8DAYS, benditos 8bits – No es Pais para Frikis

8DAYS, benditos 8bits

El panorama de desarrollo indie español esta viviendo una autentica revolución estos últimos años. Vemos como pequeños estudios como Infinigon, Recotechnolgy o Drakharstudio nos están “regalando” auténticos juegazos como son Zenith, Kyurinaga’s Revenge o Ginger. Pequeños grandes juegos que suplen las carencias de medios típicas de estos estudios con grandes dosis no solo de imaginación sino con grandes ideas. A este grupo de desarrolladores españoles se les une ahora Santa Clara Games, un pequeño estudio donostiarra con ganas de crear grandes juegos y que con su segundo juego demuestran que tienen muy claro lo que quieren.

En un futuro no muy lejano la compañía de seguridad privada GOD (Gold, Oil & Diamond) se encarga de resolver cualquier problema que pueda perturbar la tranquilidad de los negocios de sus diversos clientes, enviando a sus mercenarios para dar la “solución” adecuada para cada caso, ya sea liberar una central nuclear o derrotar  a un dictador que ha dejado de ser útil para los intereses de alguno de sus clientes. El argumento en si es bastante sencillo, es más, es solo una simple excusa para ponernos en medio del decorado y comenzar con la acción.

8Days mete la directa desde el segundo “1” y nos deja claro cual va a ser la tónica durante todo el juego. Tanto si escogemos a Lola o a Mike, los dos personajes disponibles para jugar, nuestro objetivo será limpiar el mapa de todo lo que se mueva para llegar del punto A al punto B y así durante los 5 niveles de los que consta el juego. Para ello Santa Clara Games nos propone la jugabilidad típica de los Twin Stick Shooter, es decir, con el Stick izquierdo de nuestro mando movemos al personaje y con el derecho apuntamos en todas la direcciones, mientras que con los gatillos hacemos el resto de acciones como el cambio de arma (podemos llevar 2 encima), disparar o recargar.

Lo que en un principio puede parecer un juego sencillo a los pocos minutos de comenzar la partida nos damos cuenta que estos chicarrones del norte han ideado una serie de mecánicas con las que convertirán este juego en todo lo contrario a un paseo por el parque. La primera y principal es que al contrario que en la mayoría de shooter de este tipo la munición es un bien preciado, es cierto que los enemigos van soltándola cuando mueren pero aun así  si no llevamos cuidado y vamos disparando a lo loco la agotaremos y nos veremos obligados a luchar cuerpo a cuerpo, cosa muy poco recomendable, y llegando el caso podemos vernos obligados a reiniciar el nivel para repetirlo dosificando mejor nuestra munición.

Otro detalle es la IA de los enemigos, que si bien es cierto que no es nada del otro mundo, nos pondrán en jaque en más de una ocasión viendo como nuestra barra de vida (separada en 3 segmentos) baja de manera drástica. Esto unido a la cantidad de enemigos que pueblan los niveles harán las delicias de todos esos jugones que buscan un reto sin llegar a la desesperación. Para que no se nos haga monótono también nos encontraremos con fases donde reinara más el sigilo y los mapas cuentan con zonas ocultas y secretos que dotaran al juego con algo de exploración. Quizá el punto mas negativo de su jugabilidad es que el juego te pide en algunos momentos que apuntes con una precisión quirúrgica y eso es algo que con el mando de PS4 es directamente imposible tal vez en la versión de PC el juego no patine en este aspecto.

8Days hace gala de un pixelart “gordo” que es una delicia para la vista. Todo está bastante detallado, teniendo en cuenta el estilo gráfico elegido, así pues veremos pasar por pantalla desde una selva a una aldea de pescadores o una central nuclear siendo todo muy reconocible y presentándonos un mapeado lleno de color y con numerosos NPC que lo dotan de mucha vida. A nivel artístico 8Days es todo una oda y homenaje a la veterana generación de los 8bits.

En el campo sonoro brilla al mismo nivel, melodías en “chiptune” que acompañan perfectamente los niveles y que cuentan con acordes que nos recordaran a éxitos de la década de los 80’s. Los efectos de sonido cumplen con lo esperado y tampoco podemos pedirle mucho más un titulo que quiere “hacerse pasar” por un juego 8bits. Todo encaja de manera notable en el juego.

Si tenemos que detenernos en las partes negativas del juego es posible que su peor pecado sea su corta duración pues sin ser un jugador extremadamente ducho en este tipo de shooter te lo puedes ventilar tranquilamente en 4-5 horas y las opciones de rejugabilidad son muy pocas ya que ambos personajes se comportan de manera prácticamente idéntica. Por contrapartida nos viene con la opción de jugarlos a “dobles” de manera offline cosa que garantiza división y piques con los colegas.

En definitiva, Santa Clara Games nos trae un juego extremadamente divertido y adictivo que deja bien claro cuales son las señas de identidad de este prometedor estudio donostiarra y que gracias a su reducido precio 9.99€ en PS4 y 7.99€ en Steam seria un pecado dejarlo pasar.

 

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies