Wasteland 2, ser un Ranger del desierto nunca fue tan divertido.

Si hay cosas por las que merece la pena el crowdfunding es porque puedes ver cómo nacen ideas y juegos como el que hablamos hoy. Este es uno de esos juegos que al ponerlos sobre la mesa, ninguna compañía quiere y que luego gracias al micro-mecenazgo se convierten en realidades tan buenas que más de un directivo de alguna desarrolladora aun está llorando por la oportunidad perdida.

Esto mismo es Wasteland2, es una idea que rumiaba la cabeza de Brian Fargo desde hacía 20 años, su primer Wasteland fue todo un éxito y planto las bases de todo lo que vino después Fallouts incluidos. Su deseo era el poder hacer ahora lo que antes la técnica no le permitió, el quería plasmar su páramo, su yermo y lo quería hacer a lo grande pero sin perder sus señas de identidad, sin dejar atrás lo que lo que hizo grande al primer Wastaland. Y aunque traer a la actualidad un juego como Wasteland podía parecer una locura, resulto que el no era el único loco y al segundo día de su campaña de financiación en Kirkstarted llego al objetivo de la campaña 900.000$ y no solo eso si no que al final de la misma casi se calza el hombre 3.000.000$.

Y es que darle vueltas a una idea durante tanto tiempo hace que cada día se te vayan ocurriendo cosas nuevas que añadir ese concepto que estas madurando en tu cabeza y claro 20 años son muchos días y cuando por fin vemos el producto final nos encontramos ante un juego que solo merece un adjetivo y es “abrumador”. Abrumador por su personalización, abrumador por las ramificaciones y tramas de su historia, abrumador por las posibilidades de gestión de misiones que te ofrece, abrumador por la variedad de armas y combinaciones, abrumador por las misiones tanto principales como secundarias, abrumador por su profundidad y por un sinfín de cosas más.

Desde el minuto 1 en cuanto pulsar Start en tu PS4 lo primero que ves es una gran intro hecha con actores reales y que nos pone en antecedentes para continuar con un proceso de creación de personaje, que si bien es parco en la personalización física y de trasfondo, es todo lo contrario en la asignación de habilidades y atributos. No solo podemos gestionar parámetros de los 7 atributos principales como son como la fuerza o la inteligencia, presentes en cualquier RPG que se precie, sino que debemos asignar en que destacara nuestro personajes eligiendo entre 7 habilidades generales, otras 10 de armas y otras 10 de destrezas. Los puntos asignados aquí serán para siempre así que hay que tomarse su tiempo antes de adentrarse en el yermo pues una mala combinación de estas terminaran en una partida abocada al fracaso. Ademas de lo anterior, conforme subamos niveles iremos desbloqueando una serie de Extras que estarán definidas según los atributos y habilidades escogidos y si todo esto lo multiplicas  por 4 personajes dan como resultado un paraíso para el amante del RPG más puro.

Una vez suelto en el mapa ya puedes comenzar a explorar a tu gusto, iras recibiendo por radio avisos de misiones o lugares que visitar y que tendrás que elegir a cual iras primero, es aquí donde entra en juego otra gran baza de este juego: la causalidad. La relación causa-efecto no ha sido una promesa vacía, las decisiones que tomes en tu aventura o los actos que lleves a cabo tendrán su directa consecuencia en el Yermo, si recibes la llamada de un grupo en peligro y tardas en atenderla es posible que cuando llegues estén todos muertos o que se hayan defendido pero te guarden rencor por no acudir y se nieguen a comerciar, que pierdas misiones secundarias o que el asentamiento se vecino vengue de la muerte de estos y tomen represalias contra ti. Es algo impredecible y que cambiara con cada partida lo que hace de este juego una experiencia única en cada partida.

Esto es un hecho realmente importante ya que hace que las tramas y subtramas de la historia se ramifiquen en varios caminos, que si bien terminan desembocando en el mismo destino, hacen que una historia realmente sencilla como es la investigación de un compañero ranger asesinado en misteriosas circunstancias adquiera una sensación de profundidad dándole momentos realmente épicos. Intentar resumir la historia es algo inútil, pues si bien es cierto que la idea de partida es sencilla, se va complementando con las diversas historias de cada asentamiento o personajes que vamos encontrando en nuestro camino. Muestra de esto son los miles y miles de líneas de dialogo que se esconden detrás de cada NPC, todo asentamiento tiene su propia historia que contar al igual que cada persona que lo habita, unas mas interesantes que otras todas están bien escritas y enlazadas para dar carácter propio a cada lugar y no tengamos sensación de repetición entre asentamientos. Si no os gusta leer hemos de decir que este no es vuestro juego pues hay momentos en los que las conversaciones predominan si queremos acabar pacíficamente una misión.

Otro de los puntos fuertes del juego, la posibilidad de que desarrolles las misiones como te de la gana. Tienes total libertad para afrontar cada misión como quieras, conversando hasta hallar una solución pacifica o quizás puedas terminar la misión adquiriendo ese objeto de maneras menos licitas o tal vez quieras liarte a tiros desde el principio. El juego no te va a poner trabas en ningún momento para que realices una u otra opción pero tienes que ser consciente de las posibles consecuencias que pueden tener tus actos que pueden ir desde perder un ítem realmente interesante a provocar un armagedon nuclear que mate a cientos de personas a la redonda pasando por una pequeña revuelta  eres libre de hacer lo que quieras pero en este juego si que influyen tus decisiones como ya hemos dicho.

En cuanto al sistema de combate tenemos que decir que es realmente bueno, InXile ha continuado con el sistema de estrategia táctica  por turnos que tan buenos frutos ha dado y lo dotan de un sistema de coberturas bien implementado. Los puntos de habilidad, que también dependerán de las decisiones tomadas en la creación del personaje, tendrán una importancia determinante en los combates, debiendo aprender gestionar nuestros ataques y saber cuando nos conviene disparar o bien aprovecharlos para buscar una cobertura. La curva de aprendizaje quizá castiga en exceso a los no iniciados en el género  pues los combates dependen en exceso del azar y del sistema de puntos repartidos en los atributos del personaje, pero una vez cogemos el “truco” se vuelven combates apasionantes y exigentes a partes iguales. Si añadimos también la posibilidad de hacer disparos especiales no encontramos ante un sistema que hará las delicias de los amantes del genero y que enganchara de forma rápida a los novatos.

Si echamos un vistazo al apartado visual del juego, cosa fácil si buscamos cualquier pantallazo o video en la red, veremos que no es un juego que destaque por sus gráficos o animaciones, veremos que los desarrolladores se han centrado en la narrativa y sistema de juego. Nos encontramos  con una vista isométrica donde podemos girar libremente la cámara y el zoom pero que en ocasiones se vuelve tosca llegando en ocasiones ser incomoda. Los modelados de los personajes se quedan en el aprobado raspado y si es verdad que la variedad de vestimentas y armas tienen mucho detalle detalle es igual de cierto que no lucen todo lo bien que deberían debido a la cámara escogida. Vamos a decir que el motor Unity se porta bien y mantiene el tipo pero tendremos en cuenta que no estamos hablando de un juego que lo exprima y lo ponga en apuros gráficamente hablando.

En cuanto al sonido nos encontramos ante una banda sonora que acompaña aunque al contrario que otros juegos, como los últimos Fallout, no se nos quedarán grabadas en nuestra cabeza, están ahí para acompañar y no desentonar, incluso en algunos momentos olvidaremos por completo que existe. El juego trae las voces en un exquisito INGLES y los usuarios de la lengua de Cervantes tendremos que conformarnos con los cuadros de texto que nos traducen los diálogos. Hay que decir que ya que Deep Silver no lo doblo a nuestro idioma por lo menos debió a ver mostrado más cariño al adaptarlos bien pues en la versión de PS4 son pequeños a más no poder y en ocasiones tendremos que forzar la vista y leer dos veces un texto para entender lo que pone. El resto de material sonoro esta a la par que el gráfico, cumple sin más y no destaca aunque como ya dijimos InXile se centro en otros aspectos del juego.

Como ya sabéis los que me leéis semanalmente siempre dejo para el final los “peros” que me voy encontrado y este juego no va a ser menos. Pese al gran cariño con el que se ha desarrollado tenemos que destacar varias lacras a las que el jugador ha de hacer frente y tendrá que perdonar para poder disfrutar con este juego. La primera tiene que ver con la cámara, y es que como hemos dicho, en algunas ocasiones se vuelve incomoda por decirlo suavemente, durante la exploración no podemos aumentar el campo de visión, y si bien es cierto que cuenta con tres modos (giro 360, avance longitudinal o fija) ninguno de ellos esta bien implementado y haciendo la tarea muy incomoda. Pero es en los combates donde mas problemas se aprecian, en ocasiones no encontramos ángulo bueno, perdemos de vista personajes o enemigos, desaparecen los grids de movimiento o simplemente el cursor desaparece. Todo esto se podría llegar a solucionar puliendo más el motor gráfico y dando un poco mas de tiempo al desarrollo aunque ya sabemos que hoy en día es algo que pocos estudios se pueden permitir. Por otro lado tenemos que decir que su gran baza es también su gran lacra, es que tanta libertad es posible que a algunos jugadores les resulte tedioso y al contrario que juegos como skyrim o fallout donde siguiendo el hilo argumental y a poco que farmearas un poco podrías terminar el juego sin grandes complicaciones, cosa que llama mucho al jugador no experimentado, aquí es algo totalmente impensable, ir a saco a por la historia principal es simple y llanamente imposible. Es imperativo no saltarse ningún enfrentamiento, que en el mapa general son aleatorios algo que me gusta pues dan un gusto a jugabilidad retro que por aquí tanto nos atrae, para poder subir de nivel y aumentar así nuestras habilidades conforme ganemos niveles. Estos enfrentamientos se realizan siempre en unos entornos muy similares y los enemigos no suelen variar en exceso con lo se puede hacer muy repetitivo y si le añadimos su elevada curva de dificultad (muy alta en los primeros compases) al mas novato se le puede hacer muy cuesta arriba el juego.

No obstante nos encontramos ante unos de los mejores RPG del pasado año y de un digno sucesor del original Wasteland. Un juego que esta convertido a llamarse en un clásico del genero y que os proporcionara horas y horas de juego.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Translate »