Super Dungeon Bros – No es Pais para Frikis

Super Dungeon Bros

Diversión pura y dura es lo que nos prometen los chicos de React Games con este SuperDungeon Bros. Y sin duda es algo que han cumplido con creces. Bajo un argumento simple a más no poder y que es una mera escusa para ponernos ante hordas y hordas de enemigos para que podamos triturarlos a placer en un juego muy pero que muy divertido.
Y es que el titulo que Badlands Games distribuye es el clásico crawler cooperativo de mazmorras que tanto gusta y divierte por estos lares. React Games nos propone meternos en la piel de uno de los, autodenominados, “Dioses del Rock” que bajo la promesa de obtener unas armas legendarias nos aventuraremos en el mundo de Rockheim donde tendremos que atravesar innumerables mazmorras repletas de enemigos. Aunque pueda parecer que el juego tendrá una temática ambientada bajo en el mundo Heavy Metal como pudo ser en su día el magistral “Brutal Legends” vemos que al final la temática del Rock solo se limita a los nombres de nuestros 4 caballeros y a la música del juego. El juego se ambienta en un mundo medieval que poco o nada tiene que ver con la ambientación metalera que prometen en el argumento.


Más allá de lo que prometa la trama, como hemos dicho al principio, es una mera escusa para que el juego de React Games nos deslumbre con el que es realmente su mejor argumento: “su endiablada jugabilidad”. Super Dungeon Bros es un dungeon-crawler en vista isométrica donde tendremos que recorrer una serie de mazmorras mientras eliminamos a los enemigos que nos encontremos por el camino recogiendo mejoras para nuestros héroes. Estamos pues ante un Hack & Slash que podremos jugar solo o con hasta 4 amigos tanto on-line como en red local, echamos de menos no contar con la opción de jugar en cooperativo en la misma consola con nuestros amigos, aunque solo diera la opción para 2 jugadores hubiera sido todo un “puntazo” para el juego.
Otro gran detalle del juego, por no decir “EL DETALLE” del juego, es que las mazmorras se generan de manera procedural. Esto quiere decir que cada vez comenzemos una mazmorra esta será distinta a la anterior y distinta a la próxima que juguemos con lo cual ya os podeis imaginar que la duración de este juego se puede alargar “ad infinitum”. Lo que si será siempre igual serán los ítem y premios que consigamos, todo no podía ser maravilloso.


El control del juego no puede ser más sencillo: un ataque fuerte, uno rápido y una habilidad especial. Con solo 3 botones tenemos diversión para dar y tomar, siendo mas que suficientes para mantenernos entretenidos durante las primeras horas del juego. Hay que añadir que también se echa en falta un ataque especial que haga distinto el uso de uno u otro personaje y que acompañe al resto de movimientos ya que los personajes cuentan con muy poca variedad en los combos a realizar y a la larga se hace un poco repetitivo. Por ultimo tenemos que tratar un tema por el que Super Dungeon Bros se ha llevado muchos palos, su “Dificultad”. Estamos ante un juego muy exigente y aunque al principio de cada mazmorra podemos ajustar su dificultad mediante un ocurrente sistema de fogatas, depende de si la encendemos o no contaremos con una serie de ayudas en nuestra aventura, el juego es todo un desafio incluso con esta ayudas activadas. Por este motivo al juego le han bajado mucho la nota en diversos medios pero lo que no podemos pedir es juegos “como los de antes” y que cuando nos pongan un reto ante nosotros nos quejemos de su elevada dificultad. Para nosotros mas que una tara ha resultado ser un PLUS, es refrescante encontrar un juego que te proponga un verdadero desafio y que se aleje de la corriente de “juegos sencillos” que inundan el Store de nuestras consolas.


El apartado visual es bastante bueno pero se queda a las puertas de ser brillante, la estética cartoon que React games ha usado para el titulo le sienta de fabula, la variedad de elementos y enemigos hace que los niveles sean muy resultones visualmente. Todo esta animado correctamente, los protagonistas principales son la “caña” y destilan carisma. Ademas el juego no sufre excesivas caídas de frames, el problema aparece cuando pones los ojos en el escenario y es que las texturas usadas para vestir el juegos son muy humildes, por decirlo suavemente, y algo repetitivas, siempre es el mismo suelo o los mismos tablones de madera en los puentes o tirados por ahí o el fondo de los precipicios siempre es de un solo color. Si se hubiera puesto más ahínco en este apartado estaríamos ante un juego que visualmente hubiera sido muy atractivo.
En cuanto al sonido el juego viene completamente doblado al castellano, algo de agradecer en un Indie, y mientras jugamos nuestro héroe ira soltando los típicos chascarrillos que sin duda nos harán sonreír en más de una ocasión. La música acompaña sin más, no tiene ningún tema que sobresalga de los demás o que simplemente se nos quede en la memoria pasados unos minutos tras jugar, si esto añadimos que el resto de sonidos tampoco son muy allá nos queda un apartado sonoro muy justito.

En resumen podemos decir sin miedo a equivocarnos que estamos ante un comienzo prometedor ya que para React Games es su primer juego para consolas y esperamos que no bajen el nivel pues se trata de un gran juego, eso sí, su elevada dificultad es posible que espante a algún jugador, pero que para los amantes de los desafíos estamos ante un juego que nos dara horas y horas de diversión.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies