Harmony - Primer ciclo. El despertar de la fuerza. | No es Pais para Frikis

Harmony – Primer ciclo. El despertar de la fuerza.

Reseña Cómic

Si me hubiesen dado un euro por cada historia, ya sea en cine, videojuegos o literatura como en el caso del cómic que nos ocupa, en la que nuestro protagonista se despierta en un entorno extraño sin ser capaz de recordar ni quién es ni qué está haciendo ahí… posiblemente ya fuese millonario. Y es que, tras un breve prólogo que nos da una idea de las dimensiones reales de la historia, la aventura de Harmony comienza así: una chica despierta en una habitación oscura y completamente desconocida. ¿Dónde está? O, más preocupante todavía… ¿quién es y por qué no consigue recordar nada? Es algo que iremos descubriendo a lo largo de las casi 200 páginas que componen esta obra.

Reseña de Harmony Dibbuks

Harmony – Primer ciclo es un volumen recopilatorio que recoge los tres primeros álbumes de Harmony (Memento – 2016, Indigo – 2016 y Ago – 2017) publicados originalmente por Dupuis en Francia y que llegan ahora por primera vez a nuestro país de la mano de Dibbuks, a través de una cuidada edición en cartoné y papel de alto gramaje a las que la editorial madrileña nos tiene acostumbrados. Harmony es la primera obra en solitario de Mathieu Reynès, con la colaboración de Valérie Vernay en los colores. Aunque Reynès tiene ya una dilatada experiencia como guionista cómics – en España hemos podido disfrutar con La Memoria del Agua (2012) – esta es la primera ocasión en la que, además del guión, se encarga también del dibujo. Y debemos decir que lo hace con solvencia.

Reseña de Harmony Dibbuks

Sin entrar en detalles que puedan desvelar la trama, Reynès utiliza el recurso de la amnesia con el que abríamos esta reseña para hacernos partícipes de la historia de Harmony prácticamente en primera persona. Que, como ella, nos sintamos perdidos sin ser capaces de comprender qué tienen que ver las dos escenas del prólogo o las voces que nuestra protagonista escucha en su cabeza. Que no sepamos en quién podemos confiar, ni siquiera si podemos confiar en nosotros mismos. Que, como lectores, vayamos avanzando en la trama y recomponiendo el puzzle de la trama y comprendiendo sus dimensiones reales al mismo tiempo que lo va haciendo Harmony.

Reseña de Harmony Dibbuks

Sin duda, uno de los puntos fuertes de la historia, que se desarrolla de forma no lineal en distintas ubicaciones y momentos temporales, es su coherencia. Conforme avanzamos en la lectura encontraremos elementos y personajes que todavía no seremos capaces de comprender, pero que finalmente tendrán sentido ya sea pocas páginas más tarde… o dos álbumes después. A menudo seremos espectadores de momentos que ya hemos vivido, pero a través de los ojos de otros personajes, conectando las piezas del puzzle. El propio Reynès destaca que ha concebido la obra como un todo a largo plazo, sabe a dónde quiere llegar y traza los caminos necesarios para alcanzar su destino sin dejar nada al azar. El nombre de la protagonista, Harmony, que también da título a la obra, no está escogido al azar. Disfrazado de un cómic de aventuras sobre una adolescente con superpoderes todo gira en torno a la idea de armonía, de equilibrio, tanto en la naturaleza y en el mundo que nos rodea como en nuestro interior. Pero esta idea va más allá de lo argumental e impregna todas las dimensiones de la obra, perfectamente equilibrada en su forma: lo narrativo, lo visual y lo sonoro se complementan perfectamente y acompañan al lector durante todo el trayecto. Aunque la historia se centra en la protagonista, el resto de personajes tienen un gran peso en la aventura y están construidos con el mismo nivel de detalle que Harmony. Aunque algunos de ellos puedan parecer un tanto arquetípicos en una primera impresión, Reynès se toma el tiempo y las viñetas necesarias para desarrollarlos y dotarlos de personalidad y motivaciones propias.

Reseña de Harmony Dibbuks

El dibujo, estilizado y detallista, heredero de la mejor tradición de la escuela franco-belga, posee un marcado carácter cinematográfico, adaptando la composición de las páginas al ritmo de la narración. Así, se alternan vistas panorámicas a modo de planos generales de situación con viñetas de detalle correlativas para los momentos de acción. El propio Reynès ha reconocido en alguna entrevista que le gusta visualizar el guión en movimiento en su cabeza para a continuación tratar de plasmar esa “película” en el papel, logrando unas escenas de acción verosímiles y tremendamente vívidas. Destaca, además, el gran trabajo en el uso del color.

Reseña de Harmony Dibbuks

Un momento. Stop. Espera un segundo, redactor. ¿Puedes rebobinar un par de párrafos? Sí, hasta el del equilibrio. ¿Qué era eso de “en lo sonoro”? ¿En un cómic? ¿De qué narices estás hablando? No, no nos hemos vuelto locos. Uno de los elementos que hacen de Harmony una obra única es su banda sonora. Thomas Kubler se inspira en las páginas del cómic para componer una partitura que acompaña y complementa la narración adaptándose a lo que estamos leyendo sobre el papel a lo largo de los 3 álbumes que componen este primer ciclo. De esta manera, cada uno de los temas que conforman la banda sonora está explícitamente vinculado a un rango de páginas, este tema para el prólogo, este otro para las páginas 5 y 6… y así sucesivamente. Tal y como se indica al comienzo del libro, la banda sonora puede escucharse de forma gratuita desde la web de Dupuis, así como desde las playlist correspondientes en YouTube. El único pero que le encontramos a tan original iniciativa es que la banda sonora se lanzó junto con los álbumes originales editados en Francia, cada uno de ellos paginado de forma independiente. Pero este integral mantiene paginación correlativa, de forma que cuando la banda sonora nos invita a escuchar un tema entre las páginas – por ejemplo – 6 y 11 del segundo álbum, debemos interpretarlo como las páginas 62 a 67 de la obra completa.

Reseña de Harmony Dibbuks

En definitiva, una obra sólida que nos enganchará desde el principio, capturará nuestra atención mientras vamos desvelando y encajando las diferentes piezas del puzzle que conforman la historia y que, pese al satisfactorio final con el que se cierra este primer ciclo argumental, nos dejará inevitablemente con ganas de más, conscientes de que todavía quedan muchos interrogantes y de que la historia tiene un alcance mucho más grande que será desarrollado más adelante. En este sentido, en 2018 se lanzó para el mercado francés cuarto álbum de la serie, Omen, y se espera el quinto para este mismo año. Esperamos poder disfrutar de ellos en nuestra lengua, ya sea en formato álbum o en otro volumen recopilatorio al finalizar el segundo ciclo. Pero no adelantemos acontecimientos y, de momento, disfrutemos de este más que recomendable primer ciclo ya disponible en la tienda online de Dibbuks o en nuestra librería especializada favorita.

 

 

 

 

Harmony - Primer ciclo. El despertar de la fuerza.

8.8

Historia

9.0/10

Dibujo

8.5/10

Edición

9.0/10

A Favor

  • La narrativa no lineal le sienta muy bien a la historia.
  • Aunque a priori puedan parecer arquetípicos, Personajes carismáticos y bien definidos
  • ¡Tiene banda sonora!

En Contra

  • Aunque el final es satisfactorio, nos deja con ganas de más, a la espera de la publicación del siguiente volumen.
  • La paginación correlativa entre los 3 álbumes no ayuda a la sincronización con la banda sonora.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies