Análisis PS4: La Tierra Media: Sombras de Guerra. Sistema Némesis 2.0


También podéis escuchar este análisis directamente desde su programa semanal en IVOOX.

Hace poco más de 3 años la desarrolladora Monolith Productions lanzó al mercado bajo la mano de Warner Bros Interactive “La Tierra Media: Sombras de Mordor” para las consolas de la presente y pasada generación y también para PC. El título llegó sin hacer mucho ruido y con una campaña de marketing bastante ligera. No se promocionaba más allá de ser un título de acción ambientado en la obra más conocida de Tolkien, El Señor de los Anillos. El título finalmente resultó ser toda una sorpresa situándose en todas las listas de los mejores juegos de 2014. A consecuencia del éxito tanto a nivel de crítica como de ventas, ahora se lanza su segunda pare “La Tierra Media: Sombras de Guerra” dejando atrás la anterior generación para aprovechar al 100 % la potencia de los sistemas actuales (PS4, XBOX ONE y PC).

Seguimos en la piel del montaraz de Gondor Talion, que poseído por el espíritu del forjador de anillos Celebrimbor, sigue buscando saciar su sed de venganza ante Sauron; comenzando el título justo donde acabó su primera parte con la forja de un anillo único que presumiblemente dará a Talion el poder suficiente para vencer al Señor Oscuro. Justo en este momento hace acto de aparición Ella-Laraña (que por cierto en esta ocasión viene materializada en una atractiva mujer humana), que nos arrebatará el ansiado anillo; secuestrando además al imprescindible espíritu Celebrimbor (sin él Talion no puede apenas mantenerse en pie). Comienza así la aventura que tiene como primer objetivo recuperar tanto el anillo de poder como al propio Celebrimbor de las “telarañas” de Ella-Laraña.

La historia de Sombras de Mordor resultaba poco interesante. La narrativa avanzaba muy lentamente y lo que se nos contaba perdía fuerza muy pronto. Monolith ha sido muy consciente de este defecto y ha puesto un gran interés en paliarlo… Ahora tenemos numerosas secuencias de vídeo y un buen número de secundarios que resultan interesantes, sin contar además las apariciones estelares de personajes de la obra de Tolkien que por supuesto, no vamos a desvelar. Tenemos en conjunto una historia que siendo correcta, y bastante mejor que su primera parte, podría dar más de sí. Destacar eso sí, un tramo final muy interesante tanto a nivel jugable como narrativo

En el terreno de la jugabilidad, vemos al principio mucha continuidad respecto a la primera entrega. Y digo al principio porque las novedades más importantes e interesantes no aparecen hasta bien adentrado en el juego (alrededor de unas 7 – 8 horas). Las mecánicas básicas de sigilo, combate y exploración siguen ahí; pero con mejoras que potencian la experiencia. Contamos además con un árbol de habilidades muy completo e interesante que se divide en las categorías de combate, depredador, ataque a distancia, espectro, montura e historia. Cada una de ellas centradas en un tipo experiencia jugable como el combate o el sigilo y que a su vez se dividen varias sub habilidades que cambian radicalmente nuestro comportamiento en el campo de batalla llegando poder desbloquear más de un centenar de habilidades.

Sombras de Guerra, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

En torno a todo esto encontramos también una novedad con cierto componente rolero. Y es que ahora a lo largo de nuestra aventura podemos encontrar nuevas piezas de nuestro equipamiento. Estas se clasifican en niveles y dividen en varios tipos que van desde común a legendario, variando tanto los stats de las armas como los efectos de cada clase. Por si os parecía poco también les podremos equipar distintas gemas  que nos otorgaran beneficios a nuestro personaje en la salud, ataque o suerte. Si mezclamos todo lo dicho las combinación de equipo puden ser infinitas y todas ellas diferentes.

En cuanto a la estructura jugable, seguimos estando ante un sandbox.  E juego se compone de 5 regiones eliminando la monotonía visual que suponía jugar solo en Mordor. Empezaremos por Minas Ithil e iremos desbloqueando el resto a medida que cumplamos misiones. Además de las misiones principales que desarrollan la propia historia, encontramos otras secundarias como las de “Sombras del pasado” en las cuales nos ponemos en la piel de Celebrimbor cuando estaba vivo. Encontraremos además infinitas secundarias centradas en acabar con capitanes orco bajo distintas circunstancias y otras como las de enfrentar a distintos orcos en los pozos de pelea además de cientos de coleccionables repartidos por el mapa como los recuerdos de Ella-Laraña, las Puertas de Ithildin o los Artefactos Gondorianos . Sombras de Guerra nos recordaría a una mezcla de ciertos juegos ya muy vistos si no fuera por una característica única y que todavía ninguna otra compañía se ha atrevido a copiar y que ya estaba en “Sombras de Mordor”. Como todo lo demás, esta segunda entrega la ha potenciado y es lo que convierte a “Sombras de Guerra” de un buen juego a uno cercano al sobresaliente. No hablo de otra cosa que del sistema Némesis.

Sombras de Guerra, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

Podríamos calificar el sistema Némesis como un sistema de organización y comportamiento del ejército orco. En cuanto a la organización, y quitando a los orcos estándar, el ejército enemigo se ordena de abajo a arriba en capitanes, caudillos y jefes de fortaleza. Existe un sistema de relación entre ellos. Los caudillos podrán tener como guardaespaldas a uno o varios capitanes; actuando estos caudillos a su vez como defensa de los jefes de fortaleza. Esto hace que sea conveniente, antes de dirigirnos a por el objetivo principal, acabar con los obstáculos que se nos presente. Con esto como base se abre una amplia gama de posibilidades de cómo queramos jugar. ¿Vamos directos a por un caudillo? ¿O allanamos el camino eliminando a sus guardaespaldas? ¿O por qué no reclutamos directamente a estos guardaespaldas para que se infiltren y le traicionen justo en el momento en el que los ataquemos? ¿O por qué no enviamos a uno de nuestros orcos aliados a enfrentarse a otro orco cualquiera para que llame la atención y se convierta por méritos propios en guardaespaldas del caudillo que queramos asesinar? Como veis, para llevar a cabo una determinada acción, podemos coger varios caminos.

La otra cara del sistema némesis es el comportamiento de los orcos. Cada uno de estos tienen sus propios nombres y apodos, fortalezas y debilidades, habilidades y su propio equipamiento. Esto otorga a cada uno de ellos una personalidad única. Además, estos cuentan con cierta memoria que les permite adaptarse a ti en el combate bloqueando fácilmente ese ataque que tanto estás repitiendo; lo que te obliga a cambiar de estrategia con el enemigo.

Sombras de Guerra, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

Estos dos componentes (organización y comportamiento) se mezclan y agitan hasta el punto de que en el transcurso de la partida suceden cosas totalmente inesperadas que te sorprenden y mucho. Este sistema Némesis se completa con la posibilidad de formar un ejército de orcos que iremos reclutando para atacar las fortalezas enemigas (una por región). Estos momentos protagonizan los momentos más épicos del juego. Ademas tenemos la opción de asignarnos un guardaespaldas personal que nos ayude en combate cada vez que lo necesitemos. El sistema Némesis es un elemento vital en el juego y que el jugador debe ir descubriendo poco a poco. Como único punto negativo en este sentido, es que este Némesis tarda bastante en aparecer en su plenitud en el título.

Otro punto a tratar del título no es otro que la polémica suscitada con la presencia de las cajas de botín, más identificadas en el mundillo con conceptos como micro pagos o pay to win.

Estas cajas desbloquean orcos adeptos para nuestras filas, equipamiento para nuestro personaje y objetos para mejorar a nuestro propio ejército. Existen dos tipos de monedas: las de plata que se consiguen simplemente jugando y que nos permiten desbloquear las cajas básicas y las de oro (Premium) que nos permite abrir cajas que contienen elementos de mejores características que las incluidas en las normales. Nada de qué preocuparse. Estos elementos no afectan en nada al desarrollo del juego para un jugador, ya que todo lo que te dan los cofres Premium lo puedes conseguir jugando. Solo es una manera de conseguir equipamiento y adeptos de calidad de manera rápida.

Un poco distinto funcionan en su enfoque multijugador. Y es que al igual que asaltamos fortalezas de los ejércitos de Sauron, también podemos asaltar las fortalezas de los jugadores de forma online. Aquí los llamados micro pagos sí pueden determinar que un determinado jugador tenga un mejor ejército que el tuyo porque haya pagado cierta cantidad de dinero que le permita tener más rápidamente orcos mejores que los tuyos. Pero tampoco afecta de manera negativa al título ya que simplemente jugando vamos reclutando orcos de altos niveles y características.

Sombras de Guerra, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

En cuanto a duración y dificultad, estamos ante un juego largo y exigente. Existen varios niveles de dificultad, pero desde aquí recomiendo jugarlo en su máxima dificultad (Némesis). Es el propio juego el que nos advierte de que solo a través de esta dificultad conoceremos las bondades de este sistema. En lo que se refiere a duración, conseguir el 100 % del juego puede llevarnos alrededor más de 50 horas.

En cuanto al apartado gráfico también notamos una mejoría evidente respecto a Sombras de Mordor, y es que se nota que este Sombras de Guerra ya no es un título transgeneracional. Mejores texturas, resolución, efectos de iluminación… Todo ha mejorado, aunque en ningún caso estemos ante un portento gráfico. Todo funciona estable, sin tirones y con unos tiempos de carga más que aceptables. En cuanto a las animaciones también están muy conseguidas a nivel general; estando especialmente cuidadas las de Talion. Y especial mención al diseño de los orcos. La música, sin destacar en exceso (lo que viniendo del Señor de los Anillos resulta raro decir) acompaña correctamente a los distintos momentos del juego. En cuanto al sonido, sí que está muy logrado, destacando un notable doblaje al castellano que en este tipo de juegos “sandbox” se agradece y mucho al no tener que estar leyendo durante los momentos de acción.

Sombras de Guerra, análisis, entrevistas, videojuegos, cómics, series, cine y mucho más - PS4, Switch, Xbox, Pc

En definitiva, “Sombras de Guerra” es un juego de calidad muy notable, divertido y adictivo, que corrige en su mayoría los defectos de la anterior entrega, potenciando a su vez todas y cada una de las virtudes que aquella presentaba. Solo la lentitud a la hora de mostrarnos las mecánicas más interesantes del juego, la historia que parece que no termina de interesarnos del todo y la polémica provocada con la inclusión de las cajas de botín (que en ningún caso resultan intrusivos con la experiencia) son los puntos mejorables (que no negativos) a mejorar en una más que posible tercera parte.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Translate »