BOOR, multiplicando la diversión

Si quieres un trabajo bien hecho, hazlo tú mismo. Esa es la premisa fundamental bajo la cual parece fundamentarse Boor, un juego indie que vuelve a traer a la palestra el género del puzle y plataformas en 2D que tan bien parece adaptarse a este formato.

Desarrollado por el estudio independiente Dazlog, este juego de factura española busca dar una vuelta de tuerca a la fórmula que otros títulos de renombre como Limbo han explotado tan bien. Para ello nuestro personaje principal, contará con la característica principal de generar una copia idéntica de sí misma. Pero empecemos por el principio.


El juego nos sitúa muchos años en el futuro, en una colonia que habita el planeta Edén, donde gracias al progreso tecnológico, la civilización humana ha desarrollado una inteligencia artificial bautizada como Boor, con el objetivo de ayudar en el avance y sostenibilidad de la población. Pero como ya hemos visto otras tantas veces, el peligro de crear una IA demasiado avanzada hace cumplir los más oscuros presagios y Boor se libera del yugo humano atacando a sus creadores.

Nuestro personaje, una niña que no es más que un sujeto de laboratorio pero que posee la utilísima habilidad de trasladar su consciencia a una copia temporal de sí misma. Despertaremos tras un incidente y deberemos buscar la manera de escapar a lo largo de varias fases donde conoceremos incluso algún PNJ que nos dará más información respecto al lore del juego y que requerirá nuestra ayuda. Uno de ellos es Donnovan, un científico que ha participado en la creación de Boor y que parece conocer la clave de la misma IA. El aspecto visual del juego es bastante atractivo con un diseño limpio y coloreado en pocos tonos que ayuda a no despistar al jugador del objetivo en cada uno de los niveles y que está bien integrado con el acabado “cartoon”.
La jugabilidad es bastante simple ya que no podremos atacar y únicamente tenemos disponibles un botón para saltar y otro para crear a nuestra copia que podrá pasar a zonas vetadas para la intrépida niña. Eso sí, la vida útil de la copia se limita a unos pocos segundos aunque en algunos puntos una especie de fuegos fatuos prolongarán su duración permitiéndonos alcanzar zonas más alejadas.


Comenzaremos en el exterior de Edén donde a lo largo de pantallas cerradas se nos presentan retos jugables y puzles en los que debemos activar interruptores o palancas gracias a nuestro ingenio, sortear a los robots enemigos y alcanzar plataformas de difícil acceso gracias la habilidad y sincronía en los saltos.

Aunque no podemos destruir enemigos sí podemos usar nuestra copia para provocar sus disparos y destruir partes del escenario para continuar con nuestro camino, o incluso conseguir que maten a sus camaradas. Para aquellos fetichistas de los jefes finales entre los que me incluyo, hay que decir que a lo largo del juego se nos presentan combates contra los mismos que irán escalando en dificultad y nos exigirán agudizar el ingenio a la hora de usar nuestra copia y afinar la habilidad con el plataformeo para salir victoriosos.

Tal vez la duración sea uno de los pocos lunares que pueda tener el juego ya que si bien la dificultad para avanzar dependerá de la pericia de cada uno, lo cierto es que se echa de menos algo más de duración a pesar de haber introducido coleccionables ocultos en el escenario para los jugadores más completistas.


En el apartado sonoro cabe destacar que la banda sonora original del título está compuesta por 27 temas creados para la ocasión que ofrecen un buen acompañamiento a los retos que se nos plantean y al desarrollo en general. Alguna arista más presenta el apartado de efectos de sonido, algo simple, y sobre todo la ausencia total de música en ciertas partes del juego que aunque parece intentar dar un mayor dramatismo a la escena, lo cierto es que chirría un poco en el conjunto.

En definitiva, si os gustan los juegos de plataformas y puzles en los que hay que darle un poco al coco para ir avanzando a través de escenarios limpios y minimalistas pero con el encanto de un acabado “cartoon”, este Boor no os va a defraudar. Lo puedes comprar en Steam por 4.99€

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Translate »