Análisis The King Of Fighters XIV

Análisis The King Of Fighters XIV

4 febrero, 2021 0 Por Alejandro Soto

“Para ser el rey: lucha, y derrota al rey”

Multitud de entregas de la saga de juegos de lucha de SNK han tenido que pasar para que con este título desarrollase su primer juego en tres dimensiones. Lo hacía con este: The King of Fighters XIV. El juego se lanzaba en 2016, pero ahora nos llega esta Ultimate Edition. En ella se nos introduce todos los contenidos extra que no posee el juego base. Se trata de contenido descargable de los DLC que cuentan con 8 nuevos personajes, 10 nuevos trajes y 10 temas de personalización de los menús de tu PS4.

No te pierdas todos los vídeos de nuestro canal de Youtube

Pero lo que nos atañe hoy es el mismo juego. Porque si eres fan de la saga, el paso a las tres dimensiones se te antojaría un gran aliciente para hacerte con esta entrega. ¿O tal vez no? Vamos a verlo.

“Una historia anecdótica, pero muy introductoria”

Es posible que para la mayoría de los juegos de lucha el modo historia sea simplemente un trance para luego entrar a sus múltiples modos de juego y a competir en línea. Otros, por el contrario, se explayan y te cuentan algo con verdadera enjundia (como Injustice). En este encontramos un claro ejemplo de lo primero. Un modo historia que parece estar por imposición, que no tiene trama más allá de derrotar a un jefe final con una empatía nula con los personajes que escojas. Pero esto no es algo malo, a fin de cuentas, sirve como hilo introductorio para aprender los controles y coger soltura a la hora de ejecutar los largos y profundos combos que nos ofrece su jugabilidad.

“Lo divertido de aprender”

Algo que debemos hacer si no somos expertos es entrar de lleno al tutorial del juego. Aconsejo que lo hagas de todas formas. Es un modo de aprendizaje que va desde lo más básico de moverte por el escenario, a los combos más complejos que te pueden provocar un esguince de dedos. De ahí que se presente como algo desafiante que completar. Porque sabe hacer del aprendizaje algo divertido, costoso, y muy satisfactorio.

Ahora ya estás preparado para ser el rey de los luchadores.

El combate comienza antes del combate. Qué raro, ¿no? Antes de empezar a combatir habrá que elegir tres personajes de entre los más de cincuenta. Además, entra en juego el componente estratégico. Has de escoger el orden en el que tus luchadores saltarán a la arena de combate. Tu oponente, obviamente, hará lo propio. Tu no sabrás su orden, ni él tampoco el tuyo. Esto es lo que añade cierto grado de estrategia, dándote la opción de colocar aquellos personajes que mejor manejes en el orden que creas pertinente. Después de esto, solo queda que te dispongas a hacer gala de tu destreza como jugador de arcades de luchas.

Como buen juego de lucha, dispone de una buena ristra de modos juegos a parte del modo historia. En los modos offline ya nos encontramos con una buena cantidad de modos en los que gastar nuestro tiempo. Estos modos están enfocados, como es normal, a superar tus propias marcas, en superarte a ti mismo. También podrás superar pruebas en el modo llamado misión, el único modo de juego que no está hecho para ganar combates, si no para superar combos muy enrevesados. Otro es el modo versus,en el que podrás pelear con quien quieras a modo de combate rápido. Este último modo versus se traslada también al modo online, pudiendo competir por equipos de 3 vs 3 o de 1 vs 1. Podrás luchar en línea de forma libre, solo para entretenerte peleando un poco, o también explorar tu faceta más competitiva librando luchas por ascender en una clasificación y ascender de rango. Algo muy curioso y que me ha gustado bastante es el poder ver las repeticiones de combates de otros jugadores o subir las tuyas propias.

Otro aspecto para tener en cuenta a la hora de comprarlo es el difícil acceso que suponen estos juegos de nicho para introducirse en el mundo competitivo en línea. Pues bien, estás de suerte, amigo peleador. Algo que hace muy bien es el matchmaking online, que, si bien es cierto que cuesta encontrar oponentes a veces, es amable con los jugadores que somos mas novatos. Y es que tiene la bondad de emparejarnos siempre que sea posible con jugadores de nuestra misma experiencia o rango. Y no solo se queda aquí. Podemos elegir también otros aspectos, como, por ejemplo, la velocidad de conexión de nuestro contrincante. Todos sabemos lo importante que es el retraso en los controles en juegos que requieren de tal precisión.

Si es algo es este juego, es preciso. Sientes a los mandos que el timing con el que pulses los botones importa, que la velocidad de tus dedos a la hora de realizar combos, también. Y esta precisión es posible gracias a una jugabilidad súper divertida y muy pero que muy pulida. Sin olvidarnos de que el rendimiento es sublime. Podemos jugarlo a sesenta imágenes por segundo, sin caídas, sin fallos.

“En los años 2000 lo habría petado”

Como adelanté al principio, el juego ha pasado en esta entrega a los gráficos en 3D, algo que no le ha sentado muy bien. Deja atrás los sprites en 2D para mostrarnos unas buenas animaciones en 3D, pero que, por desgracia, distan mucho de la calidad gráfica de modelados y texturas que queremos ver en nuestra generación actual y pasada. Los modelados parecen sacados de hace un par de generaciones, de las máquinas arcade de cuando era un niño por allá por los 2000´s.

Por suerte, el paso a las 3D puede tener algo positivo. El arte en general de juego está bastante bien. Los diseños de los personajes son de lo más originales y pintorescos. Todos ellos están muy bien diferenciados y tienenpersonalidad propia. Esto hace que verlos ejecutar movimientos especiales desde diferentes perspectivas, gracias a las tres dimensiones, sea un punto a favor. Los fondos y escenarios, dado los gráficos anticuados, se ven beneficiados de ser fijos y sin a penas carga tridimensional. Esto hace que se vean bonitos y bien definidos.

Poco es lo que hay que decir del sonido del juego, más allá de una variedad de sonidos y efectos propios de golpes imposibles. Una banda sonora que cumple su función y junto a los demás efectos de sonidos y voces te transporta de nuevo a estar jugando en un buen arcade en que dejarte la propina.

Algo para que podamos apreciar mejor el arte del juego lo encontrarás en la galería. Esta galería la irás completando a medida que superes retos, desafíos y ganes combates.

“Una diga continuación para la saga de lucha de SNK”

Como conclusión y respondiendo a si el paso a las 3D es aliciente para comprar esta entrega de The King of Fighters XIV, te diré que no. Su jugabilidad es más que suficiente para que te hagas con el juego. Es un juego divertido, adictivo, competitivo y desafiante. Lo que se espera de un juego de lucha. Y aun que su error en el modelado haya sido sonado, es el juego perfecto para estar horas combatiendo, bien solo, o acompañado. Una digna continuación de la franquicia de SNK para un estilo de videojuegos que cada vez es más de nicho.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

The King Of Fighters XIV

7.3

Historia

5.0/10

Jugabilidad

10.0/10

Diseño Artístico

7.0/10

Diseño de Sonido

7.0/10

A Favor

  • Jugabilidad muy pulida y precisa
  • Amable con los nuevos jugadores
  • Multitud de modos de juego

En Contra

  • Modelados 3D anticuados
  • Modo historia anecdótico