Superman Hijo Rojo

Nuestra vida esta llena de pequeñas decisiones que marcan el devenir de nuestros vida, de pequeños acontecimientos que ocurren a nuestro alderredor y que , escapándose por completo de nuestro control, van marcando y condicionando nuestro futuro. Algo tan sencillo como girar a la izquierda cuando debiste girar a la derecha o simplemente que un atasco que nos haga llegar tarde puede desembocar en no conocer a la chica que ahora es tu pareja o perder el trabajo de tu vida o simplemente no tener consecuencia alguna.  Millar coge esa aleatoriedad y la usa introduciendo un pequeño matiz en la historia de uno de los iconos de la cultura del cómic americano y por extensión de la nuestra también. Algo tan sencillo como que la capsula en la que viajaba Kal-El perdiera una milésima de parte de su velocidad y cayera con un desfase de 12 horas en la rotación de la Tierra, 12 horas son exactamente lo que separa la granja Kent situada en ese pequeño pueblo llamado Smallville de una pequeña granja comunitaria de otro pequeño pueblo pero esta vez en Ucrania dando un nuevo y refrescante punto de vista a la historia de Superman y de como cambiaría así por completo el futuro de la tierra.

 

Millar nos presenta a un Superman criado bajo la bandera del comunismo, es el héroe del proletariado y llega a convertirse primero en la mano derecha de Stalin para erigirse después como sus sucesor en el partido y en el gobierno. Un Superman que sin los consejos y valores aportados por los Kent no sabe donde debe terminar el superheroe y comenzar hombre, su humanidad esta reducida a su mínima expresión y es consciente de que su perfección y  moralidad superior es la que debe dictar el destino del planeta.Se nos presenta así un mundo distópico donde no existe el hambre, no existe la guerra y los indices de criminalidad son prácticamente nulos en todo el imperio ruso. Superman ha conseguido crear un mundo idílico pero  para conseguirlo ha arrebatado toda clase de libertad al individuo, es el dictador perfecto, todo lo oye, todo lo ve y nada escapa de su conocimiento, de su control. La única nación que aun resiste es E.E.U.U, enfrascada en su ideal de brutal capitalismo esta empobrecida y agotada tras años y años de guerras civiles. Millar nos narra esta brillante historia en tres actos totalmente absorbentes donde nos relatara la llegada y presentación de este Hijo Rojo al mundo, su ascensión al poder y luego su expansión al resto del mundo y finalmente su caída. Pagina tras pagina el mundo que se nos presenta nos atrapa haciendo que devoremos sus 170 paginas en un suspiro, los acontecimientos que van llevando a la ruina a los Estados Unidos, las intrigas y luchas de poder dentro del propio gobierno de Stalin y los continuos problemas a los que tiene que hacer frente Superman  están escritos de la forma fresca, rápida y directa a la que Millar nos tiene malacostumbrados.

Sin la presencia de Superman en sus vidas los típicos secundarios de la serie desarrollan sus vidas de forma diferente por ejemplo nos encontramos con un Lex Luthor que como siempre esta elaborando planes para derrotar a Superman pero esta vez bajo el beneplácito del gobierno norteamericano y que esta casado con la periodista Lois Lane o un Jimmy Olsen que ya no es fotógrafo si no que se ha convertido en un funcionario que actúa de enlace, y amigo, de Lex Luthor con el gobierno o un Batman ruso que es la personificación de la anarquía dentro del mundo perfecto que quiere crear Superman. Todos ellos maravillosamente perfilados y con una motivaciones bien definidas y creíbles.

Al dibujo nos encontramos a un  Dave Johnson  que firma un trabajo magnifico y a un Killiam Plunkett que, si bien baja el nivel en la segunda parte del cómic, mantiene el tipo y hace un buen trabajo. Todos las viñetas del comic están inspiradas el grafísmo de los panfletos publicitarios comunistas que nos hacen sumergirnos aun mas en la historia, el trazo es limpio, sencillo y claro. Las escenas de acción están bien representadas y en ningún momento nos encontramos con encuadres raros que te hagan perder la atención. Tenemos la obligación de detenernos y comentar las Splash Page que nos introducen en cada parte de la historia y que son todo un homenaje a la propaganda soviética típica de la Rusia de Stalin.

 

Nos encontramos ante uno de los cómics que sin duda no podemos dejar pasar, nos guste mas o menos su guionista, ya que nos presenta una reimaginación de los orígenes de Superman realmente atrevidos y fuera de lo común. La plantilla de personajes que van apareciendo en sus paginas no están metidos con calzador y solo se muestran por exigencias de la historia y eso es algo de agradecer. La representación que hace de un mundo regido bajo una dictadura comunista, la critica al capitalismo salvaje, el desarrollo del personaje, su rápido ritmo y su sorprendente final hacen que estemos ante una obra redonda con muy pocos puntos negros que sacarle. Una compra obligada tanto si eres fan de Superman como si no.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Translate »