The Messenger. Ninjas de 8 bits, ahora en PS4 – No es Pais para Frikis

The Messenger. Ninjas de 8 bits, ahora en PS4

Analisis PS4

The Messenger.

Hace, más o menos, 7 meses mi compañero David escribió una genial reseña, que podéis leer si pincháis AQUI, de un pequeño juego Indie que le hizo explotar su cabeza y del cual solo supo decir mil y una alabanzas. Tenía estética 8 bits, era desafiante como pocos  y “The Messenger” era su nombre.

En aquel momento solo podían disfrutar del juego los chicos de la “Master Race”  y los propietarios de una Switch. Pero gracias a Dios o Ala o al el ser mitológico al que eleves tus plegarias, el papa espacial en mi caso, Devolver Digital a tenido a bien lanzarlo también en la consola de Sony para regocijo y alegría de todos sus usuarios. Y digo alegría, y lo digo con mucha razón, “The Messenger” es uno de esos juegos que se tienen que colar en el apartado de “indispensables” para cualquier jugador que se precie de serlo. Y no es para menos ya que el juego de Sabotage encierra en sus apenas 360 megas toda el encanto y la magia de aquellos juegos con los que pasábamos las tardes de nuestra infancia.

Análisis The Messenger para PS4

No dejo de leer en todos sitos que The Messenger es un homenaje a la saga Ninja Gaiden, pero yo creo que es algo más, que va más lejos que el simple homenaje a Ninja Gaiden y a tiempos pasados. Thierry Boulanger y su equipo, apenas una decena de colgados como él, componen con The Messenger una oda a toda una generación de consolas. Pixel gordo a Pixel gordo van demostrando todo el cariño que profesan a una manera de narrar historias desconocida para el jugador de nuevo cuño y casi olvidada por el viejo gamer.  Y lo hacen desde el cariño y desde el respecto. Sin perder en ningún momento la perspectiva, aplicando formulas de juego actuales genialmente modeladas para adaptarse a la perfección a jugabilidades pasadas.

Esa es la gran baza de “The Messenger”. Bajo la adorable apariencia de un juego clásico de, en principio, 8 bits se encuentra una bestia que nos la hará pasar canutas durante cada uno de los minutos que pasemos delante de la tele. Nada es lo que parece en este juego. Arrancamos con un sistema de control bastante típico en aquella lejana tercera generación. Nos desplazaremos de izquierda a derecha saltando, trepando, golpeando  y haciendo uso de las distintas habilidades que vamos poco a poco ganando como los Surikens o nuestro Gancho. El control es preciso, el diseño de niveles es magnifico y las plataformas están medidas al milímetro. La curva de dificultad está controlada en todo momento sin picos de locura ni valles de hastío. No hay nada imposible, no hay  saltos de fe,  no hay injusticias. Todo se reduce la prueba y error. Apretar los dientes y probar a dar ese salto un pixel más cerca del borde y dejar escapar un suspiro cuando ves que lo has logrado. La palabra “Satisfacción” es la que más me viene a la cabeza mientras escribo estas líneas. Al jugador actual este tipo de jugabilidad le sonará simple pero para el viejo gamer será como música para sus oídos y en sus dedos seguirá siendo igual de efectiva que antaño, comprobamos que la memoria muscular existe, que no es un mito inventado por los usuarios de gimnasio. Sabotage introduce pequeños cambios sutiles para modernizar esta jugabilidad sin que se note en exceso. El doble salto ya no es gratis, ahora para hacerlo debes golpear a un enemigo o a un elemento del escenario, además han introducido un sistema de progresión basado en el desbloqueo de habilidades a partir del gasto “Cristales Temporales” que vendrán a ser la moneda del juego e incluso se atreven a incluir un pequeña penalización cada vez que muramos como si de un incipiente Soulborne se tratará. Todo está perfectamente combinado, no se nota artificial y si no fuera porque lo estamos jugando en nuestra PS4 pensaríamos que perfectamente podríamos estar delante de uno de aquellos juegos del maestro Hideo Yoshizawa.

Pero cuando llega el ansiado momento de que tus pulgares ya actúan por iniciativa propia, cuando erróneamente “crees” que  ya te has hecho con el juego, Thierry introduce un giro que te sacudirá en tu sofá cambiando no solo el argumento del juego sino toda su jugabilidad al completo. The Messenger pasa de ser un simple plataformas de scroll lateral, lo que los eruditos pedantes llaman “sidescroller”, para convertirse en uno de los Metroidvania mejor diseñados que vamos a ver en nuestras consolas en la actual generación compitiendo, sin ningún complejo, con juegos como Hollow Knignt. El diseño de niveles en este juego adquiere otra dimensión, y esto es literal, ya que incluso se atreven con los viajes temporales para salvar los obstáculos del camino. Es en ese momento cuando eres consciente de que este juego no es un homenaje, no es una oda, lo que es realmente es una total y absoluta declaración de amor no solo a un genero determinado, sino a toda la historia de los videojuegos.

Gráficamente Sabotage usa el motor Unity para recrear y dar forma a los niveles de The Messenger. Estamos ante un delicioso apartado gráfico que emula maravillosamente los juegos de 8 y 16 bits. Bosques, infiernos, lagos e incluso el cielo están extraordinariamente representados y encima cuentan con varias capas de profundidad. Pero no penséis ni por un momento que estos juegos podrían correr en vuestras NES o Master System, ni siquiera en sus hermanas mayores Super Nes y Mega drive. Sabotage incluye ciertos efectos de luz y número de sprites simultáneos en pantalla impensables para las consolas de aquella época. De la música se ha encargado Rainbowdragoneyes, un famoso artista dentro de la escena retro, que ha compuesto toda la banda sonora del juego usando “Famitracker”, un software que emula los efectos y sonidos de las consolas de Nintendo de los 8 y 16 bits. El resultado es un prodigioso concierto chiptune repleto de maravillosas melodías “viejunas” que nos acompañarán durante nuestra aventura.

Análisis The Messenger para PS4

Un juego hecho por personas que aman el medio en el que trabajan, que no han dudado en reflejarlo en pantalla y ese amor se nota. Un diseño de niveles magnifico, un acabado gráfico sobresaliente y una combinación de jugabilidades retro y actuales convierten al juego de Thierry Boulanger en uno de los mejores indies que vais a encontrar en vuestras PS4.

 

 

 

 

 

The Messenger

0.00
The Messenger
9.5

Historia

9.5 /10

Jugabilidad

9.5 /10

Diseño Artístico

9.5 /10

Diseño de Sonido

9.5 /10

A Favor

  • La combinación de aspectos jugables clasicos y actuales.
  • Apartado artístico.
  • Curva de dificultad PERFECTA.
  • Historia cargada de humor.
  • Apartado sonoro de excepción.

En Contra

  • Que no te gusten los retos.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies