Análisis The Last of Us Parte 2 | Videojuegos,Análisis,Noticias

Análisis The Last of Us parte 2

FichaNoticiasAnálisisImágenes


Llevo toda esta 8 generación de consolas leyendo artículos en webs especializadas a señores, que muy serios,  lloraban por las esquinas clamando por dignificar un medio de entretenimiento como él videojuego. Largos artículos llenos de sinónimos, metáforas y otros recursos narrativos creyendo que esos textos serían capaces de convertir a los videojuegos en algo más. Vanos intentos de una rama de la prensa especializada, autodenominada «la prensa sería», queriéndose apoderar del derecho a decidir que era o que no era digno de llamarse videojuego. Ilusos ellos creyendo que sus artículos serían capaces de hacer algo que solamente el mismo medio sería capaz de hacer, trascender. Mucho tiempo ha pasado desde el sencillo y brillante Pong, la evolución en el videojuego es algo que también existe y que solo exige tiempo y no artículos pagados de sí mismos. Casi 50 años por fin el videojuego ha alcanzado cotas antes impensables por aquellos jóvenes que en un garaje intentaban dar a luz una nueva manera de expresas sus inquietudes…el pasado día 19 de Junio debería quedar marcado en rojo en los libros de la joven historia del videojuego pues fue en ese día cuando salió a la venta The Last of Us parte 2, el día que el videojuego evolucionó,trascendió… El día que al fin el videojuego se convirtió en arte.

Ya han pasado 3 semanas desde su lanzamiento, soy consciente de que llegamos tarde para intentar aportar algo que no se haya dicho ya en multitud de reseñas, artículos o disertaciones que pueblan la red de redes. De seguro que habéis leído muchas, al igual que yo, y conceptos como venganza y violencia se repiten en muchos de estos análisis. Pero para este jugador hay otro tótem poderoso que guía los pasos en The Last of Us parte 2, quizás una idea más básica pero a la vez mas germinal, que hace girar al argumento del juego incluso antes de que este de su primer paso. Y es que plantear una reseña partiendo que The Last of Us parte 2 es una historia de venganza me parece, siendo totalmente cierto, un planteamiento insultantemente obvio y divagar durante 5000 palabras sobre la idea de que la violencia engendra más violencia en un mundo tan brutal y retorcido donde la única forma de sobrevivir es abrazar esa violencia como forma de vida es como hablar de la idoneidad del azúcar en una pastelería. Debe de estar, nos guste o no, presente en todos los aspectos.

The Last of Us parte 2 toma como concepto inicial la idea de que toda acción tiene una reacción, de que todas las decisiones tienen consecuencias y de cómo las personas afrontan unas repercusiones, que tarde o temprano, terminan llegando. Causalidad lo llaman. La vida de Joel cambia en el preciso momento en el que, junto a Tess en el primer juego, acepta el encargo de Marlene y conocen a Ellie. Esta decisión provocará unos efectos que, como una piedra tirada contra un estanque y que rompe su superficie, pondrán  en marcha unos los acontecimientos que como hondas en el agua llegan hasta el día de hoy. Joel toma una decisión que cambiara su vida y la de Ellie…pero no sólo las suyas. Las hondas provocadas por esta, y las consiguientes decisiones, abarcan más de lo que se puede ver en un principio y las consecuencias de esos actos avanzan como gigantes olas de hormigón ante las que los personajes de The Last of Us parte 2 no dejan de chocar una y otra vez, ignorantes de que cada vez que atraviesan una de estas olas llega otra más detrás, más grande y más difícil de afrontar. Decisiones, actos cada vez de mayor calado y cuyos resultados quedan grabados en su piel como cicatrices de una pelea. El complejo y robusto guión de Neil Druckmann se encarga bien de ello. Las decisiones tomadas en base a conceptos moralmente reprochables como»El fin justifica los medios» son duramente castigados hasta su final más extremo, no hay piedad y son castigados por igual, sean personajes principales o secundarios, siguiendo un estricto sistema de moral que no permite los tonos grises. Un argumento repleto de ideas, de conceptos, de momentos en los que no se puede atisbar la elección acertada y que esta en todo momento enfocado a que el jugador nunca este cómodo con el camino que esta tomando la historia.

Me gusta pensar que está idea, la de la causalidad, la de que todo en esta vida tiene su «porque» y que lo hagamos o decidamos nos afecta profundamente tanto a nosotros como a los demás, es el engranaje maestro que pone en marcha todos los mecanismos y resortes que hacen girar su profundo argumento. The Last of Us parte 2 no es solo una historia de venganza, que lo es, ni de violencia, que también lo es, es algo más profundo. Una historia sobre la responsabilidad de nuestros actos, de aceptar sus consecuencias, de asumir la culpa, de comulgar con ella y de, alguna forma, pasar pagina.

Pero el guión, por muy profundo que sea, es solo una parte de un todo. Todas esas ideas hay que organizarlas, darles forma y traspasarlas a las pantallas de nuestros televisores.  Druckmann lo sabe y ha puesto todo su empeño en crear la obra visual culmen de la generación. Naughty Dog ya sabía como contar historias pero es en esta ocasión donde se consigue dar un paso de gigante en la narrativa visual del medio y consigue, al fin, contar una historia de la cual el jugador es no solo es espectador sino participe, cómplice y, lo más importante, totalmente implicado sentimentalmente. Druckmann pone en marcha todos los recursos narrativos propios del cine al servicio de su videojuego, y esto es de capital importancia, no al contrario. La practica de Planting&Play off, la ironía dramática, la focalización, flashback …medios que ya habían sido usado en otros juegos de la casa como los sobresalientes Uncharted pero que aquí se exprimen de manera brutal para adaptarlos a un medio narrativo con tantas posibilidades como el videojuego. Pero sin duda alguna es la contraposición de puntos de vista donde Druckmann, apoyando siempre en su fantástico guión, saca autentico oro. Naughty Dog narra la historia dando saltos temporales y espaciales para presentar distintos puntos de vista y que no conozcamos únicamente la visión de Ellie. La historia es más compleja, y ambiciosa, que en la primera entrega. Varias facciones, una guerra civil, historias paralelas…todo rodeando y entrecruzándose con la historia de Ellie. Todo contado de manera clara, firme, sin tomar partido y con un pulso narrativo que tardaremos en volver a ver en un videojuego.

Pero lo mejor de The Last of Us 2 es que somos participes de esta gran historia. Sin revolucionar las mecánicas vistas en la primera entrega si que introduce pequeñas mejoras para que se pueda decir tranquilamente que estamos ante el mejor juego de sigilo de esta generación. Esto es así y es innegable. El equipo ha refinado tanto la formula del primer juego que resulta absurdo intentar explicar las experiencias jugables. Ellie es un personaje mas ágil que Joel y eso lo notamos en cuanto ponemos las manos en el mando. Movimientos más rápidos, golpes certeros, esquivas o arrastrarse entre la hierba serán nuevos movimientos a nuestra disposición para hacer frente a las situaciones de acción que se pondrán ante nosotros. Enfrentamientos que arrancan con un esquema similar a la primera parte. Escenarios con multitud de enemigos ante los que siempre estaremos en clara desventaja numérica y en la  que tendremos que hacer uso del entorno para ir acabando con ellos de uno en uno, el ataque frontal es mortalmente inútil. Pero esta vez tendremos unos escenarios mucho más grandes, mas complejos y más verticales. Siempre tendremos varios caminos donde escoger para planificar mejor la estrategia a seguir a la hora de enfrentarnos a los enemigos, ya sean humanos o infectados. Estos también han sido mejorados, distintos patrones de ataque, cambio de rutas, avisos de alarma, patrullas por pareja, perros guardianes que seguirán nuestro rastro… en definitiva Naughty Dog ha desarrollado unos enemigos más inteligentes y mortales lo que hará que tengamos que estar replanteandonos nuestra estrategia a cada paso que demos. Pero como dijo Myke Tyson «Todos tienen un plan hasta que doy la primera hostia», en cuanto tenemos un error de calculo, descuidamos nuestro inventario u olvidamos controlar algún enemigo todo nuestro plan de sigilo se va al garete y el juego se transforma por completo. El sigilo se olvida y se pasa a la acción desenfrenada, estos momentos de tiroteos y los violentos ataques cuerpo a cuerpo estan excelentemente bien resueltos. Todo sera un caos, aparecerán enemigos por doquier, nos atacarán en masa en caso de los infectados o intentando franquearnos en caso de los humanos, los ataques enemigos serán igual o mas certeros que los nuestros, nos veremos obligados a retroceder, buscar coberturas e incluso huir… la sensación de «haberla cagado pero bien» será más que patente.

Otro gran acierto del juego es potenciar la vertiente «rolera» del titulo. Al igual que en el primero, no existirá un indicador de subida de nivel y la sensación de progreso la marcaran las distintas mejoras que podremos activar gracias a la búsqueda y uso de analgésicos. Un árbol de habilidades  que ha sido incrementado considerablemente y que convertirán a Ellie es una autentica bestia de la supervivencia. Otra parte que se ha visto ampliada han sido los bancos de trabajo. En ellos podremos mejorar varios parámetros de un arsenal que, evidentemente, también se ha visto incrementado en esta segunda parte. Pero sin duda alguna el gran secreto de The Last of Us parte 2 ha sido lo bien intercalados que se encuentran todos y cada uno de los distintos sistemas jugables que nos encontramos. Momentos narrativos que dan paso a pequeñas zonas de exploración que enlazan con tensos momentos de sigilo que de repente se vuelven en intensos tiroteos. Esta todo tan bien medido y secuenciado que durante las 30 horas que te puede llevar acabar tu aventura la sensación de asombro y sorpresa no acaba nunca. El juego se las apaña para estar constantemente introduciendo nuevos elementos para mantenernos siempre alerta y alejar al temido fantasma de la monotonía. Y todo esto sin detenernos a buscar los típicos coleccionables propios de este tipo juegos, en este caso, completar todas las mejoras, conseguir todos los documentos que añaden lore al mundo de The Last of Us parte 2 y cromos de cómics.

Que estamos ante uno de los mejores juegos de la generación es algo que vemos con solo comenzar la aventura. Si bien es cierto que puede estar por detrás de algunos de los últimos títulos vistos en PS4 es igual de cierto que estamos ante uno de los juegos que tocan el techo gráfico de la consola. El diseño artístico del titulo es abrumador. Seattle esta recreada con un nivel de detalle poco menos que enfermizo. Casas que han sido abandonadas por sus dueños a toda prisa, restaurantes con platos en sus mesas, tiendas aún con artículos en las estanterías, vegetación que inunda las calles…todo tan solido que parece que casi podemos tocarlo. Zonas inundadas, bosques… se las apañado para introducir varios biomas dentro del juego y evitar así la sensación de estar siempre dentro de una gran ciudad. Una iluminación que puede ostentar el titulo a la mejor de la generación. Estamos ante un apartado gráfico sobresaliente y eso que no hemos hablado aun de los personajes. La representación facial de los personajes protagonistas no es de esta generación, es de la siguiente. Ellie, Dina y el resto de personajes muestran gestos que los hace casi humanos, cada mueca, cada risa, cada lagrima…este juego deja atrás el foto realismo para entrar en un terreno nunca antes visto. Pero no solo se queda ahí, las animaciones de todos los personajes, protagonistas y secundarios, son espectaculares… golpes contundentes, muertes salvajes, peleas muy físicas y creíbles, en The Last of Us parte 2 cada golpe pesa, cada herida duele. Del apartado sonoro dejadme que primero me deshaga en elogios ante el trabajo de doblaje y localización del juego a nuestro idioma. Sony nos tiene acostumbrados a que todos sus juegos lleguen con un excepcional trabajo de doblaje pero en esta ocasión estamos ante un trabajo digno de película. La dirección de doblaje y la elección de voces es más que acertada y no creo que veamos algo mejor en lo que queda de generación. Dicho esto toca hablar del enorme trabajo que Gustavo Santaolalla (Brokeback Mountain) ha vuelto hacer para Naughty Dog en este The Last of Us parte 2. Intima, personal, sensible, melancólica…sus acordes de guitarra nos acompañarán en las momentos más dramáticos y personales de la historia. Es difícil, una vez terminado el juego, imaginarse The Last of Us parte 2 con otro soundtrack que no sea la creada por el oscarizado compositor argentino. Pero la banda sonora de este juego no es solo Santaolalla, para los momentos de acción y sigilo  Naughty Dog se ha decantado por el trabajo de Mac Quayle ( Mr Robot), composiciones oscuras, lúgubres, tétricas, cargadas de tensión y dinamismo que oiremos en los momentos en los que el juego nos pide que pongamos todos los sentidos en alerta. Una mezcla explosiva para una de las mejores bandas sonoras de la generación. Por supuesto el resto del apartado sonoro esta a la altura de un juego como este. El sonido de la lluvia, los crujidos de la vegetación al pasar, los disparos en la lejanía, los ecos, los infectados, los silbidos y sobre todo los momentos en los que todo desaparece y solo existe el trágico y tenso silencio que nunca alberga nada bueno… el sonido ambiental esta tan bien logrado que no sera difícil cerrar los ojos y trasladarnos a esta utópica Seattle.

Es difícil decir lo que The Last of Us parte 2 va a suponer para el mundo del videojuego. Solo podemos ponernos en el complicado escenario de la suposición. Estamos ante un juego que lo va a cambiar todo, rectifico, que lo ha cambiado todo. Al igual que Super Mario hizo en su día The Last of Us parte 2 va cambiar el paradigma y concepto de los videojuegos. Sentados al mando veremos como nos avergonzarnos de nuestros propios sentimientos, la culpa nos arrastrará hasta lo más hondo de nuestra miseria, la ira nos agitará en nuestro sofá y sin duda alguna sentiremos asco por la maldad innata del ser humano. El viaje de Ellie nos hará gritar, reír, llorar y preguntarnos si tras esta aventura somos mejores o peores personas. La obra de Naughty Dog transmite sentimientos y sensaciones que nunca antes se han vivido en ningún otro medio, capaces de polarizar y enfrentar opiniones. Con The Last of Us parte 2 el videojuego ya no puede ser visto como solo entretenimiento, esa frontera ya ha sido rebasada, desde ahora el videojuego ya es arte.

 

 

 

 

 

 

 

The Last of Us parte 2

10

Historia

10.0/10

Jugabilidad

10.0/10

Diseño Artístico

10.0/10

Diseño de Sonido

10.0/10

A Favor

  • Argumento profundo, emotivo y cargado de simbolismo.
  • Apartado técnico insuperable.
  • La mejor banda sonora de la generación.
  • Personajes excepcionalmente construidos, sobre todo Ellie.

En Contra

  • .....
¿Te ha gustado? Compártelo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies