Análisis Oniria Crimes | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis Oniria Crimes

“Solo proyectos con ciberalma”

Así se presenta la cuenta de Twitter de cKolmos Game Studios, el estudio indie madrileño responsable de Oniria Crimes. Toda una declaración de intenciones que no han tomado a la ligera a la hora de dar forma al título que nos ocupa, sin lugar a dudas una de las propuestas más ricas, interesantes y originales a las que hemos tenido la oportunidad de jugar en los últimos meses. Y es que Oniria Crimes, antes de ser un juego, es un sueño. El sueño de Oniria, la Tierra de los Sueños, un mundo vivo y complejo en permanente transformación alimentado por el sueño compartido de cientos de miles de soñadores, refugiados de un mundo real cercano al colapso. Un mundo en el que todo es posible y que va mucho más allá de los límites de este juego: en la página de cKolmos en itch.io podremos encontrar de forma gratuita  ficciones interactivas, microrrelatos, minijuegos, audioficciones e incluso un (delicioso) poema interactivo que expanden todavía más el lore de Oniria.

No te pierdas todos los vídeos de nuestro canal de Youtube

Oniria Crimes se presenta como un juego de investigación y aventuras en el que, bajo la apariencia de una aventura gráfica point & click, se esconde una novela visual. A lo largo del juego acompañaremos a la detective Santos y al inspector Torres y les ayudaremos a desentrañar cada uno de los casos que conforman el núcleo de la aventura a través del análisis pormenorizado de la escena del crimen.

Y es aquí, en la investigación, donde encontramos uno de los aspectos más llamativos y originales del juego. Seguro que todos hemos escuchado, incluso utilizado, la expresión “si las paredes hablasen”… en el mundo de los sueños literalmente es así. Nuestra investigación de la escena del crimen no estará basada en recoger muestras de ADN, ni identificar huellas o analizar manchas de sangre. No, en Oniria vamos a tener la oportunidad de interrogar a las paredes… y a los libros, a los jarrones, a los espejos…

Cualquier elemento del entorno es susceptible de ser interrogado y nos dará, o no, información que puede ser vital para resolver el caso. Lo más interesante de esto es que todos estos objetos se comportan como si fuesen personas reales con vida propia, con sus sesgos y opiniones particulares basadas en su propia relación con los sospechosos. Algunos de estos testimonios contendrán pistas que se añadirán automáticamente a las fichas de los tres sospechosos que cada caso nos presenta. Otros, sin embargo, aunque aparentemente no tengan nada que ver con la investigación en curso, contribuirán a enriquecer el fascinante lore de Oniria. Un lore en el que vale la pena sumergirse. En ocasiones, para poder acceder a algunos testimonios tendremos que resolver algunos puzzles, bastante variados en cuanto a tipología y mecánicas, que pondrán a prueba nuestro ingenio.

Cuando creamos que ya hemos recogido los indicios suficientes, podremos lanzar nuestras conclusiones sobre la inocencia o culpabilidad de cada uno de ellos seleccionando las pistas que mejor apoyen nuestra deducción. Pero cuidado, no se trata solo de escoger las pistas apoyen nuestro argumento, sino también de que nuestras deducciones sean plausibles y no contradigan hechos probados. Si alcanzamos las conclusiones correctas podremos avanzar hasta el siguiente caso, así hasta completar los seis que componen el juego.

En relación a la resolución de las investigaciones debo decir que en algunas ocasiones, incluso recogiendo todos los testimonios y resolviendo todos los puzzles, me ha dado la sensación de no tener la información suficiente como para poder hacerme una idea clara de la resolución del caso, de manera que mi éxito para superarlo ha venido más por una dinámica de ensayo y error más que por la deducción pura y dura. Eso o, simplemente, que mi capacidad para el caso completo en mi cabeza no es tan buena como me gustaría… xD Esto me lleva a pensar que tal vez estemos demasiado mal acostumbrados por otros juegos a que nos lleven de la mano hasta el final y que, aunque de primeras pueda parecer frustrante, lo que necesitamos son más propuestas como la de Oniria Crimes.

En el apartado artístico, el juego opta por un estilo voxel-art (a lo Minecraft, para entendernos) que le sienta realmente bien, sobre todo, teniendo en cuenta la paleta de colores y los efectos de iluminación escogidos para dar vida a esta tierra de los sueños, creando una atmósfera entre lo retrofuturista, lo noir y lo onírico. Teniendo en cuenta el carácter estático de las investigaciones, las animaciones quedan relegadas prácticamente a las cutscenes entre casos, lo suficiente para insuflar vida al mundo de Oniria y dar el dinamismo necesario para hacer proseguir la trama.

La música tiene un aroma añejo a jazz que favorece ese tono noir que impregna todo el juego. La partitura mezcla notas clásicas de piano con otros sonidos sintéticos que nos trasladan a ese futuro improbable y que encaja perfectamente con el estilo visual de la aventura. Destacan los efectos de sonido, sutiles pero omnipresentes, que traen aportan el dinamismo retro que el título necesita ante la ausencia de animaciones durante la investigación. Lo que no encontraremos, ni en español ni en ningún otro idioma, son voces. En Oniria Crimes, como buena novela visual, vamos a tener que leer. Y vamos a tener que leer MUCHO. Incluso diría que muchísimo, si por ejemplo queremos conseguir el trofeo por leer los más de 700 libros interactivos que encontraremos en la biblioteca del cuarto caso. Casi nada.

La versión analizada, cedida amablemente por Badland Publishing, ha sido la de PS4 perfectamente retrocompatible en PS5. Y debo decir que, posiblemente, el mayor problema que he encontrado con el juego ha sido precisamente el port a la versión de consola. Los controles se han trasladado tal cual desde la versión de PC sustituyendo puntero ratón por el movimiento de un cursor con el stick izquierdo. Se hubiese agradecido una adaptación de los controles al mando de las consolas, especialmente en lo que tiene que ver con la gestión de las cajas de texto, que puede volverse algo tedioso.

Oniria Crimes es un juego diferente a lo que estamos acostumbrados. Tanto por lo especial de sus investigaciones como por el riquísimo mundo que cKolmos ha sido capaz de crear. Un mundo en el que, si decidimos adentrarnos, vamos quedar irremediablemente atrapados. Pero, sobre todo, un mundo con ciberalma.

 

 

 

 

 

 

 

Oniria Crimes

8.3

Historia

10.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Diseño Artístico

8.0/10

Diseño de Sonido

7.5/10

A Favor

  • El alucinante y rico mundo de Oniria.
  • La posibilidad de interrogar objetos, todo un acierto y un soplo de aire fresco en el género.
  • Cantidad y variedad de los puzzles.
  • El voxel-art le sienta especialmente bien.

En Contra

  • Alcanzar las conclusiones correctas puede llegar a convertirse en ensayo y error.
  • Controles pobremente adaptados al mando en la versión de consolas.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies