Bethesda y la era dorada de Xbox

Bethesda y la era dorada de Xbox

10 marzo, 2021 0 Por David Valero

Ha sido niña. Por fin, tras meses desde su anuncio y alguna sombra de duda por el camino, la compra de Bethesda por parte de Microsoft ya es una realidad aunque el proceso se haya asimilado al de un parto. Este pasado fin de semana las autoridades reguladoras en Estados Unidos y Europa terminaron de dar el OK con rotundidad a una operación que ya es historia en la industria del videojuego, y hoy han repicado las campanas de boda.

Seguro que también te interesa nuestro articulo sobre el futuro de Xbox Games Studios

 

Tras pagar 7.500 millones de dólares, Microsoft completa un movimiento de peso. Consigue sumar los 8 estudios de Zenimax (Bethesda Game Studios, id Software, ZeniMax Online Studios, Arkane, MachineGames, Tango Gameworks, Alphe Dog y Roundhouse Studios) y amplía a 23 factorías su músculo total de first parties. Toda una declaración de intenciones tras el mal arranque de generación anterior con Xbox One y los fiascos del innombrable Don Mattrick.

Pero Phil Spencer tiene una idea muy clara en la cabeza. La dijo en voz alta en aquella entrevista en la que se le criticó por centrar el foco de sus competidores en Amazon y Google, mientras que parecía hacer de menos a Sony y Nintendo: el futuro del negocio está en la nube y en los servicios de suscripción. Creo que por aquel entonces a Phil le falló la comunicación, un error que veo que se sigue repitiendo en Xbox en una de las pocas aristas que le quedan a la compañía por pulir, pero lo cierto es que su afán por potenciar el Gamepass en lo que a todas luces se confirma como el futuro de la industria, ha colocado a la marca verde en la primera posición de esta carrera de fondo.

En los comunicados de prensa lanzados hoy, tanto Xbox como Bethesda afirman que el Gamepass se va a beneficiar mucho de este movimiento, y prueba de ello la tenemos en breve con el desembarco de más títulos de la compañía de Maryland a este servicio (nota mental: cuando vuelva es hora de ponerme en serio con Fallout 4). Pero queda un fleco muy importante por resolver, uno que todavía reconcome a muchos usuarios sea cual sea su consola: las exclusividades.

Porque sí, el tío Phil dijo el año pasado que irían caso por caso con los nuevos juegos de Bethesda pero desde aquello se ha anunciado un Indiana Jones de MachineGames que se prevé multi por ser un acuerdo previo a la adquisición, y tenemos también la sabida nueva entrega de The Elder Scrolls VI, una franquicia que está presente en todas las plataformas de videojuegos. ¿Qué ocurría con estos y con los nuevos juegos que se lancen? Pues lo cierto es que no lo sabemos con certeza y eso es lo único cierto.

No te pierdas todos los vídeos de nuestro canal de Youtube

 

la compra de Bethesda

En redes sociales se ha desatado la enésima batalla campal por ganar una nueva trinchera y mientras unos esgrimen con orgullo la bandera de los 23 estudios aclamando que los Fallout, Doom, Wolfenstein, Starfield o The Elder Scrolls serán jugables únicamente en Xbox y PC, los usuarios de PlayStation y Nintendo se aferran a unas palabras del comunicado oficial de hoy en el que se asegura que “los jugadores deberán saber que las consolas Xbox, PC y Game Pass serán el mejor lugar para experimentar los increíbles nuevos títulos de Bethesda, incluidos algunos títulos nuevos en el futuro que serán exclusivos para jugadores de Xbox y PC”.

De nuevo Xbox vuelve a mandar un mensaje errático y poco claro, que no deja satisfechos ni a unos ni a otros. ¿No hubiera sido mejor afirmar que los buques insignia serán a partir de ahora exclusivas de la compañía de Redmond o entre esos “algunos títulos nuevos” no incluimos las grandes sagas? O al contrario, si no se va a renunciar al parque de jugadores de PS5, ¿no hubiera sido conveniente decir que los juegos seguirán llegando pero pasando por caja en lugar de disfrutarlos en Gamepass de lanzamiento? Yo desde luego hubiera agradecido algo más de concreción.

Tal vez podían haber hablado que mantienen contratos previos con nombres y apellidos (Indiana Jones, Tokyo Ghostwire, Deathloop, The Elder Scrolls Online) Con lo poco dicho, personalmente me inclino a  pensar que lo que esté avanzado en desarrollo llegará como multiplataforma, pero las nuevas IPs futuras serán exclusivas de Xbox.

Lo dicho, Xbox podría haber puesto su granito de arena para no avivar la guerra de consolas pero con un comunicado tan vago deja al rojo las ascuas para que unos y otros se sigan lanzando a la cara el asunto de las exclusividades. Personalmente no me gusta que nadie se quede sin jugar a los títulos, aunque también entiendo que las exclusividades le dan a la plataforma una distinción y un carisma que la hacen única. Es normal que Xbox quiera potenciar eso ahora que ha puesto toda la carne en el asador, y con un Gamepass cada vez más accesible gracias al juego en la nube en móviles, navegadores y futuros Smart TVs, parece que quien más y quien menos podrá jugar a estos juegos de Bethesda sin tener que adquirir una nueva consola, contratando incluso de manera temporal el servicio.

Seguro que también te interesa nuestro análisis de Little Nightmares II

la compra de Bethesda

Con este futuro de juego en la nube que Xbox, Google, Amazon, Nvidia e incluso Playstation empiezan a promover, los únicos que van a perder van a ser los hooligans de cada marquita, esos fans de bufanda (como gusta llamarles mi amigo Impozible Julín), que van perdiendo el paso día tras día y que van quedando relegados a una parodia de sí mismos mientras el resto intentamos disfrutar de los videojuegos donde podamos. Colgad la bufanda que vuestra era ha pasado.