UN REPASO A LA SAGA ALONE IN THE DARK

También podéis escuchar este análisis directamente desde su programa semanal en IVOOX.

No son pocos los que hoy en día se aventuran a afirmar que el videojuego que inventó los “survival horror” tal y como lo conocemos hoy en día fue aquel fantástico “Resident Evil” que en 1.996 y bajo la mano de Capcom revolucionó el género y el mercado, dejándonos a todos acojonados de miedo, dicho sea de paso. Pero el hecho es que quizás, y sólo quizás, aquel juego no hubiera existido tal como lo conocemos si la compañía Infogrames no hubiera sentado las bases del género allá por el 1.992 con “Alone in the Dark”.

La compañía de origen francés se fundó en el año 1983 por Bruno Bonnel y Christopher Sapet siendo“Alone in the Dark” su primera carta de presentación; suponiendo una revolución en el género de las aventuras de terror en PC. No sólo por el hecho de incluir una historia y una ambientación terrorífica, claramente inspiradas en la obra de Howard Phillips Lovecraft; escritor estadounidense y autor de novelas y relatos de terror y ciencia ficción de comienzo de los 20; sino también por los avances técnicos del juego para la época.

Noticias-Analisis-Noespaisparafrikis-Repaso-Alone-In-The-Dark-, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

Lo primero que nos llamaba la atención fue la posibilidad de que el jugador pudiera elegir entre dos personajes. Por un lado, teníamos al detective Edward Carnby, contratado para investigar el extraño suicidio del dueño de la mansión (Jeremy Hartwood); o bien podíamos decantarnos por la señorita Emily Hartwood, sobrina del dueño de la mansión, quien acude a investigar por su cuenta lo ocurrido con su tío. Seguidamente veremos una secuencia que a modo de introducción nos muestra el recorrido del personaje en su camino a la siniestra mansión de Derceto (que miedo me producía ver las manos de una especie de demonio apoyadas en una ventana desde la que nos estaba observando). La secuencia continuaba con nuestro protagonista recorriendo los pasillos y escaleras hasta llegar a un desván, momento en el cual tomábamos por primera vez el control total del personaje, dando así comienzo al juego. A partir de ese momento el jugador deberá explorar la mansión para encontrar una salida, mientras se enfrenta a enemigos sobrenaturales y resuelve diversos enigmas.

Realmente el juego no variaba en nada si cogías a un personaje u a otro más allá de las motivaciones personales del propio personaje para acudir a la mansión; pero era un detalle que se agradecía ya que por aquella época era algo muy inusual poder jugar a un videojuego como mujer. Alone in the Dark fue toda una revolución técnica en su época. Utilizaba gráficos poligonales en 3D para los personajes, combinados con escenarios dibujados muy detalladamente en 2D. Las tarjetas gráficas de entonces no permitían mover un gran número de polígonos, por lo que el aspecto de los personajes no era demasiado real. Sin embargo, las animaciones gozaban de una suavidad y naturalidad que eran inéditas hasta la fecha. Además, la perspectiva cambiaba según se movía el jugador, quedándose fija en un determinado punto, lo que aumentaba la tensión y nos aseguraban un buen número de sustos. Todo esto se potenciaba con unas siniestras melodías y efectos de sonidos que dotaba al juego de una ambientación superior a la de cualquier otro visto hasta la fecha.

Noticias-Analisis-Noespaisparafrikis-Repaso-Alone-In-The-Dark-, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

En cuanto al plano jugable, el desarrollo del mismo se centraba en la combinación de la acción y la exploración. En cuanto a la acción estaba muy dosificada y los encuentros con los enemigos eran más bien escasos. Encontrábamos zombis, monstruos (siendo algunos de estos invencibles contra los que solo cabía la opción de correr y huir), trampas mortales al más puro estilo “Dark Souls” e incluso libros poseídos por el demonio con el único afán de ser lanzados contra nuestra poligonal cabeza. Para enfrentarnos a ellos contábamos con nuestros puños (de poco servían) y con un pequeño número de armas. No obstante, la munición que podíamos encontrar era muy escasa por lo que el uso de las mismas estaba muy limitado. En este sentido era un total y absoluto “survival horror”.

En cuanto a la exploración, encontrábamos un buen número de puzzles, que resultaban bastante complicados. Además, no existía un desarrollo lineal y podíamos recorrer la mansión en el orden que deseáramos; aunque si no lo hacíamos de la forma correcta la muerte estaba más que asegurada. Aunque no era una aventura larga, era un juego muy difícil y no eran pocos los que recurrían a aquellas guías que valían oro para conseguir acabarlo.

Hay que decir que hoy en día es un juego que resulta difícil rescatar para jugar ya que el paso del tiempo lo ha castigado muchísimo, quedándose además las mecánicas jugables bastante obsoletas.

Dos años después de su publicación, al tiempo que la compañía Interplay lanzaba un port del primer título para 3DO, Infogrames regresó a la carga con ‘Alone in the Dark 2. Este título salió posteriormente para PlayStation y Sega Saturn bajo el nombre de “Alone in the Dark: Jack is Back’.

Noticias-Analisis-Noespaisparafrikis-Repaso-Alone-In-The-Dark-, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

La historia nos contaba como los detectives privados Edward Carnby y Ted Striker están investigando el secuestro de la pequeña Grace Sounders. Las pistas llevan hasta una vieja mansión llamada Hell’s Kitchen, refugio del pirata Jack el Tuerto y de su banda de malhechores. Carnby continúa con el trabajo de su amigo Striker cuando éste desaparece misteriosamente, y decide entrar en la mansión para resolver el caso. Desgraciadamente, allí descubre que Striker ha sido asesinado. Carnby deberá luchar para escapar, al tiempo que rescata a Grace y frustra los malvados planes de Jack.

En esta ocasión el componente sobrenatural (seña de identidad de la anterior entrega), pierde aquí fuelle en favor de enemigos más “reales”, como piratas y bandidos. Además, con la intención de hacerlo más sugerente para una mayor cantidad de público, el balance entre puzzles y combates se decanta esta vez claramente en favor de los segundos, estando además planteados desde un punto de vista poco ágil y complicado, ya que jugablemente era bastante tosco. Además, el juego se hizo más lineal que su predecesor, lo que hizo que esta entrega no entusiasmara mucho al fan de la entrega original. De hecho, la decisión de tomar este cambio de rumbo por parte de Infogrames, provocó que varios de los programadores que trabajaron en el título original abandonaran la compañía. Un varapalo importante para la compañía francesa que tratarían remediar con una tercera parte.

Noticias-Analisis-Noespaisparafrikis-Repaso-Alone-In-The-Dark-, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

En 1.994 llega al mercado ‘Alone in the Dark 3’ con un más que evidente regreso a los orígenes. Se recupera la exploración y la resolución de puzzles como pilar central de la aventura. Únicamente se publicó para PC, y podemos afirmar que supuso el cierre de la trilogía original de la serie, siendo el último en utilizar aquel motor gráfico poligonal que tan bien funcionó en su época, pero que ya comenzaba a sentirse obsoleto. La historia en esta ocasión gira en torno a un misterioso pueblo usado como escenario para el rodaje de una película ambientada en el Salvaje Oeste, pero en el que inexplicablemente ha desaparecido todo el equipo de rodaje. Al pobre Edward Carnby le tocaba de nuevo acudir a investigar lo sucedido y se verá atrapado en ese extraño lugar repleto de una terrible raza de vaqueros zombis. Desde luego el guión era de lo más original. Después de esta peculiar entrega, Infogrames decidió dar un descanso a la saga y centrarse en el desarrollo de otros juegos radicalmente diferentes como la saga “Driver” o el original “Marranos en Guerra”. No obstante, tras la buena salud que mostraba el “surrival horror” con títulos como “Resident Evil” o “Silent Hills”, Infogrames decidió volver a la carga.

Así lo hizo en 2.001 con ‘Alone in the Dark: The New Nightmare’, título desarrollado por Darkworks (bajo el paraguas de Infogrames) para PC, PlayStation, Dreamcast y PlayStation 2. También Game Boy Color contó con su peculiar versión. “Casualmente”, esta nueva entrega de la serie toma como propios elementos de ‘Resident Evil’. De la obra de Capcom se heredan, entre otras cosas, los escenarios pre renderizados, diciendo así adiós a los entornos poligonales que marcaron el transcurso de la primera trilogía. Una vez más, al principio de la aventura se nos permitirá elegir entre Carnby o a la arqueóloga Aline Cedrac, para desentrañar los misterios de una isla maldita. Sin embargo, el verdadero protagonismo de la obra se lo llevó la linterna, objeto en el que sus creadores hicieron un especial hincapié. Por ejemplo, los enemigos huyen de la luz, ya ésta los transforma en arena. Así pues, se puede emplear la linterna para repeler a ciertas criaturas o usar munición luminosa como “balas de magensio” y “proyectiles de fósoforo” para matarlas. Además, el jugador debe usar la linterna para iluminar lugares oscuros y así descubrir objetos y detalles ocultos. Por desgracia, la calidad general del título no pudo calificarse más que de meramente pasable, principalmente debido a que Darkworks se preocuparon más de intentar emular a los juegos de terror más exitosos del momento, que de recuperar la verdadera esencia del título original, quedando como un juego falto de señas de identidad y estilo propio (de hecho lo único que tenía esto de “Alone in the Dark” solo era el nombre del protagonista).

Noticias-Analisis-Noespaisparafrikis-Repaso-Alone-In-The-Dark-, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

A partir de aquí, la cosa solo empezó a empeorar.

Parte de la culpa fue la bazofia infumable que el “director” y “aficionado” a los videojuegos Uwe Boll, llevó al cine como adaptación cinematográfica del videojuego “Alone in the Dark”; película con el mismo título protagonizada por Christian Slater, Stephen Dorff y que supone toda una violación y una clara falta de respeto a una saga que no merecía nada de esto. Una película que costó 20 millones de dólares que le sirvió únicamente para encabezar numerosos rankings de “peores películas de la historia” y que consiguió una gran recaudación en forma de premios al mal cine. Todo un despropósito.

En el año 2.003, Infogrames comercializa sus productos bajo el nombre de Atari, y se decide encargar el desarrollo de un nuevo “Alone in the Dark” a Eden Games, una compañía de juegos independiente.

Así, en el 2.008 sale a la luz “Alone in the Dark” para PC, Playstation 3, Xbox 360. Sus hermanas menores también tuvieron su versión correspondiente, aunque como cabe de esperar, técnicamente más floja. Esta nueva entrega tiene muchas novedades respecto a las antiguas. La interacción con los escenarios es casi completa ya que con los objetos que el jugador vaya recogiendo (los cuales se van guardando en la chaqueta del protagonista) se puede crear muchos tipos de armas o explosivos. Además, el juego tenía un enfoque muy televisivo, con un argumento muy bien narrado. Como si de una serie se tratara, el juego está dividido en capítulos, los cuales casi todos están disponibles desde el principio del juego, teniendo la libertad el jugador de avanzar escenas o episodios sin miedo a quedarse atascado en algún puzzle. Si bien es un título que mostraba buenas ideas, su flojo nivel técnico, su poca duración y escasa y limitada jugabilidad (mención aparte del buen número de bugs que arrastraba) hicieron de esta entrega una obra aprobada por pelos.

Noticias-Analisis-Noespaisparafrikis-Repaso-Alone-In-The-Dark-, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

La saga no terminaba de recuperarse y el golpe de gracia le llegó en 2.015 con “Alone in the Dark: Illumination”, desarrollado por Pumpkin Studios bajo la mano de Atari. El juego (por llamarle algo) está centrado en el multijugador de carácter cooperativo que nada tiene que ver con la saga y que resulta tan mediocre que parece que Uwe Boll hubiera estado metido en el desarrollo del título. Es tan malo que en Metacritic cuenta con un 19/100 por la prensa especializada y un 1,2/10 por parte de los usuarios.

Y hasta aquí el repaso a la historia de una gran saga venida menos a la que los usuarios guardamos gran cariño y de la que aun esperamos que nos llegue un nuevo juego a la altura de los clásicos.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Translate »