Alan Wake, la mejor novela jamas jugada… – No es Pais para Frikis

Alan Wake, la mejor novela jamas jugada…

Análisis XBOX360

El escritor Alan Wake viaja junto con su esposa  al pequeño pueblo de Bright Falls con la esperanza de que alejarse del bullicio de la gran ciudad y sumergirse en la tranquilidad de los bosques y lagos del norte de Washington le hagan salir del bloqueo creativo que sufre. Pronto  se dará cuenta de que Bright Falls esconde más cosas que bonitas vistas y el festival anual del venado, nada mas llegar su mujer desaparecerá en misteriosas circunstancias y el aparecerá sin conocimiento dentro de su coche sin saber como ha llegado allí. La búsqueda de su esposa marcara el comienzo del verdadero viaje que espera a nuestro protagonista.

Con este comienzo Remedy nos trajo allá por el 2010 su mejor trabajo en años y bajo la promesa de un Survival horror nos trajo una de las mejores historias que hemos podido disfrutar en el mundo del videojuego. Con un argumento que desprende un aroma  que nos recuerda a Stephen King y a series como Twin Peaks, Expediente X o Fringe, que se aleja de los planos guiones a los que últimamente nos tenían acostumbrados los Survival Horror para traernos un thriller sobrenatural que nos mantendrá atrapados durante todo el juego y al que deberemos de estar atentos para no perdernos ningún detalle si queremos sacar todo el jugo a su historia, pues su guionista Sam Lake (el mismo que guionizó ese gran juego que fue el primer Max Payne) se encarga de ir dejando pistas durante todo el juego, pequeñas piezas que con el paso del juego van encajando unas con otras y formando un engranaje que funciona con una perfección digna de un reloj suizo. Al final del juego en el climax de la historia todo encaja, no hay cabos sueltos, no quedan casi preguntas por responder y  todo es su narrativa es casi perfecta.

Y para que la historia sea perfecta, o casi, también lo tienen que ser los personajes y en este apartado es donde Alan Wake se confirma como una obra de arte. Todos los personajes, y cuando digo todos quiero decir todos, son necesarios para la trama. No hay personajes de relleno, o que moleste a la trama, o que su presencia chirrie o no tengan un motivo para estar en la historia. Se huye del estereotipo y se plantean unos personajes carismáticos y bien escritos a tal punto que si quitamos alguno de ellos la historia del juego flaquearía.

Remedy nos propone una narración como si de capítulos de una serie se tratase, todos los capítulos tienen un esquema idéntico con un comienzo, un nudo y un desenlace. Con una duración similar que ya dependerá de lo mancos que seamos con el mando y que siempre terminan con un cliffhanger que nos hará picar para que continuemos con el siguiente capitulo. Al comienzo de cada capitulo como toda buena serie noventera que se precie empieza con un “Anteriormente en  Alan Wake…” y nos hace un pequeño resumen de la historia hasta el momento. Esta estructura es un gran acierto haciendo que el juego nunca baje en intensidad y sea un in crescendo continuo.

Gráficamente el juego era notable para la época, sin llegar a destacar, y esto se puede apreciar si se ven otros juegos sacados el mismo año como fueron Final Fantasy XIII, Resonance of Fate o Red Dead Redemption que a día de hoy siguen luciendo estupendamente y a este se le notan el paso de los años. No obstante en Remedy hicieron un gran trabajo, tratando con sumo cuidado las animaciones faciales de todos los personajes y el entorno natural  que podemos encontrar en Bright Falls. Otra cosa en la que los desarolladores pusieron gran empeño fue en los efectos de iluminación. Tratándose de un juego que tendría que mantenernos en tensión el trabajo realizado con cosas como la iluminación en tiempo real de la linterna, el manejo de las sombras y oscuridad o los efectos de luz volumétrica están realmente bien llevados.

La música del juego llevada a cabo por la banda rusa Poets of the Falls encaja como un guante en todo momento con la historia, es más, yo diría que es uno de esos juegos que si le cambiaras la banda sonora cambiarías el juego al completo. Se consigue integrar tan bien que es inevitable revivir el juego en la mente al escuchar uno de los temas. En el apartado sonoro hay que destacar el doblaje a nuestro idioma, es simplemente impecable. Cuenta con un reparto de primeras espadas en el mundo del doblaje, con las voces de Lorenzo Beteta para Alan Wake, que para quien no lo recuerde es la voz normal de David Duckofny o Mathew Fox, para Alice Wake tenemos a Conchi Lopez la voz de Nicole Kidman y para Barry es ni mas ni menos que a Salvador Aldeger que os sonara si os digo que es la voz de Martin Lawrence o Charlie Sheen. Los actores de doblaje están estupendamente dirigidos sin sonar fuera de tono en ningún momento y tanto la sincronización labial como el volumen están perfectos en todo momento.

En donde Remedy se mantiene tradicional es en el control del juego, la jugabilidad es la normal de un shooter en 3 persona con la innovación de que antes de poder eliminar a un enemigo tendremos que alumbrarle con nuestra linterna para debilitar al sujeto antes de que podamos atacarles con nuestra arma definitiva. Alan se controla de manera fácil y casi perfecta y ese casi viene dado por el salto, realmente impreciso y que nos hará perder los nervios en más de una ocasión a esto también hay que añadir que el juego nos propone varias fases de conducción que mas que ser un aliciente son un suplicio. Sin duda ambos fallos son producto de no haber terminado de pulir bien el juego debido seguramente a las siempre tan temidas fechas de lanzamiento.

Intrigante, intenso, oscuro, trepidante, inteligente, audaz, complejo, valiente, dramático, terrorífico…todo esto es Alan Wake, uno de los exclusivos por los que vale la pena comprar una Xbox360 y no triunfo todo lo que debiera por motivos totalmente ajenos al juego. Éxito de critica se ha convertido en un juego de culto que sabe ganarse el respeto y admiración de todos los que le dan una oportunidad. Te atreves a venir a Bright falls

 

8.8

Historia

9.0 /10

Jugabilidad

9.0 /10

Diseño Artístico

9.0 /10

Diseño de Sonido

8.0 /10

A Favor

  • El sorprendente y bien resuelto guión.
  • El fantástico doblaje.
  • El carisma de Alan.

En Contra

  • En ocasiones muy lineal.
  • Que no tengas una Xbox para jugarlo.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies