Recomendaciones veraniegas

El verano ya está aquí, horas y horas de tiempo libre se nos echan encima y podemos correr el peligro de morir asfixiados bajo cantidades ingentes de aburrimiento . Para intentar que estas vacaciones sean un poco más llevaderas les he pedido a mis amigos y compañeros de ese gran podcast que es RESERVA DE MANA que se pasen por aquí y que nos den unas pequeñas recomendaciones de que leer, jugar o ver estos meses donde, a veces, no sabemos qué hacer con tanto tiempo libre. Vamos a empezar con mi amigo y BigBoss de Reserva de Mana Jaime Snow:

Para este caluroso verano voy a recomendar dos títulos de corte indie. En el caso del videojuegos tenemos Firewatch.

¿Qué haríais si vuestra vida se va al traste y no os queda nada por lo que luchar? Una pregunta de difícil respuesta, aunque una de las posible respuestas sería dejarlo todo y aislarse, lejos, sólo, tranquilo, y tal vez empezar a escribir un libro. Así empieza la historia de nuestro protagonista Henry, con el que empatizaremos desde el principio, ya que el juego comienza contándonos una dramática historia humana al más puro estilo de la película “UP”. Nuestro retiro del mundo será un puesto de vigía en un parque natural de Estados Unidos, y como única tarea tendremos vigilar incendios, como bien dice el título “Firewatch”. Pero lo que parece un trabajo rutinario, acabará complicándose hasta adentrarnos en una historia oscura, llena de misterio e intriga.

Pero, ¿de qué va este juego? Podríamos decir que estamos ante un “walking simulator” sólo que cimentado sobre un sólido guión, mediante diálogos extremadamente bien escritos, y algunos elementos que harán nuestra experiencia de lo más interesante. Pero no nos equivoquemos, en Firewatch tenéis que andar y explorar, que es de lo que se trata. Estamos ante un título con un ritmo sosegado, para degustar durante las 6 horas (aproximadamente) que dura. Y con la ayuda de brújula y mapa, que iremos actualizando con otros mapas que encontraremos en diferentes puestos, recorreremos este pequeño mundo abierto en el que tendremos que hacer uso de cuerdas de escalada, o una hacha para acceder a diferentes zonas. El walkie-talkie será nuestro único compañero, mediante el que hablaremos con nuestra jefa , Delilah, con la que mantendremos una extraña relación, y a través de los diálogos entre ambos, se irá construyendo la historia. Hay que destacar que tenemos varias opciones de respuesta (incluso podemos no decir nada), aunque sin demasiados cambios aparentes.

Por sacarle alguna pega, algunos paseos resultan innecesarios cuando pasamos por zonas que ya conocemos, además, es posible que en la primera mitad del juegos nos perdamos en algún momento, aunque no estamos seguros de si es la intención de Campo Santo. A esto hay que sumarle alguna “rascada” de frames (por lo menos en la versión de PlaySatation 4), que para nada ensombrecen esta gran aventura.

Para acabar, hay que destacar algunos elementos como la cámara de fotos con la que podemos hacer instantáneas a los preciosos y cautivadores paisajes diseñados por el artista Olly Moss, y además en la versión para PC podemos incluso mandarlas a imprimir a la web de de Campo Santo. Vamos a encontrar también guiños a juegos como The Last of Us, Metal Gear Solid 4 o incluso Dungeons & Dragons, pero salvo para este último (que es evidente), habrá que estar atentos para no perdérnoslos. Si a todo esto le sumamos una banda sonora espectacular, nos encontramos ante una obra de arte hecha juego.

En cuanto al cómic, os traigo la breve reseña de Plutona, ya que sería una pena destripar cualquier parte de la historia que se encarga de narrar el prolífico guionista Jeff Lemiere (Ojo de Halcón, El viejo Logan, Bloodshot…), que ahora se atreve con esta miniserie indie para la editorial de moda, Image.

Plutona nos cuenta la historia de un grupo de jóvenes al más puro estilo “Cuenta conmigo”, que un buen día encuentran en el bosque de su ciudad el cadáver de la mayor heroína del mundo. Tranquilos, esto no es un spoiler si no el gancho del cómic, y aparece en el primer número. A través de este suceso iremos conociendo a cada uno de los niños, o mejor dicho, preadolescentes. Y aquí es donde se encuentra el gran aliciente del cómic, ya que cada uno de ellos tiene una historia que contarnos. Historias reales, humanas, que nos hablan de maltrato, acoso escolar, padres alcohólicos, y que harán que nuestros protagonistas no sólo evolucionen, si no que nada sea lo que parece.

En un principio el guionista no tenía pensado incluir nada relacionado con superhéroes, salvo lo que ya hemos contado, pero poco a poco se fue encariñando del personaje de Plutona, y acabó por escribir una historia paralela, que se nos cuenta a modo de extra después de cada número, en la que nos narran la última aventura de la superheroína, y de cómo acaba en el bosque donde la encuentran los chicos. Hay que decir que ha sido una gran idea por parte del guionista, ya que al final tenemos dos historias que se cierran en un solo y perfecto círculo.

En resumidas cuentas, con Plutona tenéis un cómic pausado pero no aburrido, una historia de superhéroes sin superhéroes, y algo fresquito y diferente para el verano. Espero que os guste.

Desde Molins de Rei el maestro Alberto Martín, que además de participar en Reserva de Mana lo podéis oír en La Quarta Paret o en el blog De buena Letra, también os quiere hacer unas pequeñas recomendaciones:

Con No Man’s Sky flotando en el ambiente, era inevitable reecontrarse con los clásicos de la cienca ficción que han alimentando nuestra juventud. Entre ellos, un lugar muy especial en mi recuerdo tiene la gran Trilogía de la Fundación. Conformada por “Fundación”, “Fundación e Imperio” y “Segunda Fundación”, esta célebre saga, que más tarde recibiría dos continuaciones y dos precuelas, narra la descomposición del gran Imperio Galáctico, predicha por el psicohistoriador Hari Seldon: para tratar de disminuir los treinta mil años de barbarie hasta el Segundo Imperio Galáctico, Seldon crea dos Fundaciones con el objetivo de preservar el conocimiento de la humanidad… y otras cosas que aquí no desvelaremos.

No hay duda de que su autor, Isaac Asimov, era un profundo conocedor de la Historia, pues se hace un repaso (in)consciente a diversos modelos políticos y sociales que se han ido sucediendo a lo largo de los siglos. Se trata, sin duda, de una obra de ciencia ficción, pero en ella se dan la mano de manera delicada y perfecta las novelas de misterio, las tramas políticas, el suspense y, claro está, la imaginación desbordante de un Asimov expandiendo los límites (si los hubiera) del género. Una narración trepidante y unos diálogos perfectamente medidos, junto con un tempo absolutamente subyugador nos va a obligar a llevarnos esta trilogía a todos los confines de nuestras vacaciones: ¿preparados para un viaje hacia los confines de la Galaxia?

Pero hagamos antes una parada en nuestro mundo. Bueno, más bien en el de Inio Asano, uno de los mangakas más reputados en la actualidad que, entre otras joyas, nos ha regalado “Nijigahara Holograph” y, sobre todo, la que hoy nos ocupa, “Solanin”. Asano nos dibuja un retrato agridulce de un grupo de jóvenes que ya se asoman al mundo de los adulto y comienzan a comprender que los sueños de su juventud se desvanecen a medida que el tiempo pasa. Meiko y Taneda, la pareja protagonista, tienen una relación estable pero ambos se encuentran encerrados en trabajos que nada tienen que ver con sus intereses y sus anhelos: en este punto, Meiko decide abandonar el trabajo y Taneda decide relanzar su carrera como músico. Ambos decisiones tendrán sus consecuencias, por supuesto, para bien y para mal.
Lo que hace tremendamente especial a este manga es la perfecta construcción de sus personajes, tanto los principales como los secundarios: toda una galería de estados emocionales y vivenciales que nos transportarán a momentos de nuestro pasado y en los que nos redescubriremos a cada paso, o más bien a cada traspiés. Pero Asano no solo sabe construir personajes memorables sino que sabe imprimir a sus narraciones de un equilibrio que, valga la paradoja, a veces se sostiene en los excesos del drama y la comedia: sí, vamos a reirnos con los sucesos de la pareja protagonista, pero también se nos caerá alguna que otra lágrima con el transcurso de la narración.  Una obra tan luminosa como oscura, un retrato del tedio de la juventud que comienza a abismarse en el mundo de los adultos.

Dos recomendaciones dispares, sí, pero en verano, y más en vacaciones, todo cabe. Así que, ya saben, tanto si van a la playa como si van a la montaña (y, sobre todo, si os quedáis en casa) tenéis dos obras, que en realidad son cuatro, que os van a regalar horas de diversión. Y si nos hacen olvidar por un instante el calor de estos días, pues bienvenidos sean también.

Mi amigo Carlos Reverte que siempre esta preparado para apuntarse a un bombardeo no quiere dejar pasar la oportunidad para darnos su particulares consejos veraniegos:

El verano es una época donde mucha gente se va a la playa, al campo o a la montaña, llegando a una casa donde no hay normalmente ni una conexión internet ni un televisor decentes, por lo que siempre hemos tenido que echar mano de las clásicas lecturas veraniegas para pasar las horas de más calor antes de salir a la calle. Yo os hago dos propuestas bastante diferentes, las dos editadas por Planeta, pero que creo que tanto una como la otra vienen bien por diferentes motivos.

Con todo el revuelo que ha causado la nueva serie de Netflix, Stranger Things, no podía faltar la recomendación de un cómic que es nuevo aquí en España ya que lo ha traído la editorial Planeta como ya he mencionado antes, y tienen muchísimo que ver: años ochenta, un pueblo americano, un grupo de preadolescentes y un misterio por resolver. Hablo de Paper Girls #1, del guionista Brian K. Vaughan y dibujado por Cliff Chiang. Si a alguno de vosotros no os suena Vaughan, huelga deciros que en mi opinión es el guionista más en forma del momento, acaparando constantes premios (Saga o The Private Eye son dos obrazas escritas por él), y cualquier cosa que haga, como mínimo, será sobresaliente. De hecho, este cómic ha ganado dos premios Eisner, tanto a mejor colección nueva como a mejor dibujo. Este primer número nos cuenta cómo Erin, la protagonista de la historia, comienza su trabajo de repartidora del periódico en un barrio residencial, un clásico ochentero americano, la madrugada de Halloween. Conoce durante el reparto a otras tres compañeras, cada una con una personalidad muy, muy marcada. Aparecen entonces unos encapuchados muy sospechosos, y como además de repartir el periódico se dedican a vigilar las calles, los siguen hasta el sótano de una casa abandonada, donde descubren un terrible secreto.

Si el guión, además de ser de un nivel altísimo (no solo la historia, el corto desarrollo de los personajes ya nos muestra cómo son), tiene un montón de referencias ochenteras. En cuanto al dibujo, Cliff Chiang se sale. Y de qué manera. El color no se queda atrás, puesto por un Matt Wilson que cumple con su cometido sobradamente. En conclusión, un cómic de la casa Image (la mejor actualmente), que nos traen en grapa y que a partir de Septiembre Planeta continuará trayéndolo a nuestras librerías. Ojo con dárselo a los niños, es bastante explícito, y el vocabulario utilizado más.

Cambiamos de tercio por completo para hablar sobre Algunos días de verano y Un oasis de felicidad de Chabouté. Planeta nos recopila en un tomo
estas dos historias independientes del historietista francés. Dos historias sin apenas diálogo, pero con muchísimo más que decir que la mayoría de cómics o novelas gráficas. Algunos días de verano nos cuenta la historia de un niño de la ciudad que es dejado por su madre en un pueblo con unos ancianos para pasar unos días. Al principio se sentirá solo, pero poco a poco va descubriendo todo lo que le rodea, tanto la naturaleza como su relación con el anciano, que no es poco, y nos transmite un sentimiento de melancolía, de aquellos veranos que no volverán, pero que nos marcaron para siempre.

Un oasis de felicidad nos presenta a un preadolescente que vive con sus padres, los cuales no paran de discutir, y para no sufrir, se va a un parque donde un día conoce a un mendigo con el cual entablará una amistad, aprendiendo el uno del otro, dándonos a entender que por muy mal que puedan estar las cosas siempre hay un rayo de esperanza para tiempos mejores.Desde luego este tomo es sumamente reflexivo, con un dibujo muy sencillo pero con una narrativa gráfica soberbia, recomendado a gente de todas las edades sin lugar a dudas. Está a la venta por 15,95 euros en cartoné. Pero de verdad, merece la pena.

Y ahora tengo la papeleta de cerrar el articulo con mis recomendaciones y es algo difícil porque aquí los amigos han dejado el nivel muy pero que muy alto pero bueno por intentarlo que no quede:

Para entrar en calor os recomiendo que os pongáis con la serie de novelas Scott Pilgrim, son 6 novelas gráficas en tamaño de bolsillo y a 8’50€ cada una, precio más que ajustado o bien en un pack que he visto en Fnac a 42€ con lo que os ahorráis unos buenos 9 euros que nos pueden venir de perlas para unas cañitas este caluroso verano. Las pilles de una manera u otra ten claro que son  no solo una gran compra sino que también es una lectura más que obligada. El canadiense Bryan Lee O’Malley nos trae la típica historia del “Chico conoce a chica” pero la adereza con un “Chico conoce chica, chico debe de derrotar a los ex malvados de la chica cual Street Fighter cualquiera para poder conquistar su corazón y ser felices forever and ever y cortando además con su actual novia quinceañera intentando no hacerle excesivo daño”, “Ahí es ná” como decimos por aquí por Murcia. Cargada de humor y buen rollo la historia es un no parar de referencias al mundo friki en general y al videojueguil en particular. O’Malley no oculta que se siente en todo momento altamente influenciado en los mangas y lo vemos reflejado tanto el dibujo como en la estética de los personaje
s así como en el ritmo del propio comic, dejándonos ese sabor de culebrón japonés que series como “Touch” o la mas reciente “Cross Game” que, aunque todo lo neguemos ante los amigos, tanto nos gusta. En fin que me estoy liando, en definitiva, que no os podéis perder estas novelas pues son un placer para los sentidos.

Por último y no menos importante os quiero recomendar el que ha resultado ser, para mi sorpresa, el placer culpable este verano. No me refiero a “Stranger Things”, ni a “Flash” ni siquiera a
“Supegirl”… me refiero a “The Legends of Tomorrow”. Amiguitos y amiguitas, la buena gente de CW nos han traído un delicioso producto con aroma a serie B que hará las delicias de más de uno. Una serie de aventuras a través de viajes en el tiempo llena de caras conocidas en el universo DC/CW y que la clave de su éxito radica en que no se toma en serio a sí misma y eso hace que nosotros tampoco lo hagamos, dedicándonos solamente a disfrutar de las aventuras del elenco de secundarios (Canario Blanco, Ola de Calor, Capitán Frio, Atom man, Firestorm y Chico & Chica Halcón) que protagonizan esta desenfadada serie de aventuras y que no oculta para nada su inspiración en esa grandiosa serie que es DR. Who, un claro ejemplo de esto es que uno de los protagonistas y capitán de la “Waverider” (diremos que es una “Tardis” de Hacendado) es ni más ni menos que Arthur Darvill más conocido por ser el acompañante del undécimo Doctor W. Resumiendo una serie que a poco que dejemos el cerebro en modo “StandBy” nos entretendrá y divertirá durante estas largas tardes de verano y que a mí me ha dejado con ganas de ver la segunda temporada que ya ha sido aprobada por los mandamás de la cadena. Por cierto solo un apunte más y es que en esta los momentos novela teeneager han sido reducidos bastante así que no tengáis miedo por ello.

Y esto es todo amigos, esperamos que os haya gustado. Desde Noespaispafrikis nos despedimos hasta, teóricamente, septiembre aunque no descarto algún que otro post fugaz si leo o veo algo interesante. Gracias a todos por perder vuestro preciado tiempo con nosotros un saludo.

You May Also Like

2 thoughts on “Recomendaciones veraniegas

    1. La fundación es un relato indispensable para cualquier lector de SCI-FI, esta entre mis libros preferidos y si tuviera que quedarme con otra obra de temática espacial me quedaría sin dudarlo con Starship trooper de Heinlein. Una pequeña joya que, aparte del nombre, nada tiene que ver la película de los 90′

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Translate »