progresión. En lugar de basarse en la subida de niveles se hace en la mejora de nuestro inventario. Me explico. Cada vez que empezamos partida, o perdemos en una batalla, volveremos a la sala principal donde comienza nuestra aventura. En esta gran sala encontraremos la forja. En este lugar podremos ir adquiriendo equipo para llevarlo en nuestra aventura. Arrancaremos con una endeble espada y un triste escudo pero conforme vayamos explorando, derrotando boses y cumpliendo objetivos secundarios nuestro catalogo en la forja irá aumentando. Tener una forja bien nutrida es altamente importante ya que cada vez que morimos perdemos todos y cada uno de los objetos que hayamos encontrado y tendremos que recurrir al herrero para que nos fabrique equipo con el que volver a la acción…ahora es cuando os dais cuenta de la importancia de la exploración en este título. Cuanto más exploremos, cuantos más pequeños encargos vayamos cumpliendo más “llevadera” será nuestra aventura.

Como os habréis dado cuenta aun no hemos hablado de la historia. En este aspecto también toma prestada la idea de usar una narrativa fragmentada. El antro del juego apenas nos da unas pinceladas de información, lo justo para saber quiénes somos y que estamos haciendo en el templo. Si queremos ahondar en la historia tendremos que ir hablando con los soldados y otros templarios que encontremos en las ruinas del templo y, si lo encontramos en nuestra exploración, consultando al bibliotecario perdido del templo.

Análisis de Dark Devotion para Nitendo Switch
Explorar y cumplir objetivos secundarios será indispensable para progresar a buen ritmo en nuestra aventura.

Llegamos al apartado grafico del juego. Dark Devotion es una muestra de cómo usar el Pixel Art  como “dios manda”. El juego de las luces y sombras crean en Dark Devotion una atmosfera lúgubre y asfixiante. El no ver lo que hay con más allá de la luz de nuestra antorcha pero intuir  los movimientos de los enemigos en las sombras empuja al jugador a estar siempre alerta. El diseño de escenarios y personajes es excelente, detalles como ver en nuestra templaria el cambio de indumentaria o armas según nos equipemos denota el gran mimo puesto a la hora de diseñarlo. Es imposible no detenerse en los jefes finales que encontraremos a lo largo de nuestra aventura. Grandes, detallados, bien animados… si en algún momento Dark Devotion roza el sobresaliente es sin duda en las estancias de estos enemigos. Como siempre dejamos en último lugar el apartado sonoro, que en esta ocasión esta a la altura de la ocasión, temas oscuros con toques religiosos refuerzan el personal tono tétrico del juego.

Análisis de Dark Devotion para Nitendo Switch
El acabado cartoon y su lúgubre ambientación dan una personalidad única al titulo.

Dark Devotion no está libre de fallos, nuestros movimientos parecen excesivamente pesados con respecto a los de nuestros enemigos, algunas salas están bastante vacías o un control no tan pulido como me gustaría. Pero ninguno de estos problemas consigue empañar un resultado final rematadamente brillante. Luis y Alexandre han creado un juego donde la relación desafío/recompensa es cuasi perfecta, el sistema de progresión es mucho más que satisfactorio y su aspecto grafico tiene una personalidad arrebatadora. La suma de todos estos factores hace de Dark Devotion un pequeño juego cuya sombra es capaz de tapar a títulos de más envergadura y presupuesto. Un juego indispensable para todo amante de los desafíos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes del articulo cedidas por The Arcade Crew, a través de presskits. Los logotipos y marcas que aparecen en ellas son propiedad de sus respectivos dueños y son utilizadas aquí únicamente con fines ilustrativos

Dark Devotion

8.8

Historia

8.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Diseño Artístico

9.0/10

Diseño de Sonido

9.0/10

A Favor

  • Su equilibrada relación desafío/recompensa.
  • Su sistema de progresión.
  • Su soberbia ambientación.
  • El acabado artístico es magnifico

En Contra

  • Algunas estancias se ven vacías.
  • El control se puede mejorar.
  • Nuestra templaria se antoja deliberadamente lenta.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies