Análisis Ghostrunner | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis Ghostrunner

FichaNoticiasAnálisisImágenes


Saltos frenéticos a ritmo de Cyberpunk

Afila tu katana, regula tus implantes cibernéticos y no dudes ni un instante a la hora de saltar al vacío. Eres un Ghostrunner y cualquier paso en falso se paga con tu vida.

Ghostrunner es un juego atípico de los que cuesta encontrar por su propuesta alejada del público más general. Nos encontramos ante un título de plataformas y acción en primera persona  que ha sido desarrollado para PC, One, PS4 y Switch,  a cargo del estudio polaco One More Level y distribuido por 505 Games. Con una increíble atmósfera, nos trasladaremos a un futuro de estilo cyberpunk donde nuestro objetivo será ir superando distintas fases mediante saltos, parkour y dando katanazos a diestro y siniestro a los mortíferos enemigos que nos vayan saliendo al paso. Es importante destacar que aunque el juego está presentado en primera persona no es ni mucho menos un shooter, ya que nuestra única arma será la letal katana que manejamos y que podrá deshacerse de nuestros enemigos casi de un tajo mientras vamos avanzando por cada uno de los niveles en los que se divide el juego.

Nuestro personaje es un Ghostrunner, una especie de súper soldado con implantes cibernéticos y habilidades hiperdesarrolladas que despierta con amnesia apremiado por rescatar a un inteligencia artificial conocida como el arquitecto. A pesar de que tendrá sus propios matices, la historia no será tampoco algo revolucionario dentro de un género como es el de la ciencia ficción que supone un campo extremadamente fértil para la creatividad. Pero bastará con decir que nuestro objetivo en el juego será ayudar a ese arquitecto a vengarse de una despiadada criminal llamada Mara, antiguada conocida del arquitecto a quien traicionó siendo responsable de casi acabar por completo con los Ghostrunners ya que nosotros somos el último de ellos.No es que sea una historia muy revolucionaria ni en narrativa ni en argumento pero habrá hueco para sorpresas y giros de guión muy interesantes y la atmósfera del juego se encargará de terminar de darnos una experiencia de lo más satisfactoria en este sentido.

No podemos negar que Ghostrunner entra por los ojos. El aspecto visual es sin duda uno de los puntos más atractivos del juego, más si cabe si sois jugones que estáis esperando como agua de mayo el Cyberpunk 2077,  ya que aquí tenéis un título que nos sitúa en un mundo similar a lo Balde Brunner donde escenarios urbanos nocturnos, complejos industriales oscuros y sucios, e incluso un mundo virtual conocido como el cibervacío, van a hacer más llevadera la espera por el título de CD Projekt. Desde la iluminación con todos esos neones, los ambientes nocturnos y algún efecto interesante como el de la presencia de gotas de lluvia en la propia pantalla, todo parece estar al servicio de deleite de los amantes de este subgénero de la ciencia ficción. Además el equipo se ha apoyado en el plano artístico para ir tapando alguna carencia técnica como es el escaso impacto que nuestras acciones tienen en el mundo con un poco interactividad con objetos y ausencia de físicas en la mayoría de ellos, como grúas o cuerdas a las que poder lanzar nuestro gancho para llegar a sitios inalcanzables y que le hacen un middlefinger a Isaac Newton y su ley de la gravitación universal.

Pero donde da el do de pecho el juego de One More Leveles la jugabilidad y lo pulido del apartado técnico para no sufrir caídas de frames en el rendimiento, ya que nos invitan a atravesar los niveles a toda velocidad, usando técnicas como el doble salto, el salto en carrera por la pared, uso de nuestro gancho, la esquiva activando una especia de tiempo bala y otrashabilidades que iremos desbloqueando según progresamos. Estas habilidades serán hasta cierto punto configurables con un sistema a modo de tetris mediante el cual tendremos que colocar unos puntos de activación en cada una de ellas según lo que queramos potenciar. Esto último es algo que debemos tener en cuenta ya que no todo consistirá en ir dando saltitos en un camino de rosas, ya que en estos niveles tendremos ciertos enemigos que querrán acabar con nosotros, algo que harán inmisericordemente si nos alcanzan de un único disparo. No obstante, los enemigos tienen una IA algo limitada y usarán siempre los mismos patrones, además estarán en el mismo sitio y si alguien se pregunta a qué les recuerdan estas dos mecánicas pues podemos decir “hola Hotline Miami”, un juego que como este invita a la repetición continua para completar el nivel a la perfección. Y ahí radica parte de la gracia de Ghostrunner ya que tenemos cierta rejugabilidad a nuestro alcance con una repetición de los niveles completados para batir nuestros registros en tiempo o reducir número de veces que morimos. También para buscar las decenas de coleccionables ocultos que están diseminados por los escenarios y que no son nada obvios de encontrar. Yo de hecho los que he ido encontrando casi siempre ha sido por haberme  equivocado de camino o por aterrizar tras un salto mirando hacia el lado contrario, descubriendo ahí un tentador huevo de pascua.

Esto del afán completista es algo que sin embargo choca de frente con la premisa del  juego, el cual es puro frenetismo y nos incentiva a no detenernos, De hecho si encaramos a los enemigos, nos salvará precisamente estar en continuo movimiento y saber usar la esquiva con un timing perfecto, aprovechando la ralentización del tiempo bala momentáneo. Siendo así se hace raro que tengamos que pararnos a explorar el mapeado para buscar estos coleccionables que además de opcionales tampoco aportan demasiado al lore del juego.

Puede que para ciertos jugadores la experiencia pudiera llegar a ser algo monótona por la reiteración de mecánicas pero por suerte el tipo de enemigos irá variando algo y tendremos desde los más sencillos armados con rifles a otros con escudos de energía los cuales que para acabar con ellos primero debemos destruir su generador. En cuanto alcancemos a los rivales nuestros cortes serán casi imperceptibles por su rapidez y los cortaremos como si fueran mantequilla, con su buena dosis de sangre y gore. Además tendremosalgún encuentro esporádico con bosses que requerirán  de mecánicas únicas pero sin grandes alardes, ya que llegados a este punto y para evitar hacernos una idea errónea,conviene recordar que estamos más cerca de un Mirrors Edge que de un Doom.

Como hemos mencionado de pasada antes, ciertos niveles del juego se desarrollan en una zona llamada cibervacío, una especie de mundo virtual donde la jugabilidad se torna en la resolución de una especie de puzles sencillos de estilo portal pero con bastante menos profundidad que el título de Valve, y que rompe por completo el ritmo del juego, algo que no ha terminado de parecerme acertado. Contamos además con modos de juego contrarreloj para el competitivo como forma de retarnos contra nuestros conocidos o simplemente mejorar la marca personal, y es que el tiempo para completar el juego variará mucho pudiendo ir desde más de una decena de horas a speedruns de vértigo aprovechando mil y un atajos que permiten los escenarios.

En el apartado sonoro del juego como no podía ser de otra manera tendremos pistas electrónicas que casan perfectamente con la estética cyberpunk y que sobre todo en esos escenarios de ciudad con las luces de los neones y los suelos mojados, hará que nuestra mente se transporte directamente a este universo.Las voces en inglés aportan un buen doblaje que eso sí pierde por el camino la lengua de Cervantes aunque el español estará presente en todos los textos del juego.

Ghostrunner llega con su propuesta a cubrir un vacío que no son capaces de rellenar muchos de los títulos actuales del mercado, con una jugabilidad frenética, una ambientación increíble y un apartado visual muy vistosorecomendado si sois amantes de este tipo de ambientación.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ghostrunner

8.3

Historia

7.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Diseño Artístico

9.0/10

Diseño de Sonido

8.0/10

A Favor

  • Su fantástica atmósfera cyberpunk
  • Deliciosa fluidez de movimientos y ataques cuando dominas el tempo

En Contra

  • Físicas algo pobres
  • Las partes de puzles rompen la acertada propuesta de ritmo vertiginoso
¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies