Unravel, Ese adorable muñequito de lana – No es Pais para Frikis

Unravel, Ese adorable muñequito de lana

Para este primer post os traigo lo que para muchos es el “indie” del año, con permiso de NO MAN`S SKY. Y es que de vez en cuando en este mundo de los videojuegos aparece algo que nos propone algo más que ocio electrónico, algo más que un juego, nos proponen… otra cosa y eso es lo que nos traen los suecos de Coldwood, nos traen algo más que un plataformas, algo mas que un juego de puzles, nos traen otra cosa…nos traen una “experiencia” y mientras que no lo saquemos de esa categoría, no lo queramos catalogar fuera de ese terreno emotivo no se le verán las costuras y todo ira bien, pero no nos adelantemos y vayamos poco a poco.

Unravel nos plantea revivir la historia de una familia conectando sus recuerdos, algunos felices y otros no tanto, a través de una serie de fotografías que harán la vez de niveles a superar y que irán conectando estos recuerdos entre si dentro de en un gran álbum de fotos. Para esta misión tomamos el mando de Yarny, un adorable monstruito hecho a partir de un ovillo de lana, que ira recorriendo las fases recolectando los distintos recuerdos. Y es aquí donde estos amantes “del montaje de muebles con nombre raro” nos proponen una mecánica brillante en su sencillez y su frescura.

Usaremos la lana de la que esta hecha el propio Yarny e ir superando los diferentes obstáculos que nos presenta Unravel. Podemos usar la lana para colgarnos en salientes y trepar por ellos o para descender un desnivel, atar objetos para moverlos, crear poleas y puentes o un tirachinas que nos permitirá subir desniveles a los que no llegamos de otra manera; todo esto nos ayudara a ir superando los puzles que nos impiden nuestro avance, pero debemos de usar la cabeza pues con cada una de esta acciones, incluso el mero hecho de caminar, irán consumiendo la lana de la que esta hecho nuestro protagonista y no se repondrá hasta que no lleguemos a un check point y se puede dar el caso, de hecho pasara en más de una ocasión, que si no hemos resuelto de la manera correcta un puzle o hemos ido por el camino equivocado nos quedemos sin lana y no podamos seguir avanzando, literalmente, por el nivel y tengamos que volver hacia atrás a ver en donde nos hemos quedado liados.

Con esta refrescante y brillante propuesta EA nos ha traído un juego divertido, sencillo de controlar. Manejar a Yarny es una delicia y acostumbrarse a lo que es capaz de hacer es fácil e intuitivo y una vez que lo dominamos no tendremos mayor problema en ir superando los distintos retos que nos plantean en los niveles del juego. Las fases tienen la duración correcta sin que sean extremadamente largas pero que tampoco den la sensación de que se nos han hecho  cortas. También son bastante lineales, no dejan demasiado a la exploración y quedando la rejugabilidad de estos en algo puramente anecdótico pues solo volveremos a por ellos a conseguir algún que otro recuerdo extra escondido y esto es algo que solo harán los más completistas pues el juego tampoco invita a ello. También hay que decir que aunque no se nos haga monótono a la pocas horas de juego la propuesta deja de sorprender y el hecho de usar siempre la mismas formulas para resolver los niveles hace aparezca una sensación de repetición para poder avanzar a través de los niveles.

Pasando al apartado grafico solo puedo alabar el trabajo artístico de los desarrolladores, este juego entra directamente a la categoría a la que me gusta llamar: “fabrica de fondos de pantalla”. Todos los niveles están inspirados en paisajes del norte de europeo y hasta el último detalle muestra un acabado cuidado de forma casi enfermiza llegando en ocasiones a mostrar un conjunto con calidad foto realista más propia de un triple A que de un Indie . Todo está pensado y represenado para encajar en el conjunto de manera brillante y nada esta dejado al azar. Las animaciones del escenario y de los diferentes elementos que nos muestran en pantalla son suaves y no se muestran para nada forzadas dando sensación de realidad al conjunto, mención especial al trabajo realizado con nuestro rojo protagonista que es capaz de expresar, sin decir ni una sola palabra, todas las emociones necesarias para llevar el peso de la narrativa del juego llegando a parecer, en ocasiones,  tener vida propia. En fin, nada que objetar en este aspecto y que sea un juego en 2d no le quita merito alguno al contrario, muestra lo bien que se adapta el motor Frosbite a cualquier tipo de juego.

En la parte sonora no se le pueden poner pegas, una banda sonora impecable que acompaña perfectamente a la historia y que, a falta de voces o texto que expliquen la historia, transmite perfectamente en cada momento las emociones que deben invadirnos en cada nivel. Esta inspirada en la música folk del norte de Europa y donde el violin es el instrumento principal. Se ha colaborado con artistas locales para dotar a este juego de una banda sonora emotiva y única, quizá el único pero que se le podría poner es que no tiene ninguna melodía que se te quede tan marcada en la cabeza como si lo hacen algunos de los paisajes o momentos que nos regala el juego y que carezca de épica.

Es la hora de hablar de la duración y rejugabilidad del juego. Es aquí donde quizá encontramos los mayores problemas. Como hemos dicho antes es un juego lineal donde no hay exploración por lo cual superar los 12 niveles que nos propone Unravel no nos costara mas de 5 horas (y eso pensando en los jugadores que se atasque mas de la cuenta) y rejugarlos solo nos valdrá para recoger los 5 coleccionables que hay en cada fase, que tampoco son muy difíciles de encontrar  dicho sea de paso. Todo esto, junto al hecho de que una vez terminado el juego no se nos ofrece ningún desafío o reto adicional como modos de dificultad añadidos o algún desbloqueable adicional  hace que sea un juego corto, muy muy corto.

Llegados a este punto es donde tenemos que hablar de lo que comentamos al principio de la categoría de “experiencia”. Es que este juego si lo sacas de”experiencia videojueguil”, por asi llamarlo, si no eres capaz de conectar con el juego y con su historia, si no puedes vincular los recuerdos y emociones que nos cuenta Unravel, algunos de ellos personalmente me han llegado al corazón pues he vivido experiencias parecidas, si no eres capaz de sumergirte en lo que te proponen la gente de Coldwood, pasa de ser una experiencia a ser un plataformas sencillo, salpicado de puzles bastante fáciles y repetitivos, corto en su duración, con un desarrollo lento, de historia inconexa e incomprensible y con un precio elevado que harán que te quedes cara de pardillo por pagar 20 pavos, ahora 14´95, por poco mas de 4 horas de bonitos fondos y “musiquita bonita”. Es como si no te gusta el arte y te hacen pagar por un cuadro de Dali o Picasso donde en vez de ver una obra maestra solo ves un lienzo manchado con colorines brillantes. Pero si es el caso contrario, si conectas con Yarny y si te dejas liar en su madeja de lana, ten por seguro que este juego te gustara, te atrapara y lo jugaras una y otra vez solo por regresar a sus paisajes, a su mundo, en una palabra te enamorara.

 

Oscar Garcia Mompean

@furgonetero

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir