Análisis de Dragon Ball Z: Kakarot | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis de Dragon Ball Z: Kakarot

PS4

No sé cuántos textos he empezado ya en esta santa casa dando la chapa sobre cómo estamos en una época en la que se capitaliza sin misericordia la nostalgia de los treintañeros, pero es que el título que hoy nos ocupa es posiblemente el mejor exponente de esta tendencia. Porque pocas cosas gritan más fuerte en las cavidades de nuestro cráneo “INFANCIA” que ver en pantalla al Son Goku, y al Vegeta, y a todos esos señores de nombres absurdos que empiezan siendo unos guerreros implacables y acaban convertidos en sacos de boxeo.

Que como podréis estar intuyendo, el que aquí os escribe es uno de esos renegados que pese a que con 8, 9 y 10 y 12 años flipaba en colores, y daba saltos por el sofá y se dejaba las cuerdas vocales haciendo el Kame Hame Ha más ruidoso y ridículo de la plazoleta, pero que una vez superada la pubertad, admite que las aventuras del irresponsable progenitor Son Goku y sus amigos que se mueren son bastante anodinas, bastante inferiores a la etapa infantil del simiesco nene, y que en general están más que superadas. Pero eh, ¿quién mejor que este señor de 36 años descreído de la fé Saiyan para valorar este juego desde la calma y sin la venda de la nostalgia furiosa? Probablemente cualquier otra persona, pero me ha tocado a mí.

Preparate a gritar «Kame Hame Ha»

La verdad es que en CyberConnect2, los que nos han regalado los últimos juegos de Naruto, que captaban a la perfección y en muchos casos incluso mejoraban el feeling del anime, empiezan con una apuesta muy fuerte, tomando la legendaria canción de Hironobu Kageyama y creando un nuevo opening que está bastante guay y que te pone en el mood perfecto para ponerte a repartir mantecaos. Y es que lo primerito que vamos a hacer en este juego es meternos un tutorial de como partirnos la cara con el resto de personajes.

El juego nos invitará desde los primeros minutos a darnos de tollinas contra los malos más famosos del manga.

Y es ya en estos primeros compases que nos vamos a encontrar con la mayor fortaleza del juego. Porque siguiendo la línea del opening, Dragon Ball Z Kakarot es un juego experto en evocar la sensaciones del anime durante sus combates. Los controles son sencillos y muy accesibles, y al ser comunes para todos los personajes, permite que los combates se conviertan muy fácilmente en esos concursos de ver quién lanza más rayos de energía, se teletransporte a la espalda de su rival y grite mucho el nombre de su rival mientras lo estampa contra el suelo que tanto nos gustaban de la serie. Además podremos presenciar los momentazos en secuencias animadas con tomas y planos idénticos al anime.

La variedad viene gracias a la naturaleza extremadamente coral de la historia, que nos lleva a manejar a muchos personajes, y además la progresión del personaje irá añadiendo cierta profundidad al combate, sobre todo cuando empecemos a desbloquear transformaciones y nuevos ataques y devastadoras técnicas mortales. Y para hablar de la progresión, tenemos que hablar del que quizás sea el punto más oscuro del juego, y que a su vez es el segundo pilar del mismo, que es la exploración.

Una de las virtudes de Dragon Ball Kakarot es el basto mundo abierto que nos propone para explorar.

Kakarot nos propone explorar un mundo abierto segmentado en zonas que al principio parece increíble pero que rápidamente muestra sus costuras. El mundo está vacío, todo es prácticamente un descampado gráficamente sosísimo en comparación con los personajes y lo que el juego te incentiva a realizar es recoger orbes de colorines con un sistema de vuelo que es francamente mejorable y buscar misiones secundarias. Cumpliendo estas misiones principales y secundarias obtendremos “chapas de la comunidad” que son básicamente unas medallas que colocaremos en un tablero y nos darán beneficios y sinergias entre personajes. Podemos ir directos a por la principal pero si queremos llegar a ciertos combates con garantías, deberemos pararnos a grindear y a realizar secundarias. Secundarias que son el más vivo ejemplo de misiones de “paquí pallá” sin ton ni son, le quitan cualquier sentido de urgencia a salvar a la humanidad.

A cambio de esto, en estas misiones podremos ver a mil y un personajes ya no sólo de Dragon Ball Z, si no también de las etapas anteriores, lo cual es sin duda un regalo para los fans más letales de la franquicia. Iremos además desbloqueando entradas de la Enciclopedia Z que es un compendio bastante completito de personajes y situaciones. De nuevo, los fans son los que obtendrán el mayor jugo de este contenido. Y por no soltar el asunto de los fans, estos deben congratularse de que el juego cuente con música y voces de los actores de doblaje originales.

Revivir todas y cada una de las aventuras de Goku y sus amigos, toda una carta de amor al fan de Dragon Ball Z.

Así pues, Kakarot es posiblemente la mayor carta de amor a un fan de Dragon Ball Z que podemos encontrar en el mercado, y es de hecho este aspecto su mayor fortaleza y su mayor problema. Los fans de Goku van a rebozarse en este juego gracias a su fiel recreación de las situaciones más emblemáticas del anime y la enorme cantidad de contenido a su servicio. Los no fans probablemente puedan disfrutar de los combates pero se van a aburrir más pronto que tarde del resto de aspectos.

No solo controlaremos a Goku. Vegeta, Ghoan, Krilin y el resto de amigos también están invitados a la fiesta.

Pero es que Dragon Ball Z Kakarot es sin lugar a dudas un juego para el fan. Si no eres fan de Goku deberías estar jugando a otra cosa, porque no eres el público al que CyberConnect2 quiere encandilar. Pero, ay amigo, si aún hoy día, con más de 25 años, sigues disfrutando de revisitar las sagas de los Saiyans, Freezer, Cell y Buu, sube a tu nube Kinton y lánzate de lleno a por él.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes del articulo cedidas por Bandai, a través de presskits. Los logotipos y marcas que aparecen en ellas son propiedad de sus respectivos dueños y son utilizadas aquí únicamente con fines ilustrativos.

 

Dragon Ball Z Kakarot

8

Historia

8.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Diseño Artístico

7.0/10

Diseño de Sonido

9.0/10

A Favor

  • Recreación fidedigna de los mejores momentos del anime.
  • Enorme cantidad de contenido para el fan acérrimo.
  • Música y voces originales de la serie.

En Contra

  • Misiones secundarias anodinas.
  • Requiere grindear para no ser vapuleado en ciertos momentos de la principal.
¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies