Oceanhorn, Monster of Uncharted Seas – No es Pais para Frikis

Oceanhorn, Monster of Uncharted Seas

[google-translator]

Análisis Switch

Los chicos de CornFox & Bros después de dedicarse a la conversión de juegos de otras compañías a dispositivos móviles nos traen su primer gran juego “original”. Se trata de una aventura de acción en la que surcaremos el océano para viajar entre una serie islas que están repletas de puzles a resolver, bichos que matar, secretos que descubrir y que deja desde sus primeros compases un ligero aroma a una saga de la gran N, ¿no os suena de algo?, pues vamos a por “OceanHorn: Monster of Uncharted Seas” y ver que tal el comienzo de estos finlandeses.

En Oceanhorn encarnamos a un chico que perdió a su padre cuando este partió a enfrentarse con OceanHorn, el último de los 3 monstruos legendarios que azotaban los océanos desde que el malvado Mesmeroth sumió al mundo en una cruel guerra para dominarlo. Desde su desaparición Hermit, un amigo de la familia, se ha dedicado a cuidarnos y entrenarnos a sabiendas de que pronto compartiríamos el destino de nuestro padre. Un argumento sencillo que nos pone muy rápidamente en situación y que se aleja de grandes alardes para meternos rápidamente “en harina”.

El manejo de nuestro héroe es tremendamente sencillo e intuitivo, comenzando con una simple rama tendremos que recorrer la isla donde despertamos, y que hará las veces de pequeño tutorial,  para encontrarnos con los primeros enemigos que nos darán una idea de los distintos adversarios que irán surgiendo a lo largo del juego. También tendremos la toma de contacto con los diversos puzles que pueblan la isla y que resolveremos mediante el uso de interruptores y/o cajas y serán la tónica habitual en el resto de las islas y al final como premio a nuestra exploración recibiremos la preciada espada y escudo que nos acompañaran durante toda nuestra aventura. Con ella podremos ejecutar un ataque cargado circular y bloquear las embestidas de nuestros enemigos, pero atentos pues no podremos bloquear siempre pues  CornFox ha dotado a su protagonista con una pequeña barra de “Stamina” o resistencia que se ira agotando conforme bloqueemos impactos y que también se gastara al hacer un pequeño sprint o bien si decidimos atravesar alguna sección acuática, con fatídicos resultados si esta se agota cuando estamos en el agua.

Así pues en los primeros compases de juego tendremos desbloqueadas casi todas las habilidades de nuestro “héroe” a las que poco a poco irán añadiéndose algunas mas como es el uso de “bombas”, para abrirnos camino entre secciones que al principio eran inaccesibles, o la capacidad de lanzar ciertos hechizos mágicos de ataque o protección que consumirán una pequeña barra de mana puesta para tal uso bajo nuestro medidor de salud además han añadido un sistema de experiencia con el que vamos subiendo de nivel e integrando una serie de desafíos, similares a los logros, que dotaran de variedad a una jugabilidad ya de sobra conocida. Una vez terminada esta pequeña isla-tutorial  cogeremos nuestra pequeña embarcación para lanzarnos a explorar y descubrir el resto de islas que harán las veces de fases o mundos.

Oceahorn es un titulo que sin ser exigente, no olvidemos que su origen fueron los dispositivos móviles, es muy “resultón”. Nos encontraremos con escenarios que van desde islotes selváticos muy frondosos a desoladas islas desierto, todas las islas diferentes y llenas de un color muy vivo. El modelado de los personajes y objetos que pueblan los escenarios están muy cuidados y se nota el cariño con el que está realizado el juego pues parecen juguetes o muñequitos y gozan de mucho detalle. En conjunto tenemos un juego que luce muy bien en pantalla y que corre en todo momento a unos 1080p y 60fps en el modo TV de nuestras Nintendo Switch o en 720p  a 60fps en el modo “portátil” . Como punto negativo no podemos dejar pasar unas animaciones que deberían de estar más pulidas, tanto las del protagonista como del resto de personajes y que, optando por una vista isométrica, no han añadido una cámara libre para poder moverla a nuestro antojo dando lugar a que durante los combates perdamos de vista a nuestro “héroe” tras un objeto y por ello perdamos algún que otro corazón. En el apartado sonoro gana muchos enteros gracias a la banda sonora compuesta por Nobuo Uematsu, para el que no lo sepa compositor de Final Fantasy y Blue Dragon, y Kenhji Ito, conocido por sus trabajos en la serie de videojuegos Mana. El doblaje, en ingles, es correcto pero no os preocupéis los que desconozcáis la lengua de Shakespeare ya que el juego cuenta con subtítulos en español.

En resumen OceanHorn es un titulo que toma prestadas muchas ideas y aspectos de la saga de Zelda, quizá demasiados, y que al jugarlo nos recuerda poderosamente a las aventuras de Link pero eso, como decía nuestro compañero Jaime,  no es malo. Si lo coges sin prejuicios te darás cuentas que es un juego muy divertido y entretenido que te mantendrá al mando de tu consola (PS4,XBOX,PC,Switch o Smartphone) durante las 15-20 horas que puede durar el juego y que justifica desde los primeros minutos del juego los apenas 15€ que cuesta. Es cierto que no es la mayor aventura del mundo pero si es un gran homenaje a una saga que ha influenciado enormemente en las vidas tanto de los desarrolladores como en las nuestras.

 

 

 

 

 

 

6.3

Historia

6.0 /10

Jugabilidad

6.0 /10

Diseño Artístico

7.0 /10

Diseño de Sonido

6.0 /10

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies