Ginger Beyond The Crystal | Videojuegos,Análisis,Noticias

Ginger Beyond The Crystal

Érase una vez, al finales de los 90, en que la gente jugaba videojuegos de plataformas. Éstos eran en 2D, y los distintos Marios y Sonics triunfaban en sus respectivas consolas. Llegaron entonces los 32 bits, y con ellos una nueva manera de jugarlos. Se añadió la tercera dimensión, y con ella proliferaron como setas los títulos que la incorporaban a sus mecánicas, como Spyro the Dragon, Crash Bandicoot, Croc, Rayman 2… La lista es casi infinita. Fue la Era Dorada de las plataformas en 3D, que poco a poco fue quedando en el olvido con la llegada de la nueva generación de consolas, que apostaban por otro tipo de títulos (a excepción de Nintendo). Pero no todo está perdido, y el título que analizamos hoy nos lleva de vuelta a aquella época, cual Delorean a 140 km/h.

Ginger: Beyond the Crystal nos lleva a un mundo mágico, en el que una diosa encerrada en una piedra mantiene la paz y la armonía, utilizando para ello el poder de un enorme cristal azul, custodiado por tres sabios. La diosa les entrega un niño, Ginger, destinado a convertirse en el guardián del mundo cuando lleguen tiempos oscuros. Y así ocurre cuando una noche, un misterioso personaje utiliza una joya de color rojo para corromper el cristal, dejando el mundo devastado, y enviando a todos sus habitantes a otros mundos. Será entonces cuando Ginger deberá comenzar su aventura para rescatar a los habitantes y reconstruir su mundo.

Gráficamente, nos encontramos con una estética muy colorista y simplista, que recuerda mucho a la que podíamos encontrar en otros títulos del género como Spyro o Rayman, que puede darnos algunas panorámicas realmente bonitas. El motor Unity hace que el juego tenga un rendimiento generalmente bueno, aunque necesitaremos de un pc potente si queremos disfrutar de sus gráficos al máximo. Otro aspecto a destacar es su diseño de personajes, claramente enfocado a un público más infantil, con personajes de rasgos exagerados que sacarán más de una sonrisa a los más peques de la casa.

En cuanto a jugabilidad y mecánicas, vamos a tener un sabor agridulce, ya que el punto flaco de este juego es su sistema de combate, que resulta algo tosco y difícil de controlar con fluidez. Al tener el protagonista unos brazos tan cortos, tendremos que acercarnos mucho a los enemigos a la hora de golpear, por lo que resulta complicado deshacernos de los enemigos sin recibir algún mamporro por el camino, lo cual puede ser un poco frustrante al principio. Esta debilidad se ve compensada con creces por su sistema de exploración y puzzles, que dispone de una sorprendente variedad de situaciones a las que enfrentarnos. Desde los típicos saltos entre bloques flotantes, hasta puzles musicales de memoria, varios trajes con distintas habilidades, etc.

En el apartado sonoro nos encontramos una música de fondo que en general pasa desapercibida, lo cual no es mala señal, ya que no resulta estridente ni molesta, aunque tampoco tenga temas recordables. Si nos ponemos a escucharla con atención nos traerá recuerdos de los rpgs clásicos de 32 bits, lo que le viene muy bien a su factor nostalgia. Por último, destacar que el juego está completamente traducido y doblado al español.

Ginger: Beyond the Crystal ha sido desarrollado por el estudio madrileño Drakhar Studio para PS4, XBOX One y PC (versión que hemos analizado), y también está previsto que salga en PS3 y Wii U durante este año 2017.

¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies