Ascension, lo que pudo ser una gran serie.

En 1963, auspiciado por el presidente John F. Kennedy e impulsado por el creciente temor a la autodestrucción nuclear de la especie humana derivado de la guerra fría, se puso en marcha la iniciativa “Ascension”: el envió en secreto al espacio de una nave tripulada y autosuficiente en un viaje que duraría 100 años con destino a Proxima en Alpha-Centauri. A la mitad de dicho viaje y cuando están a punto de sobrepasar el punto de “no retorno” ocurre el primer asesinato dentro de la nave lo que hará peligrar el delicado equilibrio social en el día a día de sus 600 tripulantes.

Leyendo esta sinopsis parecería imposible que un proyecto con estos mimbres no triunfara en la pequeña pantalla y es que incluso la duración era la idónea, 6 capítulos de 45 minutos diseñados para emitirse de forma doble en 3 días, una miniserie perfecta para el consumo rápido. Pero ha sucedido todo lo contrario, la nave Ascension se ha estrellado mucho antes de llegar a su destino y los jefes del cotarro, en este caso el canal Syfy, han decido darle carpetazo a la serie antes de que comenzara a dar bandazos sin control, dejándonos a los seguidores con un clifhanger que nos dejo a todos con el culo torcido.

Y es que a pesar de que el guión es lo bastante entretenido para mantenernos delante del televisor enseguida se desvia y se entretiene con subtramas que no terminan de llevar a ninguna parte. Los guionistas y padres de la criatura desaprovechan otros temas que si que serían mucho más interesantes, como por ejemplo, la eugenesia, es decir el control de natalidad, porque no hay que olvidar que los recursos de la nave son finitos y el espacio dentro de ella también o la lucha de clases dentro de la nave, las castas que con el paso de los años se van creando dentro de la estructura social y el roce entre las distintas clases dentro de la nave, ambos temas hubieran sido realmente interesante más que “¿el quien quiere a quien?” o “¿el quien se acuesta con quien?” con el que sus creadores nos intentan enredar y que mas que aportar algo a la serie lo que en realidad hacen es ir diluyendo la premisa principal de la serie en un mar de romances e intrigas palaciegas que poco o nada tienen que ver con la idea original haciendo que vayas perdiendo el interés y esto empieza a ocurrir ya en el primer capítulo. La trama que ocurre paralelamente en la tierra, aunque no es para tirar cohetes, es bastante entretenida y nos demuestra los intereses ocultos que siempre hay detrás de todos estos proyectos y de hasta donde están dispuestas las grandes corporaciones para proteger sus secretos.

A los problemas de guión hay que añadirles que el reparto tampoco es que ayude demasiado: Gil Bellows, Brian Van Holt, Brandon P. Bell y resto del casting están en modo “donde esta mi cheque” y no transmiten emoción ninguna llegando el punto de que nos da igual lo que les pase a todos y cada uno de los integrantes de la tripulación de la nave. Solo destacar a la siempre cumplidora Tricia Helfer que si bien no está al nivel de BSG si sobresale por encima del resto del reparto, aunque eso tampoco es que fuera muy difícil.

Pero no os llevéis las manos a la cabeza, con todo lo dicho anteriormente “Ascesion” es una serie que todo amante de la ciencia ficción y en concreto de las “Space opera” tiene que ver. Parte de una premisa interesante y sabe bien cómo mantener nivel de curiosidad en el espectador lo suficientemente alto como para continuar con el siguiente capítulo sin importar que entre medias nos cuelen morcillas romanticonas más propias de series de CW o tramas con personajes que al final se disuelven en la historia sin importar nada. Los giros en la trama principal dejaran a más de uno con el paso cambiado y la puesta en escena de la serie (decorados, efectos, vestuario, fotografía) si bien no es de sobresaliente se queda en un notable alto. Quizá una Syfy debió aguantar un poco, más dar la oportunidad de una segunda temporada pero haciendo cambios en la dirección y en el guión, exigiendo a los creadores que dieran un ritmo mas ágil a los capítulos y que fueran lo suficientemente valientes como abordar temas peliagudos que se pueden dar de una sociedad “confinada” dentro de un espacio relativamente pequeño y anclada perpetuamente en una época pasada.

6 capitulos, esta en Netflix… si no tienes nada mejor que ver no pierdes nada con echarle un ojo a una serie que podría haber llegado lejos si no hubieran tenido miedo de apuntar más alto con el planteamiento del guión… una lastima.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Translate »